Trump declara la guerra a Amazon: está destrozando al pequeño comercio

Es difícil encontrar un político que maneje las redes sociales por si mismo y en el caso de hacerlo, ofrecer titulares tan suculentos como Donald Trump. El actual presidente de Estados Unidos emplea Twitter como si fueran sus propias de prensa y a veces muestra muy poca diplomacia para lo que se podría esperar en alguien que ostenta su poder. Así, ha sido duro contra el dictador de Corea del Norte o contra el mismísimo Alec Baldwin, que suele imitarle en el programa Saturday Night Live. ¿Su última batalla? Amazon y su poder.

Amazon es indiscutiblemente una de las empresas más poderosas del planeta y sus tentáculos son tan largos que ya son capaces de vender absolutamente de todo. Sus buenos precios,  envíos rápidos y baratos, una increíble política de protección de clientes,  con una atención al cliente espectacular y un servicio post venta impecable han hecho de la plataforma de Jeff Bezos la primera opción para muchos compradores.  Es incuestionable: todo el mundo ama a Amazon.

Amazon, un depredador comercial

…o quizás no. Porque Amazon tiene una oscura cara B, aquella por la que sus trabajadores se declaran en huelga ante unas condiciones laborales inadecuadas, la increíble ingeniería financiera a la hora del pago de impuestos, los escasos márgenes que somete a los vendedores que optan por vender en su plataforma y más directamente, la competencia en todos los sentidos. Ni el pequeño comercio físico ni las tiendas online pueden competir con el gigante Amazon.

Donald Trump es conocido por su escasa mano izquierda y su populismo, pero algo de razón no le falta. No obstante, paradójicamente Estados Unidos es la cuna del capitalismo encumbrado por el American Way of Life en el que solo el mas fuerte sobrevive, un ecosistema en el que Amazon ha conseguido situarse en la zona más alta de la cadena trófica, logrando marcar el ritmo del sector. ¿Ha ido Amazon demasiado lejos? ¿Comenzará la administración Trump una nueva era proteccionista?

Post your thoughts


× 3 = nueve