Haz deporte: vivirás mejor y ganarás más dinero

Increíble pero cierto: un estudio del Banco Interamericano de Desarrollo asegura que además de tener mejor salud y gastar menos dinero en el médico, aquellas personas que hacen deporte son más proclives a ganar dinero que las sedentarias.

A esta a priori sorprendente conclusión se llega tras analizar hechos coyunturales como la riqueza del país, según la cual con más dinero, los ciudadanos cuentan con más instalaciones deportivas para que sus habitantes hagan deporte, o la renta del individuo. Y es que después de todo, muchos deportes como el golf, el esquí o el padel requieren cierta inversión para practicarlos. No obstante, no olvidemos que hay otros que son completamente gratis como correr, musculación o el trekking.

Así que parece estar claro que cuanto más dinero se tiene, más deporte se realiza. Pero, ¿será bidireccional esta afirmación? El estudio afirma que sí tras analizar el caso de Alemania: los trabajadores que hacían deporte lograban retribuciones entre un 6 y un 10% más altas.

¿Por qué haciendo deporte se consigue más dinero?

Para dar con la razón hay que ir más allá. Para empezar, haciendo deporte se tolera mejor la ansiedad y el estrés, enfermedades típicas de personas con altos niveles de ocupación y responsabilidad. Tanto es así, que no es raro encontrar grandes empresas con salas para hacer deportes o incentivos en forma subvención.

Otro motivo es que haciendo deporte se mejora la memoria y la capacidad de aprendizaje, con lo cual también ayuda a seguir mejorando nuestras capacidades aunque no estemos trabajando.

Muchos educadores recomiendan hacer deporte durante la infancia y adolescencia para adquirir hábitos tan necesarios para la vida y la empresa como son el trabajo en equipo, el esfuerzo , la disciplina y el sacrificio.

Asimismo, muchos deportes se realizan en grupo, una buena excusa para seguir haciendo networking en un ambiente diferente.

Aunque todas estas razones son objetivas, no podemos olvidar otra fundamental: la imagen. Tú haces deporte y obtienes numerosos beneficios en tu salud, pero también proyectas una imagen mejor hacia tus superiores, con lo cual no es de extrañar que como consecuencia sea más fácil promocionar a alguien que sea deportista. Los prejuicios están ahí y siempre será mejor que se asocie tu persona al deporte que a ser el primero que se ofrece a salir de cañas después de trabajar.

Post your thoughts


cuatro × = 12