Cómo trabajar en casa con esta ola de calor y no morir en el intento

 

Hace tiempo os hablábamos del teletrabajo, una alternativa laboral más que ha cobrado fuerza en los últimos años gracias a las nuevas tecnologías y cuyo éxito suponía la superación de varios desafíos como pueden ser el aislamiento, la desmotivación y la adecuada planificación. Pero en días como estos en los que aunque técnicamente el verano no ha llegado aun, pero quién lo diría, trabajar en una casa sin aire acondicionado puede convertirse en una misión imposible… o no. Y es que ahora si que echamos la oficina y su sistema de aire acondicionado.

Porque el secreto radica en hacer de la necesidad, virtud y aprovechar la flexibilidad que el teletrabajo nos brinda para seguir siendo eficientes y porqué no, aprovechar el día, que invita al ocio.

  • Implanta un horario de verano. A la llegada del verano los días son más largos, de forma que no es difícil encontrarse a las 21h sin haber encendido ni una sola luz. Por ello, ¿por qué no aprovechar nuestra flexibilidad horaria para, en la medida de lo posible, adaptar nuestros horarios? Podemos empezar mucho más temprano y concentrar la jornada en la mañana. O dividirla y destinar las horas de máximo calor a descansar… o a ir a la piscina.
  • No caigas en la tentación de trabajar en el exterior. Con este clima muchos nos sentimos tentados a salir al jardín… pero el sol impide la adecuada visión en una pantalla, los ruidos no ayudan a la concentración y las irrefrenables ganas de tumbarse a tomar el sol van a dificultar notablemente tu tarea.
  • Cambia tu oficina. Si trabajar en tu hogar es sencillamente insoportable, plantéate cambiar tu lugar de trabajo a un lugar con aire acondicionado, como puede ser un café… o incluso visitar la oficina de tu empresa.
  • La ventilación y el ventilador son tus amigos. Cuando el sol aun no se encuentra en su máximo apogeo podemos aprovechar para refrescar la casa, logrando una temperatura óptima para trabajar. Pero cuando ya sea hora de cerrar, organízate bien para que el ventilador no te moleste ni vuele tus papeles. Pero enciéndelo.
  • Y sobretodo, hidrátate. Esta recomendación es generalizada, da igual que no estés haciendo deporte ni expuesto al sol. Bebe sin tener sed para mantener una correcta hidratación porque la sed y la deshidratación impiden la concentración y aumentan nuestro cansancio.

Post your thoughts


5 − = uno