El storytelling está cada día más de moda

Vivimos en un mundo hiperconectado, en el que los datos nos inundan constantemente. La bolsa, el número de desempleados, el porcentaje de mujeres en puestos directivos, las bajadas del euribor, cifrasmacroecómicas… Los datos nos rodean sin remedio. Y precisamente por eso, por la saturación de datos que nos rodean, y por el creciente aislamiento social pese al aumento de la conectividad y de las redes sociales, en el mundo del marketing triunfa la personalización, los sentimientos, y crear historias. Algo de lo que sabemos mucho en Acertius.

De hecho, cuando en una reunión vas a presentar un producto nuevo, está demostrado que el cliente se queda con un porcentaje mínimo de los datos que se le presentan. Al, final, lo que queda, es la historia que les cuentas. De eso trata precisamente el storytelling, el arte de contar algo, de rodear a un producto o servicio de una historia que sea capaz de llegar al consumidor. La neurociencia nos dice que cuando en una reunión o en una campaña de publicidad solo nos ofrecen datos y explicaciones objetivas, solo se activa una parte del cerebro. En cambio, cuando hay emociones de por medio, el cerebro se activa completamente.

storytelling

¿No has observado que muchas firmas en sus campañas de publicidad ya no nos venden las características del producto, sino que nos están contando una historia que pretende conectar emocionalmente con nosotros? ¿O en cuantas presentaciones has olvidado lo que te han explicado a los 20 minutos? Al final, los fríos datos quedan relegados en nuestra mente, frente al potencial de recuerdo que sí que tienen las experiencias y los sentimientos.

Al final, la gente se deja llevar en un porcentaje altísimo por los sentimientos que las firmas crean en torno a ellas. Compañías como Coca Cola, McDonald’s o IKEA lo aplican con éxito desde hace años. El Corte Inglés también lo está haciendo con su campaña para celebrar su 75 aniversario. Y al igual que lo hacen las empresas grandes, también lo están poniendo en marcha restaurantes que han surgido tras años de viaje de sus dueños, o tiendas o firmas de moda que han nacido tras una experiencia vital de sus propietarios. Historias que el marketing debe hacer llegar a los clientes para que les enganche y les hagan volver, humanizando y personalizando la comunicación para captar al futuro consumidor.

 

 

Post your thoughts


9 + = doce