Estas son las prestaciones a las que tienes derecho siendo autónomo

A menudo se piensa (erróneamente) que la condición de autónomo conlleva una gran cantidad de obligaciones y escasos derechos y beneficios. Este error común, fruto del desconocimiento, puede llevar a que aprovechemos las ventajas que proporciona emprender nuestro propio negocio. En Opinión Profesional queremos recordarte que si eres autónomo existen cinco prestaciones a las que puedes acogerte.

Continúa leyendo Estas son las prestaciones a las que tienes derecho siendo autónomo

¿Estás preparado para ser tu propio jefe?

A lo largo de la vida laboral de muchas personas llega un momento en el que nos hacemos la misma pregunta: ¿debería emprender un negocio? O lo que es lo mismo: ¿Debería hacerme autónomo? Algunos lo hacen por necesidad, otros porque verdaderamente creen que ser su propio jefe les hará crecer como profesionales, ganar más dinero y/o poder gestionar mejor su tiempo. Cuando se toma una decisión de este calado es porque la idea es para mejor, pero no todo el mundo vale.

Ser autónomo implica estar siempre tomando tus propias decisiones. Y para tener que elegir hay que asumir riesgos, pero también apechugar con las consecuencias de estas y la responsabilidad que ello conlleva. Sin respaldos de otras personas, solo con tus idea de proyecto.

Y es que ser tu propio jefe es una moneda con dos caras en los que más que ser tu propio jefe, en realidad lo que tienes son muchos jefes: tus clientes. Esto significa que en numerosas ocasiones tocará hacer cosas que nos gusten menos y sentir la presión en forma de plazos y presupuestos. Por supuesto, a veces tocará decir que no, con la incertidumbre que conlleva.

Siendo tu propio jefe también te enfrentarás a la tarea de la planificación, organizándonos por proyectos y, a menor escala, las jornadas, de modo que podamos maximizar el rendimiento del tiempo empleado. Organizarse sobre el papel es teóricamente sencillo, pero hemos de ser flexibles porque los imprevistos, las llamadas de última hora y los planes que surgen de la nada o que se desvanecen se encuentran a la orden del día.

Por si todo esto fuera poco, al conocimiento y tarea que desempeñemos en nuestro negocio, también tendremos que «hacer un máster» en temas administrativos y fiscales de los que antes, en nuestra época de trabajadores por cuenta ajena, ni nos preocupábamos: desgravaciones, IVA, ayudas, subvenciones, trámites… hacerlo por uno mismo conlleva un ahorro en forma de dinero, pero una inversión en el aprendizaje y en el proceso, motivo por el cual una buena opción es recurrir a terceros, a profesionales que se encarguen de esta labor por nosotros.

Ser autónomo no es fácil, pero si eres bueno en lo que haces, podría merecer la pena. ¿Te atreves?

 

¿Merece la pena darse de baja como autónomo en verano?

A no ser que tengas un chiringuito de playa o una heladería, en general la rentabilidad de una empresa disminuye en verano. Nos sentamos a echar cuentas y un pensamiento atraviesa nuestra mente: para esto, mejor no trabajar estos meses. Después de todo, con el sistema actual tienes que pagar lo mismo factures 300 o 3.000 euros. Darse de baja como autónomo tiene algunos ventajas e inconvenientes que vamos a evaluar para que puedas tomar la decisión.

Las ventajas de darse de baja como autónomo en verano

La primera es más que obvia: no tener que pagar la cuota de autónomos religiosamente cada mes. Y ya está. Presta atención porque aunque el alivio económico que supone quizás no merezca tanto la pena

… y los inconvenientes de darse de baja como autónomo en verano

Pérdida de la tarifa plana en cualquiera de sus modalidades. Si estás disfrutando de la tarifa plana, puedes decir adiós para siempre. Cabe recordar que para optar a la tarifa plana es necesario haberse dado de alta por primera vez o no haber sido autónomo en los altos dos años. Si te das de baja en julio para volver en septiembre, no te saldrá muy rentable si contabas con la tarifa plana. Haz tú mismo las cuentas: de pasar a pagar 50 euros a 275. Por supuesto, si estás disfrutando de la tarifa plana ampliada por ser mujer menor de 35 años u hombre menor de 30, también puedes despedirte de la tarifa plana ampliada.

– Pérdida de la bonificación por pluriactividad: asimismo, si disfrutabas de la bonificación por combinar el trabajo por cuenta propia con el que hacías por cuenta ajena, dejarías de hacerlo al darte de baja por el mismo motivo: solo se ofrece cuando te das de alta por primera vez.

Si estás capitalizando el paro, podrían exigirte la devolución el caso de no llegar a los 12 meses mínimos establecidos.

– Del mismo modo, también podrías perder bonificaciones por paternidad y maternidad.

– Sin facturas. Durante el tiempo en el que estés dado de baja como autónomo, no podrás emitir ningún tipo de factura, ni aunque sea puntual.

No podrás contabilizar el IVA soportado de bienes y servicios relacionados con tu actividad durante los meses de verano.

– Cuando te des de alta en septiembre, tendrás que repetir todos esos tediosos trámites burocráticos. Que además deberás hacer dos veces: al darte de baja y al darte de baja.

Darse de baja no es tan sencillo: Hacienda y la seguridad social te requerirán no tener deudas pendientes con la administración y en algunos casos hasta deberás redactar una escritura pública explicando las razones

Ley de Reformas Urgentes del Trabajo Autónomo: todas las novedades

Desde el 1 de enero de 2018 han entrado en vigor una serie de medidas que faltaban por implementarse a la nueva Ley de Reformas Urgentes del Trabajo Autónomo promulgada en octubre con objeto dar espaldarazo a un colectivo que llevaba años demandando una normativa más flexible, ágil y ventajosa.

Así, con el comienzo de 2018, son efectivas las siguientes medidas:

  • La tarifa plana de 50 euros mensuales se prolonga un año más, tras el cual se podrá reducir un 50% en la cuota de autónomos otros 6 meses posteriores y finalmente un 30% 6 meses más. Los hombres menores de 30 y las mujeres de menos de 35 años se beneficiarán adicionalmente de un año más de tarifa plana.
  • Las personas con discapacidad, víctimas de violencia de género o de terrorismo, tendrán que abonar una cuota de autónomos con una reducción del 80% durante el primer año y del 50% menos durante los cuatro años siguientes.
  • Desde el día que te des de alta como autónomo, empezarás a cotizar. De este modo, solo se pagarán los días cotizados y no por mes completo, como en la antigua ley.
  • Podrás darte de alta y baja como autónomo hasta 3 veces durante un año natural en función de tus necesidades.
  • Asimismo, podrás cambiarte de base de cotización hasta 4 veces durante un año natural, algo fundamental para los autónomos estacionales.
  • Si realizas tu actividad económica en tu domicilio, podrás deducirte hasta el 30% del importe de las facturas de suministros, como el agua, luz e internet.
  • Si tienes recargos por deudas en la Seguridad Social, podrás reducir al 10% el primer mes natural.

Estas medidas se unen a las que entraron en vigor en octubre relativas a la reducción en gastos por comidas, la pensión al jubilarse teniendo asalariados a cargo, independencia de la cuota de autónomos  respecto al SMI, mayor conciliación familiar, bonificación por baja por maternidad y bonificaciones por contratar a familiares.

Las nefastas consecuencias de trabajar como autónomo sin darte de alta

La economía sumergida es un mal endémico en nuestro país. Quien más quien menos conoce a alguien o incluso él mismo se ha atrevido a hacerlo en algún momento de su vida. Unos costes laborales y fiscales elevados y una normativa muy rígida favorecen que en muchos casos ante trabajos puntuales o con una facturación baja muchos opten por hacerlo sin darse de alta en el RETA o régimen especial de trabajadores autónomos.

Es cierto que en algunos casos puntuales se pueden emitir facturas sin estar dado de alta, pero en general es obligatorio que los autónomos que facturen estén dados de alta en el RETA… y si no es así, nos exponemos a unas amonestaciones muy graves.

¿Qué puede pasarte si te pilla la administración?

trabajar como autónomo sin darte de alta

Lo primero de todo que pue pasarte es que la administración te obligue a darte de alta como autónomo, algo lógico y normal, ¿no?

El problema es que también puede hacer (y de hecho lo hará) que tengas que pagar las cuotas no satisfechas desde la emisión de la primera factura… el plazo para que la administración pueda retropenalizarnos es de los últimos cuatro años.

Por si fuera poco, además de pagar todas las cuotas, serás penalizado al hacerlo fuera de plazo, con un porcentaje de recargo que van desde el 10 hasta el 35%

Y no acaba aquí la cosa. A las cuotas y los recargos se puede añadir los intereses de demora, un porcentaje del 3,75%.

Finalmente, si debemos dinero a la administración no podremos beneficiarnos de las bonificaciones propias del RETA: reducciones por discapacidad, la tarifa plana, etc.

Para que te hagas una idea, si facturas como si fueras autónomo sin serlo, te expones a tener que desembolsar la friolera de unos 4.000 euros a la Seguridad Social.  Una auténtica barbaridad que nos hará pensárselo dos veces.

Los autónomos españoles pagan mucho y reciben poco

Si eres autónomo, o tienes algún conocido que sea autónomo, sabrás que ser autónomo en España tiene unos elevados costes, escasos derechos, y además, jornadas maratorianas sin horarios para poder sacar el suelo mínimo para sacar los gastos con los que vivir y afrontar los impuestos que hay que pagar. Por si no teníamos clara la situación de nuestros autónomos, la revista Forbes publicó hace poco un reportaje en el que comparaba la situación de los trabajadores autónomos en distintos países de todo el mundo, y realmente, las comparaciones son odiosas.

De hecho, según se desprende de este informe, los autónomos españoles son los que más impuestos pagan de toda Europa, a la par que son los que menos derechos sociales tienen. Así de claro… Por poner unos ejemplos, en Holanda los autónomos pagan dependiendo del nivel de ingresos, mientras que deben pagar unos 100 euros para un seguro privado, y la primera declaración del IRPF hay que realizarlo a los cinco años del comienzo de la actividad.

man-736846_640

 

En el Reino Unido, paraíso donde los haya para hacer negocios, los autónomos también pagan en función de sus ingresos, y si sus ganancias no superan las 7.775 libras al año, deben pagar 2,7 libras a la semana a la Seguridad Social británica. Si facturan entre 7.775 y 41.450 libras, los autónomos británicos pagan el 9% de sus ingresos, y cuando tienen ingresos superiores a las 79.000 libras anuales, deben pagar el IVA de forma anual.

En Alemania, en la locomotora europea, los autónomos deben pagar una cuota de 300 euros al mes, aunque si no facturan al menos 1.700 euros al mes no deben afrontar este pago. En Portugal, nuestro vecino del este, los autónomos no pagan ni cotizaciones sociales ni IVA, debiendo pagar una vez al año el 24,5% de sus ingresos anuales.

En Francia, los trabajadores autónomos tienen que pagar un impuesto dependiendo de lo que ganen, y además tienen los mismos derechos que un trabajador por cuenta ajena. Y para acabar con la situación de los autónomos en los países de nuestro entorno, en Italia, los autónomos deben pagar al Estado el 20% de sus ganancias. Viendo estos datos, sobran las palabras sobre la situación de los trabajadores autónomos en nuestro país, ¿verdad?

En Opinión Profesional: Pros y contras de ser autónomos

Pros y contras de ser autónomo

El númera de autónomos está creciendo en nuestro país sin cesar. En unos casos, por la falta de otra salida empresarial. En otros, por la ilusión de poner en marcha un proyecto personal, o por cambiar de vida y escapar de los designios de un jefe que valora el trabajo y el esfuerzo. Si estás pesando en hacerte autónomo, en Opinión Profesional queremos exponerte hoy unos cuantos puntos para que veas los pros y los contras de ser autónomo. Una vez que te decidas, recuerda que en Acertius estaremos encantados de orientarte y ayudarte a poner en marcha tu proyecto empresarial, o a gestionar esos tediosos papeles que tan poco te gustan y que tanto tiempo te quitan de tus horas de trabajo.

Entre los puntos positivos que podemos encontrar si te haces autónomo, uno de los principales beneficios es que no tienes jefe, por lo que tus éxitos será tuyos y de nadie más, y tú te marcas también  los horarios. Tú te impones los horarios, las reuniones, las vacaciones… Puedes elegir a tus clientes, en lugar de ser impuestos por el jefe de la empresa de turno, eligiendo los proyectos en los que te implicas, pudiendo desarrollar tu creatividad sin los cortapisas de nadie. Y además, puedes desgravarte el IVA de los gastos que están relacionados con tu trabajo.

woman-690036_640

Entre los puntos en contra, aparecen varios puntos que también son a la vez puntos a favor. Por ejemplo, el tema de imponer los horarios, son un privilegio del que podemos disfrutar los autónomos, pero también son un punto negativo. El exceso de trabajo, el no saber separar la vida laboral de la familiar. En muchos casos, los autónomos tienen jornadas maratonianas que van de sol a sol, trabajando en casa día tras día incluyendo los fines de semana.

También el hecho de ser tu propio jefe, que en principio es un punto a favor, puede volverse en tu contra si el proyecto sale mal, ya que al igual que serás el responsable de tus éxitos, también lo puedes ser de tus fracasos. Otro punto negativo es que no podrás permitirte ponerte enfermo en muchas ocasiones, ya que la cuota mínima solamente cubre la enfermedad común a partir del cuarto día. Tampoco hay indemnizaciones por cierre, ni derecho a paro, a no ser que aumentes la cuota que pagues, y aún así, las condiciones para acceder a la prestación por desempleo tampoco son nada del otro mundo.

En el tema económico, tendrás que pagar todos los meses la cuota de la Seguridad Social aunque no tengas ingresos. Y además, deberás responder con tus bienes si algo sale mal. Pero eso esí, manejarás el rumbo de tu vida y de tu negocio como tú quieras, marcándote la estrategia, tus horarios y haciendo lo que realmente te gusta.