¿Merece la pena darse de baja como autónomo en verano?

A no ser que tengas un chiringuito de playa o una heladería, en general la rentabilidad de una empresa disminuye en verano. Nos sentamos a echar cuentas y un pensamiento atraviesa nuestra mente: para esto, mejor no trabajar estos meses. Después de todo, con el sistema actual tienes que pagar lo mismo factures 300 o 3.000 euros. Darse de baja como autónomo tiene algunos ventajas e inconvenientes que vamos a evaluar para que puedas tomar la decisión.

Las ventajas de darse de baja como autónomo en verano

La primera es más que obvia: no tener que pagar la cuota de autónomos religiosamente cada mes. Y ya está. Presta atención porque aunque el alivio económico que supone quizás no merezca tanto la pena

… y los inconvenientes de darse de baja como autónomo en verano

Pérdida de la tarifa plana en cualquiera de sus modalidades. Si estás disfrutando de la tarifa plana, puedes decir adiós para siempre. Cabe recordar que para optar a la tarifa plana es necesario haberse dado de alta por primera vez o no haber sido autónomo en los altos dos años. Si te das de baja en julio para volver en septiembre, no te saldrá muy rentable si contabas con la tarifa plana. Haz tú mismo las cuentas: de pasar a pagar 50 euros a 275. Por supuesto, si estás disfrutando de la tarifa plana ampliada por ser mujer menor de 35 años u hombre menor de 30, también puedes despedirte de la tarifa plana ampliada.

– Pérdida de la bonificación por pluriactividad: asimismo, si disfrutabas de la bonificación por combinar el trabajo por cuenta propia con el que hacías por cuenta ajena, dejarías de hacerlo al darte de baja por el mismo motivo: solo se ofrece cuando te das de alta por primera vez.

Si estás capitalizando el paro, podrían exigirte la devolución el caso de no llegar a los 12 meses mínimos establecidos.

– Del mismo modo, también podrías perder bonificaciones por paternidad y maternidad.

– Sin facturas. Durante el tiempo en el que estés dado de baja como autónomo, no podrás emitir ningún tipo de factura, ni aunque sea puntual.

No podrás contabilizar el IVA soportado de bienes y servicios relacionados con tu actividad durante los meses de verano.

– Cuando te des de alta en septiembre, tendrás que repetir todos esos tediosos trámites burocráticos. Que además deberás hacer dos veces: al darte de baja y al darte de baja.

Darse de baja no es tan sencillo: Hacienda y la seguridad social te requerirán no tener deudas pendientes con la administración y en algunos casos hasta deberás redactar una escritura pública explicando las razones

Post your thoughts


siete + 9 =