Cómo mejorar la competitividad del personal

Algo que es fundamental aprender en los negocios (y en la vida) es que el equilibrio es dinámico. Es decir, que algo que hoy puede funcionar, mañana puede irse a la quiebra. Todo se mueve, no hay competencia perfecta e incluso el engranaje de tu máquina puede oxidarse o quedarse obsoleto. El capital humano es un factor tan importante para el éxito como una buena idea, pero para ello es fundamental que esté motivado, comprometido y en definitiva, dando el máximo.

¿Cómo podemos mejorar la competitividad en un grupo? Os queremos dar algunas claves:

  • Crea un equipo multidisciplinar. Hacer siempre lo mismo aburre, pero además, cambiando podemos encontrar qué es lo que más nos gusta y ante una baja, podemos suplirlo sin problema. Asimismo, se implanta una idea vital: todos somos importantes, pero nadie es imprescindible.
  • Un líder debe convencer, no vencer. A veces, no se trata de demostrar que tú mandas, sino que debes lograr que todos los trabajadores se sientan identificados y se sientan parte del proyecto.
  • Define objetivos a corto, medio y largo plazo. A veces pasa que los árboles no nos dejan ver el bosque. Es mejor dividir las grandes metas en cosas pequeñas, asumibles de forma casi inmediata, para lograr satisfacción y seguir avanzando en la dirección adecuada.
  • Promoción. Cuando contratas a una persona de fuera para un puesto medio o alto, estás dando la imagen de que confías en tu plantilla. Parece un tópico, pero es agradable encontrar personas que han desarrollado toda su carrera profesional en una empresa y han ido creciendo mediante trabajo duro y promociones de ascenso.
  • Se transparente. A veces no hablamos los temas que nos preocupan por evitar preocupaciones y lo que conseguimos es justo lo opuesto. Cuando todos somos importantes, todos debemos conocer el estado actual de un proyecto o la situación real de la empresa. La información es poder.
  • Da autonomía para decidir y equivocarse. ¿Qué mejor muestra de confianza que dar libertad para que, conociendo todos los factores, un trabajador tenga margen de maniobra? Todos tenemos errores y de ellos salimos reforzados.
  • Flexibilidad siempre. Huye del presencialismo: si una persona trabaja mejor a su aire o es más rápido que los demás, ¿por qué castigarle estando más horas? El teletrabajo está lleno de ventajas para el trabajador y la empresa y además, con la flexibilidad hacemos posible que el trabajador sea feliz. Y un trabajador feliz, rinde más.

Post your thoughts


− 6 = tres