10 consejos para promocionar tu negocio en redes sociales de forma efectiva

Internet se ha convertido en muy poco tiempo en una revolución a todos los niveles. Por supuesto, a nivel comercial muchos negocios han entendido la oportunidad lanzando su propia tienda online y otros han entendido las ventajas que proporciona sustituir el espacio físico por un comercio de venta única y exclusiva en internet.

Si la semana pasada ya vimos cómo con internet el feedback es más fácil que nunca (y los problemas que presenta), hoy nos queremos centrar en simples trucos para pequeños negocios que quieran ser visibles en internet.

  • Se constante en el tiempo.  Es normal que al principio empieces con todo el furor, pero para lograr crear una comunidad es necesario pensar a medio plazo. Así que no desistas si el crecimiento es más lento de lo esperado.
  • Haz un planning de publicaciones semanales y un tiempo a invertir. Las redes sociales tienen sus curvas de aprendizaje, por lo que es previsible que requieras invertir más tiempo para montar tu presencia online en una red social, pero a partir de ese momento, elige cuidadosamente en qué invertir tu tiempo y si merece la pena. Para un pequeño negocio con presencia en redes, no debería ser más de un par de horas a la semana.
  • No todas las redes sociales valen para tu negocio. Snapchat, Instagram, Twitter, Facebook… hay muchas redes sociales, pero no todas sirven para lo mismo ni tienen el mismo público, por lo que es fácil perderse. Mientras que Snapchat tiene un público joven y su contenido es efímero, Instagram es más global y visual, Twitter consiste en microblogging con limitación de caracteres… Actualmente, la red social con mayor retorno es Facebook, simplemente por la versatilidad de sus publicaciones y porque es una red social para “viejos”, por lo que es probable que tus potenciales clientes tengan un perfil allí. Elige la red social que te dé mayor retorno.
  • Si usas varias redes sociales, no publiques lo mismo en todas ellas. Si cada red social tiene un público y unos usos, su contenido ha de estar diseñado cuidadosamente para ellos. No tiene sentido sacar lo mismo y tus seguidores se aburrirán porque total, ¿para qué seguirte en todas?
  • Aprovecha al máximo el formato de la red social para tu objetivo: encuestas, historias, vídeos, campañas publicitarias segmentadas… Aprender a usar una red social es cuestión de echarle horas, y además todo está en internet, pero siempre puedes acudir a un experto para que te oriente sobre cómo usarlas para tu negocio.
  • Crea una comunidad con contenido variado. Tener un perfil en una red social no es como subir un folleto publicitario, un craso error. Si tienes una panadería, sube contenido de recetas variadas,  vídeos de preparación, secretos, fotos atractivas. Si tienes una ferretería, publica consejos para podar, mantenimiento de una caldera, etc . En internet no vendes productos, vendes un estilo de vida.
  • Cuida a tus seguidores. No todo es publicidad: responde todas los comentarios con buen talante, se amable, no entres en temas personales y espinosos, fomenta el debate.
  •  Insistimos: responde a todos los usuarios, pero los problemas resuélvelos en privado.
  • ¿De verdad necesitas presencia en redes? Si no vas a ser capaz de cumplir estos puntos, valora seriamente limitar tu uso en las redes sociales a una reseña en Google My Business, donde podrás poner tu horario, dirección y actividad.
  • Si crees que tu negocio tiene potencial en internet o te interesa tener presencia en redes, no dudes en acudir a un profesional. Por increíble que parezca,  un sector tan poco “vendible” como los desatranques tiene una de las mejores presencias en internet de nuestro país.

Post your thoughts


+ cuatro = 8