Por si no lo sabías, el empleado feliz rinde mucho más

Frente a patrones de comportamiento empresarial en los que poco importaba la felicidad de sus empleados, una nueva tendencia se expande lentamente desde hace tiempo por empresas de todo el mundo: conseguir la felicidad de los trabajadores. De hecho, está totalmente comprobado que los empleados felices y optimistas rinden mucho más en su puesto de trabajo que los empleados descontentos e infelices.

Según un estudio del IOpener Institute de Oxford, los empleados que son felices en su puesto de trabajo tienen hasta un 65% más de energía, y además, sienten una vinculación mucho más estrecha con su empresa, lo que les lleva a mejorar su rendimiento y su implicación, además de potenciar el buen ambiente en la empresa, así como la cohesión o el trabajo en equipo.

Los trabajadores felices son más productivos

Precisamente, esta situación está llevando a cada día más grandes empresas a tratar de mejorar la situación de sus empleados tratando de mejorar sus condiciones laborales o preparando espacios para desconectar dentro de la empresa, desde cafeterías a zonas de juego o de relajación. De forma paralela, algunas empresas también están poniendo en marcha sistemas para conocer el grado de felicidad y satisfacción de sus empleados

A fin de cuentas, tener un ambiente laboral con empleados felices es rentable y productivo, y para alcanzar este fin, además de poner en marcha medidas como la flexibilización horaria siempre que sea posible, también es importante la implicación de empresarios y directivos a la hora de tener una plantilla motivada.

Poniendo en marcha una serie de habilidades, como la , sonreír y saludarlos, ser capaz de valorarlos y de felicitarles cuando hacen algo bien, tratarlos como colaboradores y no como subordinados a los imponer las decisiones,  los directivos reforzarán su capacidad de liderazgo, algo fundamental para tener empleados felices, y por tanto, más productivos

Post your thoughts


siete × 3 =