Cómo superar el medio al fracaso

Frente a la cultura de otros países en los que el fracaso no se ve como una barrera al futuro, sino que es un mero tropiezo que permite levantarse y seguir adelante, en países como España el fracaso es un estigma que te marca y del que cuesta desprenderse. De hecho, este miedo al fracaso es un handicap para muchos emprendedores, o para muchos empresarios que no se arriesgan a poner en marcha nuevos proyectos o nuevas líneas de negocio ante el miedo al fracaso.

Evidentemente, cuando se empieza un proyecto, o cuando se decide lanzar la ampliación de una empresa, la cautela es fundamental. Y junto al optimismo y las necesarias ganas de comerse el mundo, también es necesario contar con estudios de viabilidad, y con el respaldo de empresas como Acertius para diseñar una estrategia de negocio y planificar el crecimiento.

Pero además tener las cosas claras, planificadas y de contar con respaldo profesional, también es importante deshacerse de ese miedo al fracaso tan presente en la cultura española. El miedo al fracaso es algo que no se puede eliminar, porque siempre estará ahí, sobre todo dependiendo de la personalidad de cada uno, pero sí que podemos intentar controlar ese sentimiento para autogestionarlo y trata de estar emocionalmente preparado para afrontarlo y no dejar que nos afecte en nuestra carrera profesional.

En este sentido, el fracaso, en caso de darse, puede ser la forma en que descubrimos hasta dónde podemos llegar al mostarnos nuestros instinto de supervivencia, aportándonos una experiencia única que nos ayudará en el futuro a tener nuevas oportunidades al poder aprender de nuestros propios errores . Además, los errores son parte del aprendizajo.  Por eso, es importante desterrar el miedo a equivocarnos o a fracasar, ya que como dice el refrán, el fracaso más grande es no haberlo intentado.

¿Y cómo desterramos este miedo? Lo principal, teniendo fe en nosotros mismo. Confiar en el camino que hemos elegido, llenar tu mente de pensamientos positivos y hacer todo lo posible para que nuestra idea sea un éxito. La aptitud es fundamental, y aunque luego hay elementos externos que pueden hacer tambalear nuestro proyecto, si tenemos una actitud positiva y exitosa tenemos medio camino hecho.

Dentro de esta aptitud, es importante dejar de tener miedo a aquello que todavía no ha sucedido. Estos miedos y estos pensamientos pueden llegar a paralizarnos, cuando en muchos casos, puede que muchos de estos miedos ni siquiera llegarán a ocurrir en ningún momento.  Así que recuerda. Con el fracaso, se pasa mal. Pero lo más importante es levantarse, y seguir adelante, porque el fracaso es simplemente, una mala etapa en la vida que nos ayuda a ser más fuertes.

 

Post your thoughts


5 + = trece