La consideración legal y fiscal de ordenadores portátiles y móviles en el teletrabajo

La COVID-19 ha acelerado la implantación del teletrabajo en muchas empresas cuando ha sido posible. Hablamos especialmente de esos trabajos que requieren de una conexión a internet, un ordenador y un teléfono móvil. Si antes era más o menos frecuente que las empresas proporcionaran coches de empresa, ahora sucede lo propio con estos dispositivos. Ahora bien, ¿cómo considerarlos legalmente? ¿Salarios en especie o herramientas de trabajo?

Siguiendo la analogía de los coches de empresa, la línea la marca el uso privado en la vida personal. Si lo usamos para desempeñar nuestra labor profesional, entonces es una herramienta de trabajo. Si estamos autorizados para usarlo en nuestro ámbito privado, entonces ha de tener una consideración fiscal de pago en especie, por lo que habría de aparecer en nuestra nómina y tributar. Esto es aplicable a dispositivos como ordenador portátil, móviles, el propio vehículo o internet, si es que nos la proporciona la empresa y nos permite usarlo para todo.

¿Cómo determinar la diferencia? Si los ordenadores cuentan con software que limita los horarios y programas empleados, estaremos entonces indiscutiblemente ante una herramienta de trabajo. No obstante y teniendo en cuenta la importancia de la seguridad y privacidad de los datos laborales ejecutado en la computadora, existe una normativa interna estricta para velar ante posibles ataques, malware o virus procedentes de un uso inadecuado.

¿y con los móviles? En este caso, y aunque también debemos velar por la seguridad del terminal, el tipo de uso de este dispositivo lo hace más propenso al uso personal. Eso sí, hay que pensar si deseamos que nuestros contactos personales y profesionales se valgan del mismo número (lo que abre la puerta a futuras confusiones en caso de que tarde o temprano se cambie de línea) y sobretodo, si queremos que alguien del ámbito laboral nos llame fuera del horario. Después de todo, para eso es un teléfono de trabajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


4 + seis =