Las claves del éxito en el teletrabajo

Smartphones, portátiles, internet, el correo electrónico, la nube, las apps de mensajería como telegram o slack o de gestión como Trello, software… que facilitan el intercambio de documentos a tiempo real y una comunicación fluida entre miembros de un equipo y coordinadores. Una cosa está clara: trabajar en casa ha pasado de ser una utopía a convertirse en realidad.

En 2011 el INSHT dilucidó a través de una encuesta dos datos muy esclarecedores: el 40% de los trabajadores alarga su jornada de forma habitual y que además, dos de cada tres requieren más de 30 minutos para desplazarse a sus lugares de trabajo. En ambos casos se trata de dos hechos antagónicos en la tan deseada conciliación de la vida laboral con la profesional.

Además de una mayor flexibilidad y el ahorro de tiempo y dinero en desplazamientos para el trabajador, algo que repercute directamente en el rendimiento; el teletrabajo reporta grandes ventajas para la empresa, como es el ahorro de costes y una mayor motivación como consecuencia directa de una mayor conciliación.

Pero el teletrabajo también se enfrenta a grandes desafíos como son el aislamiento del trabajador respecto a su entorno laboral y un cierto estancamiento a medio plazo en cuanto a falta de creatividad, fruto de esa falta de intercambio de opiniones entre trabajadores, no sólo durante el trabajo, sino en las pausas del café o a la salida.

Las pymes ya son conscientes de la creciente importancia del teletrabajo y aproximadamente una de cada cinco empresas ha iniciado un plan para implantar el teletrabajo en algunas áreas de su negocio durante los últimos cinco años pero, ¿cuáles son las claves del éxito del teletrabajo?

  • El teletrabajo debe ser planificado a conciencia, ya que no es viable para todas las empresas ni para todas las áreas, siendo más factible en el sector servicios, en comerciales o desarrollo tecnológico.
  • Las condiciones laborales deben ser iguales respecto a las que existirían para el trabajador presencial.
  • No es cuestión de tiempo sino de objetivos ya que flexibilidad es una herramienta clave en el teletrabajo. Si bien, deberá haber consenso si se require que todo el equipo esté conectado en ciertos momentos.
  • Es recomendable establecer unas metas a corto plazo para poder supervisar los avances y los desafíos que vayan surgiendo, así como para intercambiar opiniones.
  • La comunicación es fundamental, tanto durante el proceso laboral vía telemática como presencialmente mediante reuniones periódicas, que fomenten que el trabajador forme parte de un grupo y no se encuentra aislado respecto a la empresa o las posibilidades de ascenso

Post your thoughts


siete − = 6