Prácticas laborales, ¿formación o abuso profesional?

Durante las últimas semanas se ha desatado la polémica con unas declaraciones del cocinero del Restaurante Abac (Barcelona) y presentador de MasterChef, Jordi Cruz, en la que aseguraba que era un privilegio que los stagiers realizasen prácticas en alta cocina a cambio de cama y comida, comparándolo con el coste de un máster. Tras estas palabras por las el ministerio de Trabajo inició una investigación sobre el tema, se abrió la caja de Pandora de las prácticas laborales.

Se entiende que una práctica laboral es una extensión del periodo formativo de un alumno, el cual, tras haber adquirido suficientes conocimientos teóricos – y en muchos casos haber concluido su carrera -, se sumerge de forma tutelada en el mercado laboral. Y es que en muchos casos lo que se aprende en los centros de formación dista mucho del día a día en el trabajo donde el tiempo y los costes son fundamentales.

Durante este periodo de prácticas, el practicante adquiere y desarrolla habilidades para su futura carrera profesional, pero también gana experiencia, descubre realmente su sector aumenta su red de contactos, logra beneficios académicos y se juega una posible contratación.

Pero no se debe obviar que las prácticas profesionales aportan un beneficio por ambas partes: la empresa adquiere mano de obra a bajo coste y tiene la oportunidad de conocer a un futuro candidato para su plantilla, y el practicante se en el sector en el que desarrollará su carrera desde cero, es decir, teniendo que “sufrir” la curva de aprendizaje en ese periodo, ya que la empresa proporciona su saber hacer, procesos productivos y supervisión al individuo, que va adquiriendo paulatinamente hasta lograr ser un trabajador más.

El tema más espinoso sin duda de las prácticas laborales son su duración, el horario y la remuneración, y es que no es lo mismo unas prácticas de 3 meses a media jornada remuneradas que trabajar durante dos años a jornada completa gratis. Desde luego, todas estas opciones deben estar claras por ambas partes antes de cerrar el contrato y debemos ser escrupulosos en su cumplimiento.

Post your thoughts


3 + = siete