Comienza el horario continuo verano en muchas empresas: ventajas e inconvenientes

Estamos en julio y como es habitual cada verano, numerosas empresas modificarán los horarios de sus trabajadores en lo que se conoce como el horario de verano, esto es, una jornada intensiva en la que los empleados acudirán antes al trabajo y concentrarán sus horas de trabajo hasta llegada la primera hora de la tarde, momento en el que terminarán su jornada diaria y podrán disfrutar de lo que queda del día. ¿Qué ventajas e inconvenientes tiene este horario de verano?

También como cada año, cada vez que llega esta época, más de uno se pregunta por qué no extender esta jornada continua de verano durante todo el año. Y es que el horario de verano tiene muchas ventajas, pero también importantes inconvenientes que conviene tener en cuenta antes de tomar esa decisión.

Ventajas del horario continuo de verano

  • Una de las más importantes es el aumento de productividad. Tener que reducir las horas de trabajo pero al mismo tiempo requerir cumplir unos objetivos similares a los del resto del año conlleva la necesidad una mejor organización para ser más eficientes. De este modo, se reducen los tiempos muertos. Países como Alemania o Francia trabajan 200 – 300 horas menos que en España pero su productividad es mayor.
  • Mejor conciliación del tiempo laboral con el tiempo de ocio, uno de los aspectos más relevantes a la hora de elegir un empleo. Las vacaciones en centros educativos en conjunción con el horario de verano permite que padres e hijos puedan disfrutar de más tiempo juntos. Y pasar tiempo con la familia es sinónimo de alegría y felicidad. Asimismo, disfrutar de más tiempo y horas de sol permite a trabajadores realizar otras actividades o tener la posibilidad de verse más con los amigos.
  • De acuerdo con los datos de las empresas, en épocas de jornada continua se reduce el absentismo laboral. En este sentido, factores como un menor desgaste físico y psicológico y una mayor motivación influyen.
  • Con la jornada intensiva también se reduce la siniestralidad y los accidentes laborales, una consecuencia directa de pasar menos tiempo en la oficina.

Inconvenientes  del horario continuo de verano

  •  Por supuesto, la jornada intensiva también tiene su lado oscuro. No todos los negocios pueden permitirse el horario de verano porque por su tipo de trabajo, es necesario que estén abiertos y a disposición del cliente a lo largo del día.
  • Asimismo, si no planificamos adecuadamente la estrategia de la empresa y su horario, el horario continuo puede ser un craso error, al no valorar el tiempo disponible. Como consecuencia, aumenta el estrés entre los trabajadores, que enfrentan una mayor carga de trabajo al tener que ejecutar el mismo trabajo en menos tiempo.
  • La jornada continua implica madrugar más, lo que nos lleva también a tener que acostarnos antes durante los meses de verano.

 

Post your thoughts


+ 1 = seis