Sencillas medidas de conciliación laboral que mejoran la productividad y la satisfacción en el trabajo

Una de las cosas más valoradas por los trabajadores es la flexibilidad, una quimera para lograr la tan ansiada conciliación laboral que nos permita mantener una jornada de trabajo y al mismo tiempo tener tiempo para nuestras relaciones personales y el ocio. Ya hemos visto en otros artículos que el teletrabajo es una de esas modalidades que lo posibilitan, sin embargo para muchos la conversión de la presencialidad en  trabajo a distancia es sencillamente imposible: solo 1 de cada 3 empresas lo han llevado a cabo.

Una de las medidas más sencillas y efectivas para satisfacer a los empleados mediante la flexibilidad tiene lugar en las horas de entrada y salida de nuestro puesto de trabajo. Más allá de aquellos empleos que requieran un horario fijo de atención al cliente que exijan presencia dentro de unas horas, implementar esta flexibilidad otorga al trabajador la libertad de adecuar su jornada a sus día: la posibilidad de entrar más tarde para llevar a los niños al colegio o ir al gimnasio, concentrar la jornada al principio del día para poder salir cuando aún es de día para hacer recados…

Según refleja un estudio elaborado ESADE del que se hace eco Infojobs en un artículo,  3 de cada 4 empresas ya apuestan por la conciliación con esta medida. En este informe, se recoge que el 58% de las firmas ya cuenta con medidas de conciliación de alguna forma. Sin embargo, son las empresas más grandes las que encabezan la apuesta por la flexibilidad con un 77% de implantación. Desgraciadamente entre pequeñas y medianas y empresas o autónomos no es tan sencillo por la propia infraestructura del negocio. Además, la legislación tampoco ayuda.

Pero no es la única: la concesión de permisos para que los trabajadores puedan acompañar a familiares al médico, jornadas de asuntos propios y los permisos por paternidad y maternidad son otras de las medidas que facilitan la conciliación.

Con la flexibilidad ganamos todos: los trabajadores tienen más sencillo lograr el equilibrio entre la vida personal y profesional por lo que están más contentos, una acción que repercute directamente en la empresa, ya que se facilita la motivación y el compromiso.

 

Post your thoughts


5 + = once