Tasa Covid: todo lo que debes saber antes de implantarla en tu negocio

Volver a la normalidad nos está costando. No es para menos: al riesgo innegable para la salud que supone salir a la calle e interacciones con otras personas se une a la incertidumbre económica y al reto de retomar la actividad con una serie de medidas de seguridad llamadas a minimizar los contagios por COVID-19.

Estas medidas de seguridad son aplicables tanto a los ciudadanos como a aquellas actividades comerciales que abran las puertas al público, siendo de obligado cumplimiento – bajo pena de sanción – y que van de la mano del cambio de fase de las diferentes Comunidades Autónomas. Es el caso de limitar el aforo, respetar las distancias de seguridad, extremar la higiene y limpieza, uso de elementos de protección individual…

Estas medidas suponen un reto a la productividad. Porque esta nueva normalidad no solo lleva asociada la vuelta al trabajo, sino también el ser menos productivos, ya que no podemos tener el mismo volumen de clientes que antes y se requiere más tiempo para optimizar nuestras instalaciones, así como una serie de materiales adicionales relacionados con la limpieza, seguridad y la higiene. Todo esto tiene un coste y algunos negocios están cobrando al cliente parte de esos gastos mediante la «Tasa Covid».

Esta «Tasa Covid» hace referencia a la peligrosidad de la exposición al virus y las medidas tomadas para garantizar la seguridad en locales como clínicas dentales, comercios, talleres, peluquerías… Y se hace patente en la factura, donde se lista este extra.

Debería tratarse de un coste ajustado al precio real, y para considerarse una buena práctica empresarial, también debería ser proporcional, es decir, repartido entre quien ofrece el servicio y quienes lo disfrutan. 

De acuerdo con la Organización de consumidores, este cobro extra es totalmente legal, siempre y cuando se avise previamente al cliente, de modo que este esté informado de la nueva práctica antes de aceptar los servicios. En caso de no ser así, el cliente está en la potestad de reclamar a los organismos de consumo pertinente.


Qué me conviene más como autónomo: tributar por ingresos o por módulos

Una de las últimas medidas aprobadas por el gobierno frente a la crisis sanitaria de la COVID-19 afecta a la economía de los autónomos. Y es que hace escasos días se aprobó la posibilidad de elegir entre tributar con el tradicional sistema de módulos o pasar a la tributación directa por ingresos. Con esta propuesta encima de la mesa, muchos autónomos se han preguntado qué les conviene más: ¿tributación por módulos o por ingresos? En este artículo tratamos de arrojar algo de luz sobre esta opción y la conveniencia o no de elegirla.

Cuando hablamos de la tributación por ingresos nos referimos al método de estimación directa, mientras que por módulos se refiere al método de estimación objetiva. Ambos módulos tienen diferentes ámbitos de aplicación que puedes consultar aquí.

La estimación por módulos u objetiva establece una escala en base a unos indicadores. Precisamente son estos los indicadores los que nos proporcionan lo que tenemos que pagar cada trimestre mediante pagos fraccionados. Por el contrario, con la estimación directa tendremos que tributar por la diferencia entre ingresos y gastos. En este sentido, la estimación directa permite una “radiografía” más exacta de las finanzas de nuestro negocio.

Por otra parte, que el detalle de la tributación por módulos sea menor es a su vez una ventaja, ya que  permite llevar la contabilidad de un modo más sencillo, pudiéndola controlar sin necesidad de usar libros de ingresos y gastos. En este sentido, bastará con almacenar las facturas emitidas y recibidas y los justificantes de los módulos aplicados. En caso de decantarnos por la estimación directa, necesitaremos el libro de cuentas.

Aunque el salto de una forma de tributación a otra exigía hasta la fecha una permanencia de tres años, el gobierno permite durante este estado excepcional que aquellos autónomos que así lo deseen puedan cambiar de forma temporal, de modo que la tributación se ajuste a sus ingresos reales.

Ante cualquier duda, no te lo pienses. En Acertius podemos ayudarte a que tomes la decisión adecuada. Estudiamos tu caso y te aconsejamos las mejores decisiones para que nunca pierdas dinero.

Impuestos que puedes aplazar por el COVID-19

En plena campaña de la declaración de la renta 2019, queremos recordar que Hacienda mantiene plazos para que las empresas y personas fiscales presenten sus impuestos (salvo en Canarias, como leemos en el comunicado publicado en su web) . ¿Qué quiere decir esto? Pues que como cada trimestre, toca presentar impuestos tributarios como el 111, 115,123, 303, 309, 120,131 y 349, según proceda.

A modo de recordatorio, porque sabemos que son fechas complicadas, queremos recordarte que hasta el 20 de abril tienes de plazo para presentar:
– Los modelos 111 y 115 de retenciones del primer trimestre
– Los modelos 303 (o 309) de autoliquidación del IVA
– Modelo 349 para operaciones intracomunitarias
– 130 o 131 para pagos fraccionados de la renta
– Si eres una PYMES, también el pago fraccionado del impuesto de sociedades (modelo 202)

No podemos perder de vista que muchas empresas y autónomos han tenido que cesar su actividad y no solo eso, es que las salidas a la calle están restringidas, lo que ha acelerado el teletrabajo y la comunicación telemática con asesores como Acertius, que seguimos trabajando para ayudarte a cumplir con tus obligaciones sin preocuparte.

Pero sí que podrás pagarlos más tarde

Si bien no estamos exentos de solventar nuestras obligaciones fiscales, gracias al Real Decreto Ley 7/2020 sí que es posible demorar el pago de algunos de estos impuestos.

Para disfrutar de esta moratoria en el pago es necesario ser un autónomo o empresa y cumplir las siguientes condiciones:
– Con un volumen de operaciones al año inferior a los 6.010.121,04 euros
– El límite aplazado sin garantías es de 30.000 euros
– El aplazamiento máximo es de medio año, con 3 meses de carencia

Los impuestos cuyo pago puede aplazarse son:
-Las retenciones e ingresos a cuenta (111,115,123)
– Los pagos fraccionados del IRPF (130 y 131)
– Pagos a cuenta del impuesto de sociedades (2020)
– Declaración trimestral del IVA (303) sin intereses

Si quieres aplazar los pagos, simplemente es necesario rellenarlos desde la web de la Agencia Tributaria y seleccionar, según convenga, ‘Reconocimiento de deuda con solicitud de aplazamiento’ o ‘Ingreso parcial y reconocimiento de deuda con solicitud de aplazamiento’.

Si quieres más información, no dudes en ponerte en contacto con Acertius.

Cómo afecta el coronavirus COVID19 a la declaración de la renta 2019

Nos encontramos en una situación excepcional a causa del coronavirus COVID19, por lo que el gobierno y la administración están tomando una serie de medidas sociales, económicas y sanitarias para tratar de minimizar el impacto de la pandemia. Mientras tanto se acerca el 1 de abril, la tradicional fecha para abrir la campaña de la declaración de la renta 2019. ¿Cambia algo este año con el COVID19?

Para empezar, el ministerio de hacienda ha optado por mantener fechas, por lo que dispondremos desde el 1 de abril hasta el 30 de junio para realizarla, a pesar de que muchos trámites de carácter presencial se han visto afectados por el coronavirus. ¿La razón? Que la mayoría de declaraciones salen a devolver y que un 88% de estas se tramitan a través de internet. Así pues, por el momento el coronavirus no ha afectado la campaña de la renta 2019. Pero sí que hay cambios.

Novedades en la renta 2019

Entre las novedades de la declaración de la renta 2019 se encuentra una simplificación de la consignación de los inmuebles, una nueva medida que se publicó recientemente en el BOE. Ahora lo encontraremos en un solo apartado. De este modo, el borrador desglosa los conceptos necesarios para el cálculo del rendimiento neto del capital.

No es la única simplificación: la identificación del domicilio fiscal del contribuyente aparecerá en un apartado independiente, de modo que se reduzcan las cargas fiscales indirectas.

También se simplifica la declaración de rendimientos de actividades económicas de estimación directa. Y es que desde Hacienda se cree que con estas simplificaciones la administración será más eficiente.

Como ya sucediera el año pasado, los contribuyentes podremos acceder a nuestro borrador desde la web a través del programa Renta gracias a nuestro certificado electrónico, cl@ve PIN o el número de referencia. A partir de aquí, podremos visualizarlo, realizar modificaciones, confirmarlo y presentarlo.

En Acertius podemos elaborar tu declaración de la renta 2019 ¡Ponte en contacto con nosotros!

Estas son las prestaciones a las que tienes derecho siendo autónomo

A menudo se piensa (erróneamente) que la condición de autónomo conlleva una gran cantidad de obligaciones y escasos derechos y beneficios. Este error común, fruto del desconocimiento, puede llevar a que aprovechemos las ventajas que proporciona emprender nuestro propio negocio. En Opinión Profesional queremos recordarte que si eres autónomo existen cinco prestaciones a las que puedes acogerte.

Continúa leyendo Estas son las prestaciones a las que tienes derecho siendo autónomo

Nuevos modelos 770 y 771: así es como puedes ahorrar hasta un 25% en tus recargos por deudas

A partir del próximo 1 de mayo entrará en vigor dos nuevos modelos tributarios que van a permitir ahorrar hasta un 25% en los recargos por deudas: se trata de los modelos 770 y 771. Esto es todo lo que debes saber de estos nuevos modelos tributarios.

Con los modelos 770 y 771 será posible realizar una regularización voluntaria de nuestras deudas antes de ser notificados por la Agencia Tributaria. De ser así, podremos beneficiarnos de un ahorro de hasta el 25% en esos recargos asociados a las deudas generadas a través de impuestos presentados mediante autoliquidación, es decir, aquellos relacionados con el impuesto de sociedades, el  Impuesto de la Renta de las Personas Físicas (IRPF), con la Renta de los no Residentes y el  Impuesto Valor Añadido (IVA).

Para qué sirven los modelos 770 y 771 y cuál es el procedimiento

¿Cómo beneficiarnos de este ahorro a través de los modelos 770 y 771? Primero es necesario que Hacienda no nos haya requerido previamente esta deuda, que el pago sea voluntario y que sean autoliquidaciones.

Así, usaremos el modelo 770 para la autoliquidacion e ingreso de intereses de demora y recargos legalmente devengados para la regularización voluntaria incluida en el artículo 252 de la Ley General Tributaria. El modelo 771 se empleará para la autoliquidación e ingreso de cuotas de conceptos impositivo y ejercicios que no estén disponibles en la Sede Electrónica.

Además, tendremos que presentar un modelo de cada para cada concepto impositivo y ejercicio o hecho imponible, así como la documentación que estimemos pertinente.

Si seguimos el procedimiento creado para los modelos 770 y 771, nos podremos ahorrar los recargos e intereses de demora, así como posibles sanciones relacionadas a la recepción de requerimientos por parte de Hacienda.

Estos modelos podrán presentarse solo a través de internet mediante la sede electrónica de la Agencia tributaria a partir del 1 de mayo. Y es que aunque con estos nuevos modelos aumente la burocracia, se trata de una medida muy interesante para autónomos y PYMES que les permitirá ser más eficientes.

Si quieres saber más, no dudes ponerte en contacto con el servicio de asesoría de Acertius. Estamos aquí para ayudarte.

 

Cómo afectara la subida del SMI a 950 euros a trabajadores y empresas

La llegada de 2020 ha traído consigo los clásicos ajustes del IPC y otras novedades como la subida de cuotas para autónomos y también la subida del salario mínimo interprofesional hasta los 950 euros. Ahora bien, ¿en qué se traduce el aumento del SMI a 950 euros para empresas y trabajadores?

Yolanda Díaz, ministra de trabajo, anunció hace unos días el aumento del SMI  de 50 euros. Así, ningún trabajador asalariado a jornada completa podrá cobrar menos de 950 euros distribuidos en 14 pagas. Esta medida trae consigo una especie de efecto dominó que, aparte de engrosar las carteras de los empleados con salarios más modestos, afecta a la administración y al tejido empresarial. Es momento de sentarnos y echar cuentas.

Para empezar, esta subida del SMI afecta a las bases mínimas de cotización del Régimen General de la Seguridad Social. Así, la base mínima de cotización subirá hasta los 1.108 euros para buena parte de las categorías profesionales. La causa se encuentra en el prorrateo del sueldo de los trabajadores en 12 pagas (sin las dos pagas extra anuales) por parte de la Seguridad Social.

Por supuesto, esta subida del salario mínimo interprofesional también repercute a las empresas cifrado en 262 euros anuales para un trabajador que cotizase por la base mínima. De esos 262 euros,  44 euros recaen en el empleado y el resto en la empresa.

De acuerdo con la encuesta de Población Activa del Instituto Nacional de Estadística, los negocios más afectados son las pequeñas y medianas empresas, ya que es ahí donde se encuentran los sueldos más bajos. Este ajuste en salarios en las empresas más pequeñas tiene como consecuencia un aumento en los costes fijos derivados de la actividad de negocios con un margen de maniobra inferior. Es mejor momento que nunca para hacer introspección en la economía de nuestra empresa con el objetivo de ser más competitivos.

Cómo gastar menos siendo autónomo: seis trucos para ahorrar

El impuesto de actividades económicas, la cuota de autónomos, suministros… ser autónomo no es ni fácil ni barato. Así que no es de extrañar que te pongas a hacer cuentas y acabes temblando. No vamos a descubrir ningún milagro o trampa no legal, pero si prestas un poco de cuidado a tu  día a día y elaboras una estrategia, podrás gastar menos. O lo que es lo mismo: optimizar tu presupuesto. Todo pasa por reducir gastos fijos.

  • Lo primero es conocer los beneficios fiscales que tenemos por el hecho de ser autónomos, esto es, ayudas, subvenciones o deducciones a los que podremos acceder. Para ello no hay nada como estar informado. Y ahí, desde Acertius podemos ayudarte. Sin duda, una de las más populares para las personas que van a emprender es la tarifa plana para autónomos, que reduce el primer año a 60 euros la cuota de autónomos.
  • Asimismo, hay una serie de gastos que son deducibles en el IRPF de los autónomos, pero no es fácil: Hacienda pone unos requisitos muy estrictos. Pero tranquilos, porque desde nuestro servicio de Asesoría te orientamos para que lo consigas.
  • Contrata una asesoría. Aunque a primera vista puede parecer que si te haces tú mismo todos los trámites ahorras dinero, no hay mayor error. Lo mejor es contar con un profesional. En las asesorías conocemos en profundidad las bonificaciones fiscales y qué temas y conceptos podemos deducirnos, lo que a la larga repercute en unas cuentas más eficientes. Además, también ahorrarás tiempo que podrás dedicar a lo que realmente te importa: sacar tu trabajo adelante y atender a tus clientes para poder facturar.
  • Cuidado con el alquiler: mejor optar por soluciones de coworking, donde se comparte el espacio con otras empresas, lo que nos permite optar a lugares con buena localización e infraestructura. Otra opción es trabajar en casa. Si es el caso, podrás deducirte  algunos conceptos relacionados con los gastos de tu hogar.
  • Lleva el control de tus gastos por escrito: es común dejarse llevar por la improvisación u olvidar gastos, pero si tenemos una libreta o una aplicación, podremos registrarlo todo y tener las facturas a mano.
  • Invierte tiempo en comparar tarifas de la luz, teléfono e internet. La diferencia anual es notable. Y es que es habitual tener potencia contratada superior a la necesaria o pagar por unos datos que no consumimos.

Este 2020 pagarás más por ser autónomo: esta es la subida de cuotas y tipos

¡Feliz año 2020! Año nuevo, vida nueva: nuevos proyectos, propósitos… y más pagos. Porque si eres autónomo, este 2020 te saldrá más caro el trabajo por cuenta propia. ¿Cuánto? En este artículo te explicamos todos los detalles sobre los cambios en el tipo de cotización y cómo afecta a tu balance de gastos mensual.

Estos son los cambios en la cuota de autónomos 2020

Este 2020 sube el tipo general de cotización, del 30% de 2019 al 30,3%, una medida establecida en el Real Decreto-ley 28/2018, de 28 de diciembre, para la revalorización de las pensiones públicas y otras medidas urgentes en materia social, laboral y de empleo. A continuación, desglosamos qué ha subido respecto al año anterior y cómo afecta.

Es importante tener en cuenta que desde el 1 de enero del año pasado el autónomo tenía que cotizar por contingencias profesionales, cese de actividad y formación bonificada, resultando en una cuota de 283,32 euros de acuerdo con la base de cotización de 944,40 euros.

Este 2020 este es el desglose de los porcentajes que se han visto modificados por el decreto ley de finales del año pasado:

– Para contingencias comunes el porcentaje se mantiene en el 28,30%.

– Para contingencias profesionales es 1,1%, cuando en 2019 era del 0,9%.

– Por cese de actividad pasa al 0,8% cuando en 2019 era del 0,7%

– Por Formación Profesional es del 0,1%, si bien actualmente los autónomos carecen de acceso a la formación modificado.

En resumen, lo que repercute en una subida del tipo general de cotización es el aumento de los tipos para contingencias profesionales y el del cese de actividad respecto al año anterior.

 

Tras conocer las modificaciones, es momento de concretar en qué se traduce esa subida en euros: Si la base de cotización se mantiene en 944,40 euros (por el momento todo parece indicar que será así), aplicando el tipo general, la cuota de autónomos sería de 286,15 euros en 2020, es decir, 2,75 euros más que el año pasado.