Pros y contras de ser autónomo

El númera de autónomos está creciendo en nuestro país sin cesar. En unos casos, por la falta de otra salida empresarial. En otros, por la ilusión de poner en marcha un proyecto personal, o por cambiar de vida y escapar de los designios de un jefe que valora el trabajo y el esfuerzo. Si estás pesando en hacerte autónomo, en Opinión Profesional queremos exponerte hoy unos cuantos puntos para que veas los pros y los contras de ser autónomo. Una vez que te decidas, recuerda que en Acertius estaremos encantados de orientarte y ayudarte a poner en marcha tu proyecto empresarial, o a gestionar esos tediosos papeles que tan poco te gustan y que tanto tiempo te quitan de tus horas de trabajo.

Entre los puntos positivos que podemos encontrar si te haces autónomo, uno de los principales beneficios es que no tienes jefe, por lo que tus éxitos será tuyos y de nadie más, y tú te marcas también  los horarios. Tú te impones los horarios, las reuniones, las vacaciones… Puedes elegir a tus clientes, en lugar de ser impuestos por el jefe de la empresa de turno, eligiendo los proyectos en los que te implicas, pudiendo desarrollar tu creatividad sin los cortapisas de nadie. Y además, puedes desgravarte el IVA de los gastos que están relacionados con tu trabajo.

woman-690036_640

Entre los puntos en contra, aparecen varios puntos que también son a la vez puntos a favor. Por ejemplo, el tema de imponer los horarios, son un privilegio del que podemos disfrutar los autónomos, pero también son un punto negativo. El exceso de trabajo, el no saber separar la vida laboral de la familiar. En muchos casos, los autónomos tienen jornadas maratonianas que van de sol a sol, trabajando en casa día tras día incluyendo los fines de semana.

También el hecho de ser tu propio jefe, que en principio es un punto a favor, puede volverse en tu contra si el proyecto sale mal, ya que al igual que serás el responsable de tus éxitos, también lo puedes ser de tus fracasos. Otro punto negativo es que no podrás permitirte ponerte enfermo en muchas ocasiones, ya que la cuota mínima solamente cubre la enfermedad común a partir del cuarto día. Tampoco hay indemnizaciones por cierre, ni derecho a paro, a no ser que aumentes la cuota que pagues, y aún así, las condiciones para acceder a la prestación por desempleo tampoco son nada del otro mundo.

En el tema económico, tendrás que pagar todos los meses la cuota de la Seguridad Social aunque no tengas ingresos. Y además, deberás responder con tus bienes si algo sale mal. Pero eso esí, manejarás el rumbo de tu vida y de tu negocio como tú quieras, marcándote la estrategia, tus horarios y haciendo lo que realmente te gusta.

 

Post your thoughts


cuatro − 3 =