Networking: Cómo mantener y ampliar tu red de contactos

Tanto si trabajas por cuenta ajena como si eres autónomo, tu red de contactos es una herramienta laboral muy útil en tu día a día, ya sea de forma directa para establecer relaciones comerciales como para cambios de empleo o asesoramiento. Pero no todos somos capaces de tejer una red de contactos, sólida y estable. Y es que el networking es como tener una planta: necesita cuidados para seguir viva y crecer.

Seas autónomo o no, en estos tiempos que corren todos somos productos, por lo que es muy importante saber abrir un hueco en el mercado y posicionarse. Saber venderse. Destacar. ¿Cómo hacerlo?

Cómo mantener y ampliar tu networking

  • Una forma de mantener e incluso ampliar nuestra red es ser muy buenos en lo que hacemos. O lo que es lo mismo, mejorar nuestras competencias para dar que hablar. Sin lugar a dudas es algo que debemos realizar continuamente, pero a nivel de networking, no tiene por qué crecer de forma lineal, de la mano de nuestra eficacia.
  • Si quieres mejorar como profesional, no hay nada como estar al día, acudiendo a talleres, másters, seminarios, conferencias, cursos y formación diversa que te permita conocer lo último del sector y al mismo tiempo, a otras personas que trabajan en él.
  • Otra buena opción es mantener nuestra red de contactos en continuo crecimiento. Los que entran por los que salen. Para ello no hay como aprovechar las herramientas que pone a nuestra mano internet y las redes sociales. Una gran gestión del marketing online puede hacerlo posible: manteniéndose activo, con campañas, interacciones, invitaciones, actualizaciones…
  • Pero no solo se vive de internet, así que también será necesario reforzar la red de contactos offline. Recuperar el tiempo perdido con un café puede ser una buena idea, pero también asistir a  eventos, premios y ferias relacionadas con el sector para estar al día y dejarse ver. ¿Recuerdas las clásicas tarjetas de visita?
  • Para los nostálgicos, las cenas y comidas de viejos alumnos revivirán esas relaciones del pasado, de modo que podamos ponernos al día y quién sabe si volver a conectar con el que puede ser nuestro próximo cliente
  • Incluso las cenas y comidas de empresa pueden servir para abrir nuevos horizontes.
  • Volvemos al principio: recuerda que las redes de contactos son como una planta. De nada sirve ampliar tu networking si no le dedicas algo de tiempo en tu rutina y demuestras interés.

 

 

 

Cómo gestiono mi negocio en las vacaciones de verano

El verano ya está a la vuelta de esquina, un periodo en el que quien más,  quien menos, desconecta durante unas días en unas más que merecidas vacaciones. Si eres tu propio jefe, tomar la decisión y gestionar tu negocio durante esos días puede tornarse una odisea. En este artículo trataremos de ayudarte a elegir las mejores fechas y trazar una estrategia para que este verano te puedas ir de vacaciones tranquilamente.

1. Mira el calendario y echa cuentas

Para muchos autónomos, el miedo a perder clientes o proyectos lleva a tomar la decisión de no tener vacaciones, un error que puede salir muy caro para nuestro bienestar, algo que a la larga influye en nuestra salud y rendimiento. Si llevamos con nuestro varios años, es momento de tirar del historial para analizar qué periodos son los más flojos, porque serán los candidatos perfectos para marcar en el calendario para las vacaciones. Revisa tu situación contable para ver cuántos días puedes permitirte.

2. Planifica las tareas

Antes de irnos de vacaciones, es momento de dejarlo todo atado, cerrado y planificado: reuniones, proyectos, llamadas… de modo que podamos dejarnos unos días de desconexión de verdad. En este sentido, es importante completar la agenda distribuyendo las tareas los días previos y los posteriores.

3. Informa a tus clientes con tiempo

(Casi) todo el mundo se va de vacaciones, es algo normal y corriente. Por este motivo no ha de ser un drama tomarnos unos días libres. Eso sí, avisa con tiempo de tu periodo vacacional para que tus clientes estén informados y puedan planificarse. Una buena idea es dejar un mensaje en el contestador de tu teléfono profesional y una respuesta automático de email avisando de tus vacaciones.

4. Gestiona tus redes sociales

Además del teléfono y el correo electrónico, cuando nos vamos de vacaciones también debemos mantener vivas nuestras redes sociales. Avisar de las vacaciones es importante, pero las redes sociales nos permiten programar contenido, de modo que aunque nosotros estemos fuera, podamos seguir llevando a cabo campañas que mantengan a nuestros seguidores y seduzcan a potenciales clientes.

En este sentido, piensa una estrategia de contenido: cada cuánto vas a publicar,  el tipo de publicaciones, qué herramientas vas a usar para darle difusión.

Marketing online: qué red social es la mejor para mi negocio

Las redes sociales se han convertido en un must para una buena parte de la población y, por ende, de una forma rápida y relativamente sencilla de darse a conocer para negocios de toda índole: Instagram, Facebook, Twitter, Snapchat… redes sociales hay unas cuantas pero, ¿cuál (o cuáles) son las más adecuadas para la pequeña y mediana empresa?

Aunque crearse una cuenta para tu empresa es un proceso sencillo y gratis, generar contenido variado y de calidad, y lo que es más importante, saber mantener una línea editorial, dedicarle tiempo a diario y ser constante no es una tarea al alcance de cualquiera. Y es que las redes sociales son una de las joyas de la corona del marketing online, razón por la que es interesante delegar en profesionales que puedan sacarle el mejor partido para nuestro negocio.

A continuación unos pequeños tips para tener claro qué red social es la más adecuada para nuestra empresa. Un consejo antes de empezar: es fundamental optimizar el tiempo y, elijamos las que elijamos, no duplicar el contenido.

Facebook

Sin ánimo para ofender, Facebook es una red social para viejos… de más de 24 años. Es importante tenerlo claro ya que precisamente la baza de la red social con la que Mark Zuckerberg inició su imperio es su carácter intergeneracional y su amplio calado social, por lo que es la más adecuada para llegar a personas comprendidas entre la veintena (millennials) en adelante.

La temática de esta red social se centra fundamentalmente en el ocio, el tiempo libre, asuntos personales, gustos y aficiones de sus usuarios, que se expresan de forma distendida.. Facebook es una red social versátil que nos permite subir textos sin límite de longitud, vídeos, fotos y álbumes, emisiones en directo. En este sentido, es la más indicada para lanzar campañas promocionadas, pudiendo controlar el target y el alcance.

Instagram

Instagram es la red social de la imagen, una propuesta muy atractiva que llega a los más jóvenes. Así, en esta red social se encuentra un grueso muy importante de adolescentes y jóvenes, así como personas interesadas en la imagen, estética (en el amplio sentido de la palabra), viajes, gastronomía, decoración, moda….

Instagram nos permite subir vídeos e imágenes aplicando filtros para generar contenido cuidado y estéticamente atractivo, así como compartir texto. Especialmente importante para llegar a los usuarios es el uso de los hashtags adecuados. Asimismo, también permite subir historias, contenido con una duración limitada que pueden ver nuestros seguidores.

En este sentido, es interesante para empresas que operan en las temáticas anteriormente mencionadas, si bien hay que tener en cuenta que su calado social es menor, que los seguidores pueden estar dispersos geográficamente hablando (algo de relativa importancia si tenemos un comercio online) y que muchos de nuestros seguidores pueden no ser nuestro público objetivo.

Twitter

Con una longitud de caracteres limitada y la posibilidad de subir vídeos y fotos y de emitir en directo, Twitter es la red social de la información y la del humor: una red social muy útil para estar al día y ser el primero en conocer los chascarrillos del día, pero algo limitada si queremos mostrar contenido.

No obstante, es muy atractiva por su frescura y agilidad. Por su formato, es interesante para empresas que operan en el sector servicios, o para realizar atención al cliente. En este sentido, es importante mantener una línea editorial, tener mano izquierda y sobre todo, gestionar las incidencias en privado.

Cuándo me va a devolver Hacienda mi dinero de la declaración de la Renta

Falta aproximadamente un mes para que termine la campaña de la declaración de la Renta de 2018 y, a falta de los rezagados, buena parte de los contribuyentes ya ha presentado su declaración y se encuentran pendientes de pagar o de la devolución del resultado del ejercicio.

Si en tu caso la declaración de la Renta te ha salido a devolver, probablemente te encuentres pendiente del abono en cuenta… y puedes esperar, porque Hacienda todavía tiene tiempo más que de sobra para hacerlo sin ningún tipo de recargo.

A decir verdad, la Agencia Tributaria puede demorarse en realizar las devoluciones hasta 6 meses después del plazo de presentación de la declaración de la renta. En 2019, esta fecha es el 1 de julio. Si echas cuentas, descubrirás que Hacienda tiene de tiempo hasta el 1 de enero de 2020 sin que se trate de algo irregular o excepcional.

No obstante, también puede suceder que la Agencia Tributaria realice el abono mas allá del 1 de enero. En esos casos, deberá abonar más dinero en concepto de demora… a no ser que hayas recibido un aviso anterior o tu declaración y datos fiscales estén siendo analizados.

¿Qué hacer si Hacienda todavía no ha  abonado tu devolución de la Renta 2018?

En caso de que llegase el 1 de enero sin que el dinero sea abonado a tu cuenta, siempre puedes acceder a la web de la Agencia Tributaria y consultar cuál es el estado de tu declaración. Para ello, ten a mano tu clave PIN, tu número de identificación fiscal y la referencia del borrador de la declaración de la Renta 2018. Otra alternativa consiste en solicitar la devolución por escrito. Este caso solo podrás realizarlo si no hay deudas pendientes con la Administración.

Finalmente, siempre nos quedará esperar: la Agencia Tributaria tiene que comprobar y realizar muchas devoluciones, por lo que tarde o temprano llegará.