Los errores más comunes con Hacienda

Tanto si tienes una empresa como si eres autónomo, con cierta frecuencia tendrás que vértelas con Hacienda. Y es que además de la consabida declaración de la renta, será necesario realizar trámites como el pago del impuesto de sociedades, el IRPF o el impuesto del valor añadido o IVA. Todo ellos comunes y frecuentes, pero no por ello exentos de dificultad. En todo caso, equivocarse es humano. Pero como quién avisa no es traidor, procedemos a listar los errores más frecuentes con hacienda.

  •  Cuidado con la facturación: cosas como una numeración errónea o aplicar mal el IVA o que falten datos de los clientes. En caso de suceder, Hacienda puede enviar una inspección. Si detectamos un error, merece la pena emitir una nueva factura corrigiendo los fallos de la anterior.
  • Todo un clásico cuando iniciamos una actividad por cuenta propia: darse de alta en hacienda pero no en la seguridad social. Aunque se dice que si la facturación es inferior al Salario Mínimo Interprofesional se hace la vista gorda, la realidad es que es necesario darse de alta en los dos bajo pena de sufrir una sanción en caso contrario. Incluso se nos podría pedir la cuota de autónomos desde que iniciamos la actividad con intereses.
  • Ojo con el epígrafe del Impuesto de Actividades Económicas. Aunque sabemos que hay tareas difícil de enmarcar, merece la pena hacer una visita a la administración que sean estos, en caso de duda, los que nos asesoren al respecto. Cada actividad posee su epígrafe y así ha de constar, ya que la tributación variará en función de lo elegido.
  • El IVA se declara de forma trimestral. Esto quiere decir que si una factura es emitida dentro de un trimestre, habremos de declarar ese IVA en dicho trimestre la cobremos o no. Recuerda que hay que declararlo antes del día 20 del mes siguiente a la finalización del trimestre. Si lo hacemos fuera del plazo establecido, el recargo puede ser de hasta el 20%

 

Post your thoughts


ocho − = 3