9 trucos para aumentar tu productividad en el trabajo

Trabajar más horas no implica necesariamente una mayor productividad. Tanto es así, que a partir de un cierto número de horas nuestro rendimiento disminuye. No es tanto una cuestión de pasar horas en la oficina sino de aprovechar el tiempo de nuestra jornada laboral al máximo. ¿Cómo hacerlo? A continuación, algunas píldoras para aumentar la productividad.

  • Madruga.  Si tu trabajo te lo permite, empieza a trabajar temprano: así evitamos atascos, ruidos, llamadas inoportunas, incluso saludos… de este modo, es más fácil concentrarse. Además, cuanto antes empieces, antes acabarás.
  • Planifica lo que vas a hacer cada día. Sirve desde una libreta hasta una aplicación: cuesta muy poco tiempo trazar una lista con tus actividades y prioriza aquellas que son inamovibles de otras que podrías postergar en caso de que sea necesario. Apuntar nuestras tareas nos permite tener una visión global de nuestro trabajo y su avance.
  • Si ya tienes claro lo que vas a hacer hoy, empieza por lo más difícil, porque a primera hora estarás con mayor concentración y energía, de modo que seas más efectivo.
  • Divide y vencerás. Cuando tenemos proyectos largos, es fácil dejarnos llevar por el vértigo y perdernos. Priorizarlas y dividirlas en otras más asequibles y rápidas nos hará tener la meta clara e ir viendo avances.
  • Di no a la multitarea: ¿responder a una llamada mientras tomas nota? ¿Leer un informe al mismo tiempo que escribes un email? Hacer varias cosas a la vez no solo no nos hace ser más eficientes sino que aumenta las distracciones, haciendo más probable que cometamos errores.
  • Descansa: puede ser un café rápido o una charla distendida, pero cambiar el chip y relajarse es clave para seguir afrontando el día.
  • Un espacio ordenado te ayudará a ordenar la mente… pero también a trabajar más rápido. La eficiencia está relacionada con la organización: tener todo a mano permite que no perdamos tiempo buscando cosas.
  • El correo electrónico, las apps de mensajería y el móvil nos permiten estar siempre si surgen problemas, pero también pueden ser un sumidero de tiempo si no sabemos alejarnos cuando requerimos concentración. Dedica un tiempo a responder estas cuestiones y cíñete en la medida de lo posible a tu planning.
  • Si trabajas en equipo, rodéate de personas en las que confíes y dales margen de acción. Y si no es así, valora la opción de externalizar tareas: no es un gasto sino una inversión en personas especializadas para que puedas centrarte en lo que mejor se te da.

 

Post your thoughts


6 + cuatro =