Trabajar sin contrato de trabajo: qué consecuencias y sanciones tiene

Hace unos días os contábamos de forma clara y resumida los tipos de contratos de trabajo que podemos encontrar. Sin embargo, por increíble que parezca, todavía nos encontramos casos de personas que están trabajando sin el contrato pertinente. ¿Cuáles son las consecuencias y sanciones de trabajar sin contrato?

Para empezar, la empresa se expone a que el día menos pensado acuda un inspector de trabajo a realizar una inspección. En esos casos, una de sus tareas es comprobar si los trabajadores están dados de alta ese día, y en caso de no ser así, levanta un acta y notifica a la empresa para que realice las alegaciones pertinentes.

A partir de ese momento, lo habitual es que la empresa proceda a dar de alta al trabajador, algo que por rápido que actúe, tendrá validez al día siguiente de ejecutarse, por lo que habrá una sanción.

Sanciones económicas y pérdida de ayudas para la empresa

En estos casos, la sanción recae en el empresario. Pero si el trabajador estuviera cobrando una prestación, también sería sancionado económicamente. Las penalizaciones están recogidas en el BOE, concretamente en el Real Decreto Legislativo 5/2000.

Para la empresa, estas sanciones económicas pueden ir en una horquilla que oscila entre los 3.126 euros a los 10.000 euros , una cantidad que dependerá de la evaluación del inspector de trabajo.

Además, el empresario tendrá que asumir las cuotas impagadas a la Seguridad social durante el tiempo que el trabajador ha estado trabajando en su empresa sin contrato.

Otra consecuencia importante es que la empresa se arriesga a perder ayudas y bonificaciones a las que estuviera beneficiándose en ese momento, pero también la imposibilidad de solicitarlas desde ese momento hasta pasados 2 años.

¿Y para el trabajador?

En el caso del trabajador, como ya hemos visto más arriba, podría ser sancionado si estuviera cobrando bonificaciones, en caso contrario, toda la responsabilidad recae sobre el empleador.

Pero también hay consecuencias. En caso de accidente o enfermedad, no estaremos protegidos por la Seguridad Social. Asimismo, tampoco se está cotizando para la jubilación o las prestaciones por desempleo.

Trabajar sin contrato es una asunto muy serio y perjudicial para todas las partes implicadas.

Post your thoughts


8 + = doce