Cómo elegir bien tu sueldo

Si has decidido emprender un negocio por cuenta propia, en algún momento te habrás hecho la siguiente pregunta: ¿Qué sueldo me asigno? Y es que claro, eres tu propio jefe pero a la vez, quizás la empresa necesite más inversión.  Asimismo, puede que no estés solo y hayas iniciado este proyecto con otros socios, con distintas tareas y contribución en la empresa. Obviamente, ellos también se verán en la misma disyuntiva.

A continuación queremos darte una serie de consejos para que no falles en esta cuestión clave.

  • Fíjate en el precio de mercado. Es tan sencillo como buscar en portales de ofertas de empleo de tu sector y en tu zona, cuál es el sueldo promedio ofertado.  En todo caso, tendrás que tener en cuenta el tamaño de la empresa, la antigüedad y las tareas que desempeñas. Esto es aplicable al resto de los socios. Una cosa es la división de los beneficios teniendo en cuenta la participación en la empresa y otra los salarios que se asigne a cada uno de ellos.
  • ¿Cómo ha sido el año de la empresa? Puede que un año haya sido boyante y puedas retribuir a los trabajadores (incluido tú) con un bonus adicional. Pero claro, ¿y si ha sido un año flojo o estamos en los inicios?  A veces el emprendedor tiene que simultanear dos empleos mientras arranca la empresa o en caso de vacas flacas, incluso sacrificarse antes de dejar sin abonar a los proveedores o trabajadores. Eso sí, si la tendencia al alza es continuada, también se puede optar por incrementar los salarios.
  • Lo más normal suele ser optar por una fórmula de fijo + variable, que nos permitirá adecuar nuestra nómina a la realidad de la empresa. Además, se trata de un procedimiento bastante común en los inicios de un proyecto de estas carácter´sitias.

Post your thoughts


× nueve = 63