Cómo funciona la nueva regulación PSD2 para banca online y compras por internet

Desde el 14 de septiembre las clásicas tarjetas con códigos para completar compras online de los bancos han pasado a mejor vida. Y es que con la nueva regulación europea PSD2 sobre pagos digitales la seguridad de los usuarios mejorará, pero también hará que muchos potenciales compradores se lo piensen dos veces antes de dar el salto, dejando muchas compras en el tintero.

Así es la nueva regulación europea de pagos digitales

Al margen de suscripciones a servicios de streaming (Spotify, Netflix) o medios de transporte, el resto tendrán que pasar por el aro en aras de unas transacciones más seguras y que mejoren la competencia, por lo que a la larga, ganaremos todos.

Y es que a partir de ese día entra en vigor la PSD2. ¿Cómo cambiarán las transacciones? Hace unas semanas os adelantamos cómo afectaría a los comercios online, si bien estos días de entrada inminente hemos ido conociendo más detalles a la hora de ponerla en práctica.

Para empezar, los usuarios de servicios de banca online tendrán que identificarse por dos de las siguientes opciones para buena parte de las transacciones que realicen por internet: una contraseña, un dato personal del usuario como su teléfono móvil o un dato inherente al usuario, como su huella dactilar.

Este es uno de los principales problemas, ya que los reconocimientos de huellas o del iris no son tan comunes ni están tan avanzadas como implantarlas en las transacciones online. Una solución pasa por descartar la tercera y optar por el clásico envío de una contraseña mediante SMS.  En este caso, la adaptación será menor, si bien algunos usuarios estarán familiarizados con este procedimiento, pero conlleva necesariamente disponer de un smartphone.

Las próximas semanas van a ser claves, tanto para los bancos como proveedores de servicios como de los comercios online, que con toda seguridad verán un descenso acusado en sus transacciones. Por supuesto, los usuarios también tendrán su opinión a la larga de esta nueva directiva europea.

 

 

 

Post your thoughts


− 4 = cero