Cómo construir una marca personal

Para posicionar una empresa en este mundo competitivo, es fundamental tener una buena marca que pueda transmitir los valores de dicha marca. A nivel personal, y especialmente en el ámbito de los directivos o de las personas freelance, es igualmente importante construir una marca personal, ya que a veces, además de ser un buen profesional, también hace falta transmitirlo al mundo.

En la actualidad, en curriculum vitae se construye día a día, y las redes sociales o los blogs son un medio importante para transmitirlo y comunicarlo, proyectanto en ellas la imagen que queremos que los demás vean y que nos permitirá diferenciarnos de la competencia. Pero para proyectar esta imagen de marca personal, es necesario crear una estrategia que nos ayude a diseñarla. Una estrategia que deberá definir el objetivo que tienes profesionalmente, para poder trabajar en torno a la imagen que quieres construir, y que te llevará a conocerte perfectamente para detectar tus puntos fuertes, valores y la imagen que quieres proyectar hacia el exterior.

En este sentido, la marca personal o Personal Branding te convierte en un producto. Un producto que debes cuidar y situar en el mercado para que la gente te vea como tú quieres que te vean, construyendo una reputación online de forma lenta pero segura utilizando el marketing online para comunicar las cualidades que te distinguen de la competencia.  Y para situarte como marca personal, es importante encontrar el nicho de mercado al que dirigirte y venderte como profesional, y diseñar la estrategia de comunicación para llegar a ellos.

Si la estrategia diseñada para construir tu imagen personal es un éxito, verás como te aumentan las oportunidades laborales tanto para encontrar un empleo, nuevos proyectos si eres freelance o empresario, o para dar una conferencia, unas clases en un máster o un artículo en algún medio de comunicación digital. Y recuerda, para crear una marca personal, lo principal es que creas en ti mismo, porque si no crees tú en ti mismo, no lo hará nadie más…

 

 

 

 

 

Post your thoughts


− cinco = 1