Tienes derecho a apagar tu teléfono después del trabajo

Un mensaje a horas intempestivas con una duda de último momento. Una llamada rápida para concretar algo. Una urgencia que no puede esperar. Un correo para confirmar algo. Son tantas las excusas para seguir colgados del móvil las 24 horas al día durante 7 días a la semana que no es de extrañar que muchos terminen hartos de la tecnología y con ganas de irse a vivir a una isla desierta.

De hecho, los últimos avances en software para estos dispositivos cuentan con temporizadores que contabilizan nuestra actividad para sacarnos los colores con el tiempo que pasamos frente a la pantalla. Pero a veces no es solo culpa nuestra, es que hay personas que no entienden de horas de cierre. La “esclavitud” del móvil no es exclusiva de los autónomos, sino que hay empresas que insisten en que estemos conectados por si acaso, una medida que en el caso del teletrabajo es todavía más flagrante.

El derecho a la desconexión digital, una realidad recogida en la legislación  y el Estatuto de trabajadores

Afortunadamente esto podría tener las horas contadas: pronto apagar el móvil después del trabajo será un derecho amparado por la ley. Para empezar, ya se está incluyendo en la Ley de Protección de Datos, de modo que los trabajadores tengan derecho a la desconexión digital. Además próximamente se incluirá en el Estatuto de los trabajadores y  al Estatuto Básico del Empleado Público, de modo que se velará por su cumplimiento mediante controles externos e internos.

Esta medida afectará a trabajadores por cuenta ajena, propia y también para aquellos que ejercen el teletrabajo y será extensiva a otros dispositivos como ordenadores portátiles. Tras recogerlo en la legislación, son los empresarios los que deberán recoger el guante, elaborando una normativa interna sobre el uso de dispositivos, tanto en su funcionamiento como derechos y obligaciones.

 

Post your thoughts


9 × dos =