9 trucos para sacar el máximo partido a las rebajas

Las rebajas de verano ya están aquí, un momento óptimo para comprar lo que necesitamos y ahorrar algo de dinero. Sin embargo, en muchas ocasiones nos acabamos despistando y compramos cosas que verdaderamente no nos hacían falta. Comprar por comprar es malgastar el dinero. Si no quieres equivocarte, te damos una serie de consejos para aprovechar las rebajas y sacarles el máximo partido.

  • ¿Qué necesitas? ¿Un traje? ¿Quizás un ordenador? Las rebajas se han ampliado tanto en fechas como en catálogo, encontrando ofertas que van más allá de la ropa y los complementos, llegando a incluir tecnología, hogar, ocio… Es una buena idea anotar lo que nos hace falta: esa lavadora que comienza a fallar, el móvil que cada vez tenemos que cargarlo antes. Incluso los básicos: a nadie le viene mal una camisa blanca o unos zapatos de calidad.
  • Ponte un límite: las rebajas son para ahorrar dinero, lo que significa que o bien podemos comprar lo que necesitamos a un precio menor o ir a por algo de más calidad que ahora tiene un coste asumible. Sea como sea, no te salgas del presupuesto
  • Mejor paga en metálico. El dinero en efectivo nos ayuda a ver lo que nos estamos gastando. Con la tarjeta es muy fácil olvidarse y no ser consciente
  • No vayas a comprar con prisas: si sabes lo que necesitas, es mejor ir cuando haya poca gente y tengas tiempo para mirar bien.
  • Fundamental: comprueba los precios antes y después. Algunos comercios tienen la curiosa costumbre de inflar sus precios antes de rebajarlos o de ofrecer una rebaja que en realidad no es tal. La OCU informa que por ley ambos precios deben aparecer en la etiqueta.
  • Guarda el ticket: aunque sean rebajas, sigues teniendo el mismo derecho a devolver lo que compres y reclamar si algo no está en buen estado. Ni la garantía ni el servicio postventa deben cambiar en rebajas.
  • Aunque las rebajas duran varias semanas, lo ideal es acudir al principio para poder hacerse con lo más interesante. De lo contrario, encontraremos tallas “raras” o modelos poco interesantes.
  • Cuidado con los carteles: es frecuente dar con atractivas ofertas cuya letra pequeña no lo es tanto.
  • Compra online: las tiendas físicas tienen un stock más limitado, mayor afluencia de público  y unos horarios. Comprando por internet podemos comparar con tranquilidad e incluso disfrutar de mejores ofertas.

 

Post your thoughts


1 × nueve =