Por qué es obligatorio registrar la jornada: solo el 30% de empresas cotizan a la Seguridad Social las horas extra

Si eres autónomo, eres tú el que mira el tiempo que dedica a sus proyectos y la conversión que estos tienen en el coste de estos, pero en caso de no ser así, si trabajas por cuenta ajena, las horas extraordinarias u horas extra son un problema.

Tanto es así que las horas extra se han convertido en el nuevo campo de batalla de la Seguridad Social, que con la medida obligatoria de registrar las horas en las empresas lanzada por el gobierno busca controlar ese tiempo que los trabajadores dedican por encima de su jornada laboral.

Y es que somos muchos los que conocemos (o hemos vivido en nuestras carnes) lo de echar horas extra, pero ahora sabemos con certeza cuántas horas extraordinarias cobramos.

Según un estudio elaborado por  Infoempleo y Adecco, el 51,1% de los trabajadores realiza horas extra en sus lugares de trabajo y aproximadamente el 40% de ellos no las cobra. Para llegar a esta conclusión, estas dos firmas de recursos humanos han entrevistado a 3.800 trabajadores.

Entre aquellos trabajadores que reciben alguna contraprestación se encuentra un 12,6%, que aseguran recibir descansos y el 47,3% recibe o bien compensación económica o en forma de tiempo. Si bien, parece ser que las horas invertidas no se traducen al 100% en tiempo o en dinero, o lo que es lo mismo, que hay horas extra que se van al limbo. Una realidad que es percibida por la Seguridad Social.

Y es que la totalidad de las empresas deben cotizar por las horas extraordinarias. ¿Sucede así en realidad? De acuerdo con los encuestados, el 27% de ellos asegura desconocer si su empresa realiza esa práctica y un 41% cree que no. Es decir: que una de cada tres empresas sí que realiza las cotizaciones correspondientes por las horas extraordinarias realizadas por los trabajadores. Con esta medida de registro de las horas extra, la Seguridad Social espera subir este porcentaje

RD-Ley del 8 de marzo de 2019: obligatoriedad del registro de jornada y las medidas de fomento al empleo indefinido

Desde el Área Laboral de Acertius nos han preparado este interesante documento en el que resume las principales medidas del Real Decreto Ley del 8 de marzo de 2019 en el que se regulan aspectos  como la obligatoriedad del registro de jornada y las medidas de fomento al empleo indefinido.

En el BOE del 12 de marzo se ha publicado el que, de momento, es el último Real Decreto-ley aprobado por el Consejo de Ministros en materia laboral y de Seguridad Social, y que deberá ser convalidado por la Diputación Permanente, dado que las Cortes están disueltas con motivo de la convocatoria a elecciones generales del próximo 28 de abril.

Se trata del Real Decreto-ley 8/2019, de 8 de marzo, de medidas urgentes de protección social y de lucha contra la precariedad laboral en la jornada de trabajo.

Esta norma que contiene medidas de diversa índole en materia de protección social (recuperación del subsidio por desempleo para mayores de 52 años, nuevas cuantías para determinadas prestaciones de la Seguridad Social –asignación por hijo a cargo, pensión contributiva de incapacidad permanente total para menores de 60 años…-, modificaciones en el Sistema Nacional de Garantía Juvenil, reducción de la cotización a cargo del trabajador agrario por cuenta ajena durante los periodos de inactividad, etc.) y por lo que afecta a las empresas sus principales impactos son dos que se explican a continuación.

1. Obligatoriedad del registro de jornada (modificación del art. 34.9 del Estatuto de los Trabajadores).

El Real Decreto-ley da un plazo de 2 meses desde la publicación de este en el BOE a las empresas para instaurar un registro de jornada. Esta norma modifica el apartado 9 del artículo 34 del Estatuto de los Trabajadores de tal forma que las empresas deberán garantizar el registro diario de la jornada, que deberá incluir el horario concreto de inicio y de finalización de la jornada de trabajo de cada trabajador.

Deberán guardar los registros durante 4 años y estarán a disposición de los trabajadores, de sus representantes legales y de la Inspección de Trabajo. Este registro se organizará y documentará mediante negociación colectiva o acuerdo de empresa, o en su defecto, mediante decisión de la empresa, previa consulta con los representantes legales de los trabajadores. Las empresas que no cumplan con esta obligación una infracción grave, sancionable con multa de 626 a 6.250 euros.

El Gobierno podrá establecer, previa consulta de las organizaciones sindicales y empresariales más representativas, especialidades en las obligaciones de registro de jornada, para aquellos sectores, trabajador y categorías que por sus peculiaridades así lo requieran (como ya puede hacer en relación con las ampliaciones o limitaciones en la ordenación y duración de la jornada de trabajo y de los descansos).

2. Medidas de Fomento al empleo indefinido.

Se crean tres incentivos para fomentar la contratación indefinida o la prolongación de servicios de los trabajadores fijos discontinuos, previéndose que el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social evalúe el impacto de tales medidas antes del 31 de octubre de 2019 con objeto, si necesario, de reformarlas o adaptarlas:

a) Conversión de contratos eventuales de trabajadores agrarios en contratos indefinidos o contratos fijos-discontinuos.

La empresa que antes del 1 de enero de 2020 transforme el contrato temporal de un trabajador encuadrado en el Sistema Especial de Trabajadores por Cuenta Ajena Agrario, cualquiera que sea la fecha de su celebración, en contrato indefinido o en contrato fijo discontinuo tendrá derecho a las siguientes bonificaciones en la cuota de contingencias comunes durante el plazo de los 2 años siguientes a la transformación:

Acertius

Las bonificaciones no se aplicarán durante las situaciones de IT, riesgo durante el embarazo y riesgo durante la lactancia natural, así como nacimiento y cuidado del menor que se produzcan durante los periodos de actividad.

Requisitos:

  • La empresa deberá mantener en el empleo a dicho trabajador al menos 3 años desde la transformación, si no lo hace deberá reintegrar el incentivo.
  • Serán de aplicación además las previsiones contenidas en la sección I del capítulo I de la Ley 43/2006, salvo lo establecido en su artículo 2.7.

b) Bonificación a la contratación indefinida de desempleados de larga duración.

La contratación indefinida de personas desempleadas inscritas en la oficina de empleo al menos 12 meses en los 18 meses anteriores a la contratación dará derecho durante 3 años a una bonificación mensual equivalente a:

Acertius

(*) si contrato a tiempo parcial parte proporcional Requisitos: x La empresa deberá mantener en el empleo a la persona contratada al menos 3 años desde el inicio de la relación y mantener en el nivel de empleo alcanzado con este contrato durante al menos 2 años, si no deberá reintegrar el incentivo recibido.

No se consideran incumplidas las obligaciones de mantenimiento de empleo cuando el contrato se extinga por causas objetivas o por despido disciplinario, cuando uno u otro sea declarado o reconocido como procedente, ni las extinciones debidas a dimisión, muerte, jubilación o incapacidad permanente total, absoluta o gran invalidez, expiración del tiempo convenido, realización de la obra o servicio objeto del contrato o no superación de periodo de prueba.

Serán de aplicación además las previsiones contenidas en la sección I del capítulo I de la Ley 43/2006, salvo lo establecido en su artículo 2.7.

c) Medidas para prolongar el periodo de actividad de los trabajadores con contratos fijos discontinuos en los sectores de turismo y comercio y hostelería vinculados a la actividad turística.

Con vigencia durante el 2019 (del 1 de enero al 31 de diciembre) las empresas del sector del turismo, comercio y/o hostelería vinculadas a dicho sector turístico que generen actividad productiva en los meses de febrero, marzo y de noviembre de cada año y que inicien o mantengan de alta durante dichos meses la ocupación de los trabajadores con contratos fijos discontinuos, podrán aplicar en dichos meses una bonificación del 50% en las cuotas empresariales por contingencias comunes, desempleo, FOGASA y FP. No aplica a las empresas pertenecientes al sector público.

 

 

 

Las mejores apps para fichar: 4 aplicaciones para llevar el control horario de los trabajadores

A lo largo de los últimos años, la legislación se ha puesto dura con el control horario de los trabajadores por parte de las empresas como medida para controlar el número de horas trabajadas y las horas extras realizadas. Una buena herramienta para llevarla a cabo son las aplicaciones, sistemas de control que ofrecen diferentes características haciendo uso del smartphone, una tecnología asequible y al alcance de todos.

Control horario

Control horario dispone de una versión gratuita para controlar el horario de tus empleados mientras trabajan dentro o fuera de la oficina, de modo que puedan fichar  desde móvil, tablet y PC.

Con un simple acceso web o desde la propia app, podrás ver las horas que trabajan tus empleados, a qué hora comienzan y terminan, y las paradas que realizan a lo largo de la jornada.

Entre sus principales características, Control horario registra:

  • Inicio y fin de jornada
  • Pausas durante la jornada
  • Estado de la jornada en tiempo real (trabajando, en pausa, fuera de jornada)
  • Cómputo de horas trabajadas (diario, semanal mensual)
  • Cómputo de horas en pausa (diario, semanal mensual)
  • Hora de entrada y de salida
  • Fichaje con PIN

Control laboral

Control Laboral es un sistema de acceso multidispositivo desde el móvil o tablet, para gestionar las horas laborales de los empleados y generar informes legales al instante.

Los trabajadores de diferentes centros de trabajo pueden validar su jornada, vacaciones, bajas, horas de entradas y salidas. Permite cumplir la ley de manera sencilla y económica.

El registro es gratis en la aplicación. Después solo tendrás que ir añadiendo a tus empleados (correo electrónico)  para que fichen desde la aplicación instalada en su móvil.

Intratime

 Solo hay que descargar la aplicación de Intratime y validar la cuenta. Tras añadir a los trabajadores, tendrás que configurar sus perfiles. La versión Pro (de pago) permite  vincular los fichajes a cada cliente mediante proyectos. Así podrás saber, cuándo fichas, en qué proyecto de un cliente determinado estás trabajando. Y siempre con geolocalización.

Entre sus características se encuentran:

  • Control de las horas de trabajo y la ubicación en Google Maps.
  • Fichaje fácil e intuitivo con sólo 4 botones. Entrada, pausa, volver y salida.
  • Sincronización manual o automática
  • Añade empleados desde la web
  • Vincula las horas de trabajo a proyectos y clientes. (Intratime Pro).
  • Y si tienes dispositivo fijo de fichajes, podrás sincronizar y exportar los datos de Intratime al software de éste.

Sage Control Horario

Sage Control Horario  es un programa que funciona a través de la nube para  la gestión del tiempo y presencia.  Con un diseño intuitivo tanto en versión web como en formato aplicación, ofrece las siguientes características:

  • Sistema multiplataforma
  • Fichaje digital por app y web (limitada por IP) de fácil uso
  • Acceso completo a toda la información: jornada laboral, calendario laboral de bolsillo, solicitar vacaciones…
  • Integración con sistemas de seguridad biométrica
  • Flexible
  • Emisión de informes para la inspección de trabajo

 

Sin factura, por favor

El trabajo en B es uno de los grandes problemas de Hacienda en España. Un problema al que se está intentando poner solución a través del Suministro Inmediato de Información con el fin de reducir el fraude fiscal. Este problema afecta especialmente a muchos autónomos, que ven como muchos de sus clientes les piden pagar sin factura.

Una petición que llega por la intención de los clientes de librarse del Impuesto al Valor Añadido o IVA, que de este modo no iría a parar a las arcas del estado. En este sentido, los autónomos son meros intermediarios, pasando por alto ese servicio en labores de asesoría y contabilidad.

Como vemos, la picaresca está extendida en el tejido social, no solo a nivel empresarial sino también entre más clientes de los que creemos. Si es el usuario el principal instigador para pagar en B, poco puede hacer la empresa o el autónomo más allá de no coger el encargo y dejar que el cliente se vaya a la competencia.  Porque no es la primera vez en la que un autónomo quiere hacer factura, y el usuario se va a otro sitio en el que no ponen reparos a quitarle el IVA.

¿Y por qué hace esto el cliente? Está claro que sin factura el cliente se ahorra el IVA. Y punto, porque a partir de ahí, todo pueden ser problemas. Ante una inspección fiscal que exija la factura por ejemplo de las fotografías de una boda (Por si no lo sabíais, Hacienda está pidiendo cuentas a muchas parejas de novios para que justifiquen gastos de la boda).

Pero es que además del tema fiscal, sin factura, el cliente también se queda sin un documento que le permita realizar reclamaciones posteriores en caso de que surgieran problemas. Sin facturas, no hay pruebas. Y este es un riesgo que los clientes no deberían correr, sobre todo cuando se contratan determinados servicios. ¿Cómo le reclamas a un fontanero, o a un electricista, por un trabajo mal hecho, si no hay factura de por medio para comprobar que ese encargo ha sido realizado y pagado?

Sobre el papel el SII parece interesante, pero llevarlo a la práctica y aplicar sanciones será más complicado de lo que parece porque… ¿de quién es la culpa en estos casos?

Pero aquí no solo hay un culpable. Esta costumbre de no emitir factura (aunque sea simplificada) tiene especial incidencia y facilidad de aplicación en servicios pequeños, como poner un café o realizar un trayecto en taxi, o en servicios que es complicado dejar huella.  De hecho, esta picaresca también se ve reforzada por la forma de pago: el metálico es mucho más complicado de comprobar que el pago con tarjeta, razón por la que algunos negocios no los admiten.  La administración lo sabe, motivo por el cual algunos gobiernos ya están decididos a introducir o limitar los pagos en efectivo.

No es fácil poner solución a un mal endémico tan arraigado en la sociedad, pero desde luego, sancionar únicamente al negocio no parece la mejor solución. La educación, y un cambio de mentalidad son claves para combatir con eficacia el pago en B.

Por qué los Españoles queremos cambiar de trabajo

En  Randstad Workmonitor han publicado su estadística periódica de trabajadores que, a pesar de estar ocupados, buscan cambiar de empleo  y los datos son abrumadores: España es el país de Europa en el que los trabajadores más buscamos cambiar de empleo.
En el último estudio un 13% de trabajadores, un porcentaje que representa dos millones y medio de trabajadores, querían cambiar su empleo. Pero, ¿por qué tantos quieren cambiar de trabajo? La primera impresión es clara: porque no están contentos con su trabajo actual. Las razones son muchas: condiciones laborales mejorables,  generalmente malos horarios y sueldos, ambiente laboral complicado,  escasas opciones de ascenso y mejora,  falta de estabilidad…
La edad donde se encuentra el grupo de trabajadores más descontento y proclive a cambiar de empleo se encuentra entre los 25 y 45 años, en pleno punto de progresión laboral de nuestra carrera profesional.  En esa franja la temporalidad se va reduciendo (es en los inicios donde la temporalidad es mayor) , por lo que parece que desarrollar nuestra carrera profesional es el factor determinante.
Sin embargo, en las empresas sigue habiento zonas de mando intermedio y directivos, ¿qué está pasando? Todo apunta a que se busca a los candidatos fuera, en lugar de tirar de la cantera a la hora de promocionar. Cuesta retener el talento, lo que produce un círculo vicioso: cuanta más rotación, menos inversión en formación. Y si no se invierte para formar, la motivación baja y el descontento aumenta.
Cuando un trabajador está descontento, es más fácil que busque oportunidades fuera, si bien solo los mejores son los que podrán dar el salto que aspiran.  Paradójicamente, las personas con menos ambición y menos talento son las más inmoviles. Una lectura nada positiva para las empresas
Lo único bueno de todo esto es que la generación que ha tenido que acostumbrarse a la temporalidad ha aprendido de las ventajas de fluir, de no tener miedo a dejar lo anterior para mejorar.