Cómo afecta el coronavirus COVID19 a la declaración de la renta 2019

Nos encontramos en una situación excepcional a causa del coronavirus COVID19, por lo que el gobierno y la administración están tomando una serie de medidas sociales, económicas y sanitarias para tratar de minimizar el impacto de la pandemia. Mientras tanto se acerca el 1 de abril, la tradicional fecha para abrir la campaña de la declaración de la renta 2019. ¿Cambia algo este año con el COVID19?

Para empezar, el ministerio de hacienda ha optado por mantener fechas, por lo que dispondremos desde el 1 de abril hasta el 30 de junio para realizarla, a pesar de que muchos trámites de carácter presencial se han visto afectados por el coronavirus. ¿La razón? Que la mayoría de declaraciones salen a devolver y que un 88% de estas se tramitan a través de internet. Así pues, por el momento el coronavirus no ha afectado la campaña de la renta 2019. Pero sí que hay cambios.

Novedades en la renta 2019

Entre las novedades de la declaración de la renta 2019 se encuentra una simplificación de la consignación de los inmuebles, una nueva medida que se publicó recientemente en el BOE. Ahora lo encontraremos en un solo apartado. De este modo, el borrador desglosa los conceptos necesarios para el cálculo del rendimiento neto del capital.

No es la única simplificación: la identificación del domicilio fiscal del contribuyente aparecerá en un apartado independiente, de modo que se reduzcan las cargas fiscales indirectas.

También se simplifica la declaración de rendimientos de actividades económicas de estimación directa. Y es que desde Hacienda se cree que con estas simplificaciones la administración será más eficiente.

Como ya sucediera el año pasado, los contribuyentes podremos acceder a nuestro borrador desde la web a través del programa Renta gracias a nuestro certificado electrónico, cl@ve PIN o el número de referencia. A partir de aquí, podremos visualizarlo, realizar modificaciones, confirmarlo y presentarlo.

En Acertius podemos elaborar tu declaración de la renta 2019 ¡Ponte en contacto con nosotros!

Si quieres pagar menos en tu Renta de 2019, estas son las medidas a tomar

A este 2019 todavía le queda menos de un mes, tiempo más que suficiente para ponernos las pilas fiscalmente y tratar de rebajar las cantidades a pagar en la declaración de la renta. ¿Cómo hacerlo? Tomando las siguientes medidas para pagar menos en tu Renta 2019:

  1. Recuerda que la prestación por maternidad está exenta de IRPF y no tributa. Si fuiste madre después de la Renta de 2015 y la incluiste, podrás solicitar la rectificación y devolución.
  2. Tampoco tributan los despidos con su correspondiente indemnización (hasta 180.000 euros)
  3. Lo mismo si te quedaste en el paro y pediste la prestación por desempleo en un pago único y lo usaste para montar tu empresa o te integraste en una cooperativa.
  4. Algunas remuneraciones procedentes de trabajos en el extranjero tampoco tributan.
  5. Asimismo, las indemnizaciones por daños personales con sentencia no tributan.
  6. Si estás disfrutando de la deducción por adquisición de vivienda habitual (antes de 2013), podrás amortizar el préstamo hasta un máximo de 9.040 euros
  7. Si vas alquilar un inmueble, la reducción del rendimiento neto es del 60%
  8. Y si vives de alquiler y tu contrato es anterior a 2015 y tu base imponible es inferior a los 24.107 euros, podrás deducirte un 10,05% por alquiler de vivienda
  9. Si tienes un plan de pensiones, lo que aportes disminuirá en el IRPF: se resta cada euro destinado hasta los 8000 euros o el  30% de la suma de rendimientos del trabajo y de actividades económicas
  10. Si pagas una pensión compensatoria y anualidades por alimentos a tu expareja, podrás reducir tu base imponible
  11. Además, si mantienes económicamente a tus hijos, aunque no vivas con ellos, podrás aplicar el mínimo por descendientes (aunque no es compatible con el punto anterior)
  12. Si formas parte de una familia numerosa, podrás deducirte entre 1.200 y 2.400 euros al año, pudiendo deducir 50 euros mensuales adicionales por cada hijo que supere el número mínimo necesario para considerarse numerosa
  13. Si donas a ONGs todos los años la misma cantidad o más, puedes deducirte un  75% por los primeros 150 euros donados y el 30% sobre el resto
  14. No obstante, fiscalmente hablando sale más rentable los programas de mecenazgo
  15. Parte de la declaración recae en la comunidad autónoma en la que vives, así que merece la pena echar un vistazo a su normativa particular.

Pide cita ya en Acertius para que podamos ayudarte a reducir tu factura fiscal. Pásate por nuestras oficinas de Gran Vía 41, 1ºD (Zaragoza), o llámanos al 976 796 240 ¡Te esperamos!

 

Qué trámites son necesarios para cerrar tu negocio

Un negocio se comienza con toda la ilusión del mundo, pero a veces las cosas no salen como queremos. O quizás la realidad nos sobrepasa y descubrimos que no era lo que pensábamos. Sea como sea, si has tomado la decisión de cerrar tu pequeño negocio, estos son los pasos y trámites que tienes que seguir para hacerlo bien. Puedes hacerlo tú mismo u optar por una asesoría que lo lleve a cabo.

Es probable que ya no recuerdes los pasos que seguiste al comenzar tu proyecto, pero echar el cierre implica volver a los lugares a los que fuiste y realizar trámites similares. Primero al ayuntamiento, para darte de baja en el impuesto de actividades económicas. Después acudir a Hacienda para comunicar el cese de la actividad. Finalmente, tocará pasar por la seguridad social, donde tendrás que darte de baja en el RETA o Régimen Especial de trabajadores autónomos. El orden es importante, ya que has de haber completado los trámites anteriores para rellenar el documento  TA.0521.

Tras aclarar dónde ir y qué hacer, es importante tener claro que los plazos importan, ya que si en el lapso de tiempo entre un trámite y otro pasamos de mes, tocará pagar las tasas e impuestos correspondientes. Desde que cerramos el negocio disponemos de 6 días naturales para presentar la baja en la Seguridad Social. Si has seguido los pasos, el día 1 del mes siguiente se hará efectivo. Ojo porque si nos olvidamos de darnos de baja en la seguridad social, tendremos que seguir cotizando… y si no las abonamos, iremos acumulando una deuda que irá creciendo.

Recuerda que desde que cierras ya no puedes emitir o recibir facturas. Del mismo modo, no podrás seguir incorporando datos contables en los libros de registro ni tendrás la obligación de legalizar y depositar las cuentas anuales. Finalmente, no será necesario presentar declaraciones fiscales trimestralmente (si has concluido la que estaba en vigor cuando cerraste).

Aunque cierres tu pequeño negocio, tienes la obligación de guardar durante 6 años los libros, documentación y justificantes de tu empresa a partir del último asiento. Algo que debe cumplirse incluso si hay un fallecimiento.

Cerrar un negocio no implica dejar de pagar sus deudas: tocará responder con tu patrimonio presente y futuro si fuera necesario.

Si necesitas ampliar información sobre este o sobre cualquier otro tema, no dudes en ponerte en contacto con el servicio de asesoría de Acertius. 

Cuándo me va a devolver Hacienda mi dinero de la declaración de la Renta

Falta aproximadamente un mes para que termine la campaña de la declaración de la Renta de 2018 y, a falta de los rezagados, buena parte de los contribuyentes ya ha presentado su declaración y se encuentran pendientes de pagar o de la devolución del resultado del ejercicio.

Si en tu caso la declaración de la Renta te ha salido a devolver, probablemente te encuentres pendiente del abono en cuenta… y puedes esperar, porque Hacienda todavía tiene tiempo más que de sobra para hacerlo sin ningún tipo de recargo.

A decir verdad, la Agencia Tributaria puede demorarse en realizar las devoluciones hasta 6 meses después del plazo de presentación de la declaración de la renta. En 2019, esta fecha es el 1 de julio. Si echas cuentas, descubrirás que Hacienda tiene de tiempo hasta el 1 de enero de 2020 sin que se trate de algo irregular o excepcional.

No obstante, también puede suceder que la Agencia Tributaria realice el abono mas allá del 1 de enero. En esos casos, deberá abonar más dinero en concepto de demora… a no ser que hayas recibido un aviso anterior o tu declaración y datos fiscales estén siendo analizados.

¿Qué hacer si Hacienda todavía no ha  abonado tu devolución de la Renta 2018?

En caso de que llegase el 1 de enero sin que el dinero sea abonado a tu cuenta, siempre puedes acceder a la web de la Agencia Tributaria y consultar cuál es el estado de tu declaración. Para ello, ten a mano tu clave PIN, tu número de identificación fiscal y la referencia del borrador de la declaración de la Renta 2018. Otra alternativa consiste en solicitar la devolución por escrito. Este caso solo podrás realizarlo si no hay deudas pendientes con la Administración.

Finalmente, siempre nos quedará esperar: la Agencia Tributaria tiene que comprobar y realizar muchas devoluciones, por lo que tarde o temprano llegará.

 

Por qué no es buena idea hacer tú mismo la página web de tu negocio

Hoy en día tener presencia en internet es una baza fundamental para la mayoría de los negocios: Twitter, Facebook, Instagram, Google, un blog profesional… y también a través de una página web de tu empresa. Sin ir más lejos, las pymes mueven ya más de la mitad del e-commerce.

Teniendo en cuenta que además de trabajadores, también nos hemos alfabetizado digitalmente en mayor o menor medida, es habitual que seamos nosotros mismos los que nos lancemos a crear perfiles en las redes sociales. Además, si tenemos algo de tiempo, es fácil que nos aventuremos a hacer nuestra página web corporativa, después de todo, existen plataformas a priori sencillas que nos invitan a ello en unos cómodos clics y tutoriales abundantes en internet. Craso error.

Crear una página web lleva tiempo y esfuerzo, tanto es así que si no tenemos claros los conceptos ni disponemos de los conocimientos, puede convertirse en un infierno… incluso en los detalles más pequeños.  No hace falta ser informático ni saber programación, pero una página web marca la diferencia, para bien o para mal.

Hacer una página web no es fácil, sobre todo si queremos que esté bien hecha, de una imagen profesional y atractiva y cuente con las herramientas necesarias para tu negocio, además de cumplir una serie de criterios empleados por motores de búsqueda como Google, lo que permite que tu página aparezca lo más arriba posible cuando se buscan ciertas palabras clave.

Porque la página web va a ser la carta de presentación de tu empresa ante potenciales clientes e incluso puede servir para realizar ventas online. Por eso es fundamental contactar con un profesional con experiencia que sepa qué diseño nos conviene y nos ayude a posicionar en buscadores.

Por supuesto, nosotros también somos parte importante en la creación de nuestra web: explicando cuáles son los valores y puntos fuertes de nuestra empresa, aportando información relativa a procedimientos y productos, siendo claros sobre lo que queremos que aparezca, proporcionando imágenes de calidad, documentación…

 

El calendario fiscal de 2019

Estamos acabando la temible cuesta de enero de 2019, un año lleno de cambios para los autónomos pero que, como en años anteriores, no podremos evadirnos de nuestras obligaciones fiscales. Pero además este año te proponemos que llegues a tiempo y sin excusas.

Para ello, qué mejor que estar al tanto de las fechas claves para cumplir con tus obligaciones fiscales propias del trabajo por cuenta propia. Aunque en la web de la Agencia Tributaria disponemos de un calendario detallado y muy completo, seguro que este resumen con las más importantes no te pierdes ni una sola. Toma nota en caso de que estas gestiones las realices tú mismo, sino recuerda que un asesor puede ayudarte a realizar estos trámites de forma cómoda y eficiente.

Enero

– 21 de Enero: presentación del modelo 111, que corresponde a las  retenciones e ingresos a cuenta practicados a trabajadores, profesionales o empresarios del último trimestre de 2018.

– 21 de enero: presentación del modelo 115 relativo a las retenciones por IRPF por el alquiler del último trimestre.

– 30 enero: presentación de la autoliquidación del IVA del último trimestre de 2018.

– Presentación de modelos 130 o 131 relativos a los pagos fraccionados del IRPF del último trimestre de 2018.

– Presentación del modelo 349 de declaración recapitulativa de operaciones intracomunitarias del cuarto trimestre de 2018, si es que tienes clientes en la UE.

– Presentación del modelo 390, el resumen anual del IVA de 2018.

Abril

– 1 de Abril: Presentación de la declaración de la renta 2018 y patrimonio 2018 a través de internet y del teléfono. Ojo porque si nos sale a pagar, el plazo termina el 26 de junio, sino podremos postergarlo hasta el 1 de julio.

– Hasta el 22 de abril: presentación del modelo 303 de la autoliquidación del IVA del primer trimestre, modelo 130 IRPF por estimación directa o 131 si lo hacemos por módulos. Finalmente, el modelo 115 para retención de alquileres.

Mayo

– 14 de mayo: Presentación de la declaración de la renta 2018 en espacios físicos. El plazo acaba el 1 de julio

Julio

– Del 1 al 22: presentación del modelo 303 de la autoliquidación del IVA del segundo trimestre, modelo 130 IRPF por estimación directa o 131 si lo hacemos por módulos. Finalmente, el modelo 115 para retención de alquileres.

Octubre

– Del 1 al 21:  presentación del modelo 303 de la autoliquidación del IVA del tercer trimestre, modelo 130 IRPF por estimación directa o 131 si lo hacemos por módulos. Finalmente, el modelo 115 para retención de alquileres.

Noviembre

– 5 de noviembre: Si la declaración nos ha salido a pagar, ingreso del segundo plazo de la declaración anual de 2018, en caso de fraccionamiento.

Para que no se te pase nada y puedas optar a todas las deducciones posibles, no dudes en ponerte en manos de un profesional. En Acertius estaremos encantados de ayudarte hablándote en tu idioma para que puedas respirar tranquilo sabiendo que alguien vela por tus intereses.

Se acerca el fin de año fiscal: Cómo ahorrar y pagar menos impuestos

A dos semanas para que acabe el año, ciudadanos, pymes y autónomos ya andamos a vueltas con regalos, compromisos familiares y el cierre del año fiscal, algo menos reconfortante pero necesario. Para ayudarte en esta tarea, te damos algunos consejos para ahorrar en tus deducciones e impuestos. Cuando los tengas claros, no dudes en incorporarlos en tu rutina como propósito para 2019.

Si tu familia sufre cambios, comunícalos porque la retención a cuenta del IRPF depende de tus circunstancias familiares

  • Puedes cambiar parte del salario en metálico por salario en especie, ya que algunos conceptos están exentos de pagar IRPF, como los seguros sanitarios
  • Si vas a transmitir tu casa, espera a cumplir 65 años, ya que estará libre de impuestos
  • Si puedes deducir por compra, amortiza tu hipoteca. Y es que si adquiriste tu piso o local antes de 2013, puedes deducir hasta el 15% bajo ciertas condiciones
  • Toma nota de tus gastos como profesional: colegio profesional, cuotas sindicales, pleitos… todos ellos son gastos deducibles de los ingresos del trabajo.
  • Recuerda que los donativos deducen. Si aportas tu granito de arena a ONGs y otras fundaciones sin ánimo de lucro, este año podrás deducir un 75% sobre los primeros 150 euros y un 30% sobre el resto.
  • Si estás alquilando un inmueble, puedes deducir gastos como IBI, inmobiliaria, seguros, comunidad, gastos de reparación y conservación
  • Como siempre, guarda todos los justificantes y factura de los gastos que puedas deducir: dietas, cursos y charlas de formación, material, asesoría… tanto para deducirlos como para evitar problemas futuros
  • Presta atención a las deducciones de tu comunidad autónoma. Si tienes dudas, consulta con nuestros especialistas para que te informen de las existentes.
  • No lo dejes todo para el último dia. Las prisas no son buenas, por su culpa podemos dejar pasar fechas y documentación. Es importante ser metódico y adquirir el hábito de controlar las finanzas continuamente

No esperes más, y pide cita en Acertius para que nuestros expertos en fiscalidad te aconsejen para ahorrar al máximo y que no pagues más que lo imprescindible.

 

Sencillas medidas de conciliación laboral que mejoran la productividad y la satisfacción en el trabajo

Una de las cosas más valoradas por los trabajadores es la flexibilidad, una quimera para lograr la tan ansiada conciliación laboral que nos permita mantener una jornada de trabajo y al mismo tiempo tener tiempo para nuestras relaciones personales y el ocio. Ya hemos visto en otros artículos que el teletrabajo es una de esas modalidades que lo posibilitan, sin embargo para muchos la conversión de la presencialidad en  trabajo a distancia es sencillamente imposible: solo 1 de cada 3 empresas lo han llevado a cabo.

Una de las medidas más sencillas y efectivas para satisfacer a los empleados mediante la flexibilidad tiene lugar en las horas de entrada y salida de nuestro puesto de trabajo. Más allá de aquellos empleos que requieran un horario fijo de atención al cliente que exijan presencia dentro de unas horas, implementar esta flexibilidad otorga al trabajador la libertad de adecuar su jornada a sus día: la posibilidad de entrar más tarde para llevar a los niños al colegio o ir al gimnasio, concentrar la jornada al principio del día para poder salir cuando aún es de día para hacer recados…

Según refleja un estudio elaborado ESADE del que se hace eco Infojobs en un artículo,  3 de cada 4 empresas ya apuestan por la conciliación con esta medida. En este informe, se recoge que el 58% de las firmas ya cuenta con medidas de conciliación de alguna forma. Sin embargo, son las empresas más grandes las que encabezan la apuesta por la flexibilidad con un 77% de implantación. Desgraciadamente entre pequeñas y medianas y empresas o autónomos no es tan sencillo por la propia infraestructura del negocio. Además, la legislación tampoco ayuda.

Pero no es la única: la concesión de permisos para que los trabajadores puedan acompañar a familiares al médico, jornadas de asuntos propios y los permisos por paternidad y maternidad son otras de las medidas que facilitan la conciliación.

Con la flexibilidad ganamos todos: los trabajadores tienen más sencillo lograr el equilibrio entre la vida personal y profesional por lo que están más contentos, una acción que repercute directamente en la empresa, ya que se facilita la motivación y el compromiso.

 

¿Qué es el efecto Lunes? ¿Y el efecto viernes?

Durante las últimas semanas, se está oyendo hablar del efecto lunes, una temible consecuencia de la precariedad que azota el mercado laboral español. Pero, ¿qué es el efecto lunes? Tradicionalmente a nadie le gusta el lunes: volver a madrugar, retorno a la rutina, atascos hasta la oficina o el colegio, el estrés… pero para muchos el lunes trae una buena noticia: vuelven a tener trabajo.

De acuerdo con los registros oficiales del ministerio de empleo, el lunes es el día de la semana que más altas se firman en la Seguridad Social.  Con las estadísticas en la mano se puede ver que mientras que el martes, miércoles, jueves y viernes se firman entre 65.000 y 80.000 contratos en España, los lunes esta cifra se duplica o incluso triplica.

¿Adivinas qué días son los que más bajas hay? Efectivamente, los viernes. Es lo que se conoce como Efecto viernes. Este mismo patrón también se repite el primer  y el último día de cada mes. Especialmente flagrante es durante los meses de verano.

Así, la dificultad de lograr un contrato indefinido da una vuelta de tuerca más. Ya no son los contratos por obra, es que también hay trabajadores que los fines de semana no tienen contrato. Antena 3 por ejemplo se hace eco de varios casos concretos con cauística de lo más variada: no solo trabajadores  de la construcción, la agricultura y la hostelería, sino también personal sanitario como médicos y enfermeros, es decir, que no solo afecta a trabajadores de baja cualificación.

Según Ignacio Para de Lean Abogados, esta práctica constituye una ilegalidad:

Encadenar contratos temporales es ilegal, es un fraude de ley y las empresas lo hacen para ahorrarse los costes sociales.

¿Por qué se produce el efecto lunes?

Es tan sencillo como que algunas empresas buscan reducir los costes salariales extraordinarios procedentes de soportar los empleos de los trabajadores durante los fines de semana. De este modo, se ahorran el salario de 2 de los 7 días de la semana.

En todo caso, el efecto lunes y el efecto viernes no son otra cosa que una consecuencia directa de la precariedad laboral en España y su elevada temporalidad.

La importancia del pequeño comercio en los barrios

gourmet-shop-telaviv-by-hila-shaulskiHace unas semanas os hablábamos de la enésima cruzada de Donald Trump, esta vez contra Amazon por su estrategia feroz y su astronómico volumen de ventas. Aunque el presidente de USA suele ser conocido por su escasa diplomacia y populismo, quien más quien menos se ha preguntado qué sería de su sector si un gigante como Amazon desembarcara en él. Lo hemos visto todos todos los días y en casi todos los sectores, sirva como ejemplo el emporio de Jeff Bezos o IKEA y la industria del mueble.

Pues bien, la realidad es que sí, con un volumen enorme puedes permitirte una serie de lujos que las pymes no tienen: mayor capacidad de negociación, mejores precios tanto de materias primas como de distribuidores, más optimización y eficiencia. Pero hay espacio para todos por increíble que parezca.

Vuelve a la pequeña tienda de barrio: ganamos todos

Sí, tienen cabida los grandes centros comerciales y la pequeña tienda de ultramarinos de barrio, aunque sus estrategias sean diametralmente opuestas. No puedes pedirle al supermercado la atención al cliente del ultramarinos, que te preguntará qué tal tu hija mientras te insiste en que esas cerezas han salido muy buenas, pero tampoco puedes pedirle al comercio la diversidad de oferta o los precios del hiper. Además, no siempre apetece coger el coche para comprar cuatro cosas.

Pero queremos ir un paso más allá. El pequeño comercio, las tiendas de barrio de toda la vida, dan carácter a las calles y además son necesarias. Mejoran la economía – al fin y al cabo, no todo va a ser turismo en una zona – y mejoran la imagen del lugar. Le confieren esencia. Hace no mucho tiempo cerró el mítico palentino, un bar tradicional que resistía en el chic barrio madrileño de Malasaña hasta que su dueño falleció.

Sin embargo, no se puede vivir de la imagen ni del aire. Si quieres que esas tiendas sigan estando abiertas para recibirte con una sonrisa y buenos productos hace falta un compromiso. O lo que es lo mismo: hay que acudir a ellas y comprar. El compromiso se demuestra con gestos, no solo palabras.

Estas pequeñas tiendas ya han aprendido que no pueden competir con el precio, pero sí que pueden hacerlo con una atención al cliente diferencial y cuidada, con consejos expertos, con productos frescos, de calidad y proximidad , que en muchos casos cuentan con certificaciones de kilómetro cero o de comercio justo.

Además, un supermercado también optimiza su gestión de personal, es decir, que cada vez que una tienda de barrio echa la persiana definitivamente, esos puestos de trabajo no se recuperan porque simplemente, se requiere menos personal.  Y las pymes de cualquier forma constituyen el tejido industrial y comercial del país.

Comprar no solo tiene que ser coger el coche y marcharnos a una gran superficie a estresarnos mientras llenamos el maletero con bolsas de ropa o alimentos, también puede ser una experiencia relajante por El Barrio en el que hagas recados como se ha hecho siempre y termines tomándote una cerveza. Sin coger el coche, mirando escaparates… un auténtico placer.

Con esto no te decimos que te olvides de la comodidad de comprarlo todo de una vez en un centro comercial, o de hacer la compra del mes en internet… pero ya sabes que hay cosas como los productos frescos, la panadería y pastelería, etc., que no tienen ni punto de comparación. En el equilibrio está el punto óptimo. 

Y si tú también tienes un pequeño comercio y necesitas una asesoría fiscal, laboral, contable o mercantil, recuerda que en Acertius estamos a tu disposición.