Qué casillas de la declaración de la renta revisar para que te devuelvan dinero

Hace unos días comenzó la campaña de la declaración de la Renta 2018. Aunque todavía quedan semanas para que puedas presentar la declaración, es momento de que juntes tus nóminas, facturas y otros justificantes para elaborarla tú mismo, con ayuda de Hacienda o mediante una asesoría.

Aunque parezca difícil, es importante leer con detenimiento la declaración de la Renta y prestar atención a ciertas casillas, especialmente si queremos pagar menos o incluso que nos salga a devolver.

Las casillas clave de la Declaración de la renta

  • Rendimientos del trabajo. Además de las reducciones de los rendimientos netos, debemos prestar atención a las reducciones de la base imponible, como por ejemplo las contribuciones empresariales (casilla 8) u otros gastos deducibles, como las mutualidades de los funcionarios (casilla 13), a sindicatos (casilla 14) o a colegios profesionales (casilla 15)
  • Rendimientos de capital inmobiliario. Puedes deducirte conceptos como el impuesto de bienes inmuebles, gastos de comunidad, gastos de reparación o los intereses de la hipoteca
  • Si durante 2018 recibiste prestaciones de maternidad o paternidad, podrás deducirte las retenciones soportadas, así como los gastos de guardería
  • No son las únicas deducciones familiares. Además, puedes deducirte si tienes descendientes con discapacidad a tu cargo (Casillas 623 y 624), ascendientes con discapacidad a tu cargo (636 y 637) , cónyuge con discapacidad (645 y 646), por familia numerosa (660 y 661)
  • En caso de que tuvieras un contrato de alquiler firmado antes del 1 de enero de 2015, también podrás deducírtelo en las casillas 715-721.
  • Si antes de enero de 2013 compraste una casa o realizaste algún pago por su construcción, puedes deducírtelo por vivienda habitual
  • Si donas a fundaciones de utilidad pública, federaciones deportivas o entidades de la iglesia católica, podrás deducirlo en la casilla 723. También las donaciones a partidos políticos permiten deducirnos un 20% en sus cuotas.
  • Gastos de los autónomos, aquellas personas trabajadoras por cuenta propia pueden deducirse la parte de la vivienda que les afecta a su actividad económica y otros gastos derivados.
  • Deducciones autonómicas: revisa con atención qué permite deducirte tu comunidad autónoma: pueden ser gastos en el alquiler, por escolaridad, por nacimientos de descendientes durante el 2018. Estas casillas aparecen a partir de la 1039.

Post your thoughts


+ siete = 9