Control horario: ¿Se puede despedir a un trabajador por no fichar?

Llevamos casi medio año con la obligatoriedad de fichar para llevar un control horario, si bien no todos los trabajadores tienen que hacerlo.  Esta medida elaborada por el gobierno ha supuesto un reto a empresas de todos los tamaños, que se han visto en la obligación de implantar de la noche a la mañana un sistema de registro de jornada bajo el riesgo de ser sancionados.

Al reto técnico del control horario se le une que en muchos casos se trata de una medida proactiva, es decir, que son los propios trabajadores los que tienen que preocuparse de fichar. Ahora bien, malos entendidos, despistes o simplemente la falta de costumbre puede llevar a un trabajador a no fichar. Incluso el trabajador podría negarse. ¿Puede en este caso ser despedido?

Teniendo en cuenta que la inmensa mayoría de convenios colectivos no registran la obligación del trabajador de fichar, es muy difícil que se si alguien se niega a registrar su jornada, sea despedido y su despido sea considerado como procedente. De hecho, al no aparecer en el convenido, no sería ni una falta. Y es que la obligación de registrar el horario recae sobre la empresa.

Obviamente, cada caso es un mundo y no es lo mismo un despiste puntual o un malentendido que una acción deliberada y reiterada. Y es que dejar que el control horario recaiga sobre el empleado no es una buena idea, y menos si esta medida se ha implantado rápido y mal, simplemente para cumplir con la ley. Ya se sabe que hecha la ley, hecha la trampa.

Sea como fuere, vamos camino del año con esta medida en vigor, por lo que ya ha habido tiempo a acostumbrarse, mejorar los registros y plantearse nuevos sistemas. Porque además, es probable que tarde o temprano esta regulación alcance a todos convenios de todos los sectores.

Post your thoughts


1 × = uno