8 claves para poner en marcha un ecommerce

¿Tienes una tienda en una calle poco transitada? ¿Tu tienda física va genial pero quieres ampliar mercado y aumentar las ventas? ¿Necesitas seguir creciendo y explorando nuevos horizontes? Entonces, no lo dudes, debes plantearte abrir una tienda online que te permita vender tu producto en internet.

No nos engañemos. Abrir una tienda online no es tarea fácil ni es camino de rosas. Como cualquier negocio, tiene sus complicaciones. Pero si tu producto es bueno y sabes gestionarla bien, tus ventas también podrán dispararse. Hoy, en Opinión Profesional, queremos darte las claves para tener una tienda online de éxito.

 1. Siéntate y piensa en la estrategia. Diseña un plan de negocio. Sí, abrir un ecommerce no es llegar, hablar con el diseñador web para crear la tienda y comenzar a vender. Debes pensar qué quieres vender y acotar los productos que vas a vender (es mejor acotar y vender lo que mejor conoces que apostar desde el principio por decenas de productos con los que igual no eres competitivo), el precio, estudiar a la competencia, ver al nicho de mercado al que quieres dirigirte, las palabras clave para posicionarte en internet… Piensa y registra también el nombre y el dominio, e intenta que tenga gancho y sea fácil recordarlo.

2. Cuida las imágenes. Vivimos en la era de la imagen, y tu tienda online tiene que ser completamente visual. Por eso, tendrás que cuidar al máximo las fotografías, para que sean atractivas y consigas retener al posible cliente hasta que se decida a realizar su compra.

3. La tienda debe ser muy intuitiva. Si quieres que tu potencial cliente finalice el proceso de compra y añada el producto a su carrito, al web tiene que ser fácil e intuitiva. Crea una web muy visual, elimina pasos innecesarios, facilita en lo posible los medios de pago… Hazlo fácil para que no se aburra y abandone el proceso de compra, un problema muy común en muchos ecommerce.

4. Diseña una estrategia de captación de clientes. Los clientes no llegarán solos a tu web por muy bueno que sea el producto que vendes. Tras definir quienes pueden ser tus clientes potenciales, deberás planificar una estrategia para darla a conocer. Desde potenciar el SEO para ser más fácilmente localizable en internet, a publicidad en Google o redes sociales, email marketing, publicidad en medios no digitales… Tampoco te olvides de la fidelización de tus clientes. Captar nuevos clientes es importante, fidelizarlos, todavía lo es más.

Ecommerce

5. Estudia el proceso de venta. Tener una tienda online no es solo crear la web. Detrás de la tienda online, hay una serie de procesos que debes de tener en cuenta. Desde la gestión del stock y el almacenaje, a la reposición de los productos que han sido vendidos, el tiempo de envío del producto desde tu almacén al cliente, o el periodo que le cuesta al fabricante enviarte el artículo desde que se lo pides hasta que lo recibes.  No te olvides también de la política de devoluciones, y de los costes que puede conllevar.

6. Cuida los costes de tu tienda. Como en todo negocio, tener controlados los costes es importante para asegurar la viabilidad del mismo. Desde los costes tecnológicos, en los que se incluye la propia tienda online, pasando por el mantenimiento de la misma, el hosting, al precio de los envíos, pasando por los costes fijos que debe tener cualquier empresa, incluyendo en este apartado el material de oficina, el alquiler del almacén, los sueldos, o los seguros.

7. Cuidado con tus proveedores. Asegúrate de buscar proveedores serios que cumplan los plazos de entrega. Si te fallan, el cliente que te ha comprado a ti solo te responsabilizará a ti.

8. Atención al envío. Como parte de la experiencia de compra, la fase del envío del producto es fundamental. Cuida con el packaging, para que sea atractivo y al cliente le haga ilusión recibirlo, aunque ya sepa lo que hay dentro, y para que proteja el envío y llegue sin peligro. Y por supuesto, garantiza el tiempo de envío al que te has comprometido, ya que un importante porcentaje de reclamaciones tiene que ver con el incumplimiento de los plazos de envío.

 

Post your thoughts


− cinco = 2