Cobro indebido de ERTES: qué hacer para evitar sanciones

Los ERTES están siendo uno de los asuntos económicos más espinosos de esta pandemia COVID-19. Esta medida para tratar de paliar el crash económico producido por la COVID- 19 está causando quebraderos de cabeza desde el principio: por sus diferencias respecto a los ERES y cómo solicitarlos, el tiempo de espera hasta los cobros y ahora, también por el cobro indebido de ERTEs.

Sin ir más lejos hace unos días el SEPE publicaba una entrada en la que detallaba que, al consultar el recibo «se vea un cobro indebido que no es real y que desaparecerá cuando se realicen las regularizaciones pertinentes. Se recomienda volver a consultar el estado de la prestación más adelante, para comprobar que la situación se ha regularizado.»

Asimismo, el Servicio Público de Empleo Estatal explica que al revisar las prestaciones está notificando a las personas beneficiarias de prestaciones los cobros indebidos que se puedan haber originado. Tras la notificación, dispondremos de 30 días hábiles para realizar este trámite, sin recargos ni intereses.

Este plazo para realizar el trámite es muy importante ya que, en caso de que nos excedamos de él, corremos el riesgo de sufrir un recargo de hasta el 20 por ciento sobre el importe.

Así pues, no solo podemos quedarnos sin cobrar un ERTE que esperábamos, sino que podemos ser sancionados. ¿Cómo evitarlo? Lo primero de todo es ceñirnos a ese plazo establecido, pero también es posible que no nos enteremos de la notificación.

En este sentido es importante conocer que las notificaciones se llevan a cabo a través del correo ordinario donde se detalla tanto el plazo disponible y el motivo para reclamar la cantidad como el importe exacto. Con esto claro, en la notificación aparecerá Banco de España donde ha de realizarse la transferencia y la dirección de correo electrónico donde se debe enviar una copia del resguardo de la operación. En todo caso, esta información general de trámites de cobros indebidos también está en la web del SEPE.

Además, también podremos fraccionar o solicitar el aplazamiento de la deuda, en cuyo caso habremos de soportar los intereses de demora. ¿Y si no estamos de acuerdo con la reclamación? En ese caso podremos presentar alegaciones en un plazo de 10 días desde la recepción del aviso.

Si tienes cualquier duda, no dudes en ponerte en contacto con nosotros en el 976796240 o enviando un mail a info@acertois.es. En Acertius estaremos encantados de asesorarte.

Impuestos que puedes aplazar por el COVID-19

En plena campaña de la declaración de la renta 2019, queremos recordar que Hacienda mantiene plazos para que las empresas y personas fiscales presenten sus impuestos (salvo en Canarias, como leemos en el comunicado publicado en su web) . ¿Qué quiere decir esto? Pues que como cada trimestre, toca presentar impuestos tributarios como el 111, 115,123, 303, 309, 120,131 y 349, según proceda.

A modo de recordatorio, porque sabemos que son fechas complicadas, queremos recordarte que hasta el 20 de abril tienes de plazo para presentar:
– Los modelos 111 y 115 de retenciones del primer trimestre
– Los modelos 303 (o 309) de autoliquidación del IVA
– Modelo 349 para operaciones intracomunitarias
– 130 o 131 para pagos fraccionados de la renta
– Si eres una PYMES, también el pago fraccionado del impuesto de sociedades (modelo 202)

No podemos perder de vista que muchas empresas y autónomos han tenido que cesar su actividad y no solo eso, es que las salidas a la calle están restringidas, lo que ha acelerado el teletrabajo y la comunicación telemática con asesores como Acertius, que seguimos trabajando para ayudarte a cumplir con tus obligaciones sin preocuparte.

Pero sí que podrás pagarlos más tarde

Si bien no estamos exentos de solventar nuestras obligaciones fiscales, gracias al Real Decreto Ley 7/2020 sí que es posible demorar el pago de algunos de estos impuestos.

Para disfrutar de esta moratoria en el pago es necesario ser un autónomo o empresa y cumplir las siguientes condiciones:
– Con un volumen de operaciones al año inferior a los 6.010.121,04 euros
– El límite aplazado sin garantías es de 30.000 euros
– El aplazamiento máximo es de medio año, con 3 meses de carencia

Los impuestos cuyo pago puede aplazarse son:
-Las retenciones e ingresos a cuenta (111,115,123)
– Los pagos fraccionados del IRPF (130 y 131)
– Pagos a cuenta del impuesto de sociedades (2020)
– Declaración trimestral del IVA (303) sin intereses

Si quieres aplazar los pagos, simplemente es necesario rellenarlos desde la web de la Agencia Tributaria y seleccionar, según convenga, ‘Reconocimiento de deuda con solicitud de aplazamiento’ o ‘Ingreso parcial y reconocimiento de deuda con solicitud de aplazamiento’.

Si quieres más información, no dudes en ponerte en contacto con Acertius.

Cómo afecta el coronavirus COVID19 a la declaración de la renta 2019

Nos encontramos en una situación excepcional a causa del coronavirus COVID19, por lo que el gobierno y la administración están tomando una serie de medidas sociales, económicas y sanitarias para tratar de minimizar el impacto de la pandemia. Mientras tanto se acerca el 1 de abril, la tradicional fecha para abrir la campaña de la declaración de la renta 2019. ¿Cambia algo este año con el COVID19?

Para empezar, el ministerio de hacienda ha optado por mantener fechas, por lo que dispondremos desde el 1 de abril hasta el 30 de junio para realizarla, a pesar de que muchos trámites de carácter presencial se han visto afectados por el coronavirus. ¿La razón? Que la mayoría de declaraciones salen a devolver y que un 88% de estas se tramitan a través de internet. Así pues, por el momento el coronavirus no ha afectado la campaña de la renta 2019. Pero sí que hay cambios.

Novedades en la renta 2019

Entre las novedades de la declaración de la renta 2019 se encuentra una simplificación de la consignación de los inmuebles, una nueva medida que se publicó recientemente en el BOE. Ahora lo encontraremos en un solo apartado. De este modo, el borrador desglosa los conceptos necesarios para el cálculo del rendimiento neto del capital.

No es la única simplificación: la identificación del domicilio fiscal del contribuyente aparecerá en un apartado independiente, de modo que se reduzcan las cargas fiscales indirectas.

También se simplifica la declaración de rendimientos de actividades económicas de estimación directa. Y es que desde Hacienda se cree que con estas simplificaciones la administración será más eficiente.

Como ya sucediera el año pasado, los contribuyentes podremos acceder a nuestro borrador desde la web a través del programa Renta gracias a nuestro certificado electrónico, cl@ve PIN o el número de referencia. A partir de aquí, podremos visualizarlo, realizar modificaciones, confirmarlo y presentarlo.

En Acertius podemos elaborar tu declaración de la renta 2019 ¡Ponte en contacto con nosotros!

Nuevos modelos 770 y 771: así es como puedes ahorrar hasta un 25% en tus recargos por deudas

A partir del próximo 1 de mayo entrará en vigor dos nuevos modelos tributarios que van a permitir ahorrar hasta un 25% en los recargos por deudas: se trata de los modelos 770 y 771. Esto es todo lo que debes saber de estos nuevos modelos tributarios.

Con los modelos 770 y 771 será posible realizar una regularización voluntaria de nuestras deudas antes de ser notificados por la Agencia Tributaria. De ser así, podremos beneficiarnos de un ahorro de hasta el 25% en esos recargos asociados a las deudas generadas a través de impuestos presentados mediante autoliquidación, es decir, aquellos relacionados con el impuesto de sociedades, el  Impuesto de la Renta de las Personas Físicas (IRPF), con la Renta de los no Residentes y el  Impuesto Valor Añadido (IVA).

Para qué sirven los modelos 770 y 771 y cuál es el procedimiento

¿Cómo beneficiarnos de este ahorro a través de los modelos 770 y 771? Primero es necesario que Hacienda no nos haya requerido previamente esta deuda, que el pago sea voluntario y que sean autoliquidaciones.

Así, usaremos el modelo 770 para la autoliquidacion e ingreso de intereses de demora y recargos legalmente devengados para la regularización voluntaria incluida en el artículo 252 de la Ley General Tributaria. El modelo 771 se empleará para la autoliquidación e ingreso de cuotas de conceptos impositivo y ejercicios que no estén disponibles en la Sede Electrónica.

Además, tendremos que presentar un modelo de cada para cada concepto impositivo y ejercicio o hecho imponible, así como la documentación que estimemos pertinente.

Si seguimos el procedimiento creado para los modelos 770 y 771, nos podremos ahorrar los recargos e intereses de demora, así como posibles sanciones relacionadas a la recepción de requerimientos por parte de Hacienda.

Estos modelos podrán presentarse solo a través de internet mediante la sede electrónica de la Agencia tributaria a partir del 1 de mayo. Y es que aunque con estos nuevos modelos aumente la burocracia, se trata de una medida muy interesante para autónomos y PYMES que les permitirá ser más eficientes.

Si quieres saber más, no dudes ponerte en contacto con el servicio de asesoría de Acertius. Estamos aquí para ayudarte.

 

Si quieres pagar menos en tu Renta de 2019, estas son las medidas a tomar

A este 2019 todavía le queda menos de un mes, tiempo más que suficiente para ponernos las pilas fiscalmente y tratar de rebajar las cantidades a pagar en la declaración de la renta. ¿Cómo hacerlo? Tomando las siguientes medidas para pagar menos en tu Renta 2019:

  1. Recuerda que la prestación por maternidad está exenta de IRPF y no tributa. Si fuiste madre después de la Renta de 2015 y la incluiste, podrás solicitar la rectificación y devolución.
  2. Tampoco tributan los despidos con su correspondiente indemnización (hasta 180.000 euros)
  3. Lo mismo si te quedaste en el paro y pediste la prestación por desempleo en un pago único y lo usaste para montar tu empresa o te integraste en una cooperativa.
  4. Algunas remuneraciones procedentes de trabajos en el extranjero tampoco tributan.
  5. Asimismo, las indemnizaciones por daños personales con sentencia no tributan.
  6. Si estás disfrutando de la deducción por adquisición de vivienda habitual (antes de 2013), podrás amortizar el préstamo hasta un máximo de 9.040 euros
  7. Si vas alquilar un inmueble, la reducción del rendimiento neto es del 60%
  8. Y si vives de alquiler y tu contrato es anterior a 2015 y tu base imponible es inferior a los 24.107 euros, podrás deducirte un 10,05% por alquiler de vivienda
  9. Si tienes un plan de pensiones, lo que aportes disminuirá en el IRPF: se resta cada euro destinado hasta los 8000 euros o el  30% de la suma de rendimientos del trabajo y de actividades económicas
  10. Si pagas una pensión compensatoria y anualidades por alimentos a tu expareja, podrás reducir tu base imponible
  11. Además, si mantienes económicamente a tus hijos, aunque no vivas con ellos, podrás aplicar el mínimo por descendientes (aunque no es compatible con el punto anterior)
  12. Si formas parte de una familia numerosa, podrás deducirte entre 1.200 y 2.400 euros al año, pudiendo deducir 50 euros mensuales adicionales por cada hijo que supere el número mínimo necesario para considerarse numerosa
  13. Si donas a ONGs todos los años la misma cantidad o más, puedes deducirte un  75% por los primeros 150 euros donados y el 30% sobre el resto
  14. No obstante, fiscalmente hablando sale más rentable los programas de mecenazgo
  15. Parte de la declaración recae en la comunidad autónoma en la que vives, así que merece la pena echar un vistazo a su normativa particular.

Pide cita ya en Acertius para que podamos ayudarte a reducir tu factura fiscal. Pásate por nuestras oficinas de Gran Vía 41, 1ºD (Zaragoza), o llámanos al 976 796 240 ¡Te esperamos!

 

Los errores más comunes con Hacienda

Tanto si tienes una empresa como si eres autónomo, con cierta frecuencia tendrás que vértelas con Hacienda. Y es que además de la consabida declaración de la renta, será necesario realizar trámites como el pago del impuesto de sociedades, el IRPF o el impuesto del valor añadido o IVA. Todo ellos comunes y frecuentes, pero no por ello exentos de dificultad. En todo caso, equivocarse es humano. Pero como quién avisa no es traidor, procedemos a listar los errores más frecuentes con hacienda.

  •  Cuidado con la facturación: cosas como una numeración errónea o aplicar mal el IVA o que falten datos de los clientes. En caso de suceder, Hacienda puede enviar una inspección. Si detectamos un error, merece la pena emitir una nueva factura corrigiendo los fallos de la anterior.
  • Todo un clásico cuando iniciamos una actividad por cuenta propia: darse de alta en hacienda pero no en la seguridad social. Aunque se dice que si la facturación es inferior al Salario Mínimo Interprofesional se hace la vista gorda, la realidad es que es necesario darse de alta en los dos bajo pena de sufrir una sanción en caso contrario. Incluso se nos podría pedir la cuota de autónomos desde que iniciamos la actividad con intereses.
  • Ojo con el epígrafe del Impuesto de Actividades Económicas. Aunque sabemos que hay tareas difícil de enmarcar, merece la pena hacer una visita a la administración que sean estos, en caso de duda, los que nos asesoren al respecto. Cada actividad posee su epígrafe y así ha de constar, ya que la tributación variará en función de lo elegido.
  • El IVA se declara de forma trimestral. Esto quiere decir que si una factura es emitida dentro de un trimestre, habremos de declarar ese IVA en dicho trimestre la cobremos o no. Recuerda que hay que declararlo antes del día 20 del mes siguiente a la finalización del trimestre. Si lo hacemos fuera del plazo establecido, el recargo puede ser de hasta el 20%