Ya puedes buscar trabajo sin salir del buscador de Google

Buscar trabajo en internet se ha convertido en una de las mejores formas de encontrar empleo. Y es que no hace falta salir de casa para dar con las mejores ofertas. Hasta la fecha, podíamos encontrar portales especializados como Infojobs o Infoempleo, acceder a la base de ofertas del INEM, consultar las bolsas de empleo de empresas concretas e incluso tenemos en LinkedIn una efectiva red social para mostrar lo mejor de nuestro currículum y fomentar el networking. A todas ellas se les une el todopoderoso buscador Google con Google Jobs. Del mismo modo que puedes buscar resultados, imágenes, noticias o mapas, ahora también podrás buscar las mejores ofertas de trabajo.

Ojo, no es que Google nos ofrezca trabajo, es que el potente buscador será capaz de mostrar las diversas ofertas que encuentre en internet que se ajusten a lo escrito en el cajetín de búsqueda, como ya hace con hoteles o vuelos. De este modo, nos ahorra tiempo, pudiendo la información centralizada y con idéntico formato.

 Google Jobs es una realidad desde el pasado mes de julio, cuando fue lanzado de forma experimental en Estados Unidos. En menos de un año, la cifra de empresas que muestran sus ofertas ya ha crecido en un 60%. Google es global y es una buena manera de poner en contacto candidatos y empresas.

¿Cómo buscar trabajo con Google Jobs?

Buscar trabajo con Google Jobs es  tan sencillo como buscar el trabajo y la localización. Así, escribiendo «Secretaria Zaragoza», nos devolvería algo así:

Google Jobs

 

Pulsando sobre cada resultado, veremos las condiciones y requerimientos de la oferta, pudiendo en algunos casos enviar directamente nuestra candidatura. Asimismo, los demandantes de empleo pueden usar sus potentes filtros para precisar ubicación, distancia, tipo de contrato, fecha de publicación o incluso el nombre de la empresa.

Desgraciadamente, Google Jobs solo nos mostrará las ofertas de empleo procedentes de agencias y servicios de trabajo temporal que se hayan inscrito para tal fin. Ojo, que no son pocas:  Adecco, LinkedIn o Randstad ya están apuntadas. No obstante, si quieres que tu empresa también sea listada en los resultados de Google Jobs, solo tienes que seguir este formulario de Google.

¿Estás ahorrando lo suficiente para tu jubilación?

Aunque muchos de nosotros lo vemos como algo muy muy lejano, la jubilación está a la vuelta de la esquina y la verdad sea dicha, las continuas noticias sobre las pensiones nos ponen los pelos de punta. Aterra pensar que te has pasado toda la vida trabajando para luego pasar tus últimos años viviendo en la penuria.

Unas pensiones dignas y una jubilación tranquila es lo mínimo que podemos pedirle al estado del bienestar, pero por si las moscas, el ahorro nunca está de más. Un estudio reciente publicado por Market Watch ha arrojado algo de luz sobre este asunto. ¿Estás ahorrando lo suficiente para cuando seas mayor? No hablamos de pagar una hipoteca o la letra de un coche, sino del día de mañana. A continuación te mostramos lo que dicen los expertos sobre el tema.

¿Cuánto has ahorrado para tu jubilación?

De acuerdo con este estudio, a los 30 años, deberías haber ahorrado aproximadamente tu sueldo. No, no nos referimos a lo que ganas cada mes, sino el equivalente a tu salario anual. Aunque claro, la situación de cada persona difiere enormemente.

Puede que en esos momentos te encuentres  viviendo con tus padres – no es tan descabellado si tenemos en cuenta que cada vez nos emancipamos más tarde – ,  de alquiler o compartiendo piso, acometiendo la inversión para tu primer inmueble, preparando una boda inminente o incluso con hijos. Por otro lado, tampoco ganarás lo mismo si eres funcionario, estás encadenado trabajos temporales o quizás estudiando un doctorado. Pero es una buena referencia.

A los 35, el capital que deberías haber guardado según el estudio es del doble de tu salario anual. Eso sí, a esa edad probablemente estés más asentado y hayas proliferado en tu carrera profesional, del mismo modo que también tendrás más obligaciones familiares y con los bancos.

A los 45 años,  la cantidad ahorrada debería ascender a cuatro veces tu salario anual. ¿El objetivo? Llegar a la jubilación con 8 veces tu salario ahorrado.  ¿Te parece un objetivo asequible o una completa quimera?

Hemos de tener en cuenta que este estudio se ha realizado en Estados Unidos, donde es menos intervencionista en asuntos como la jubilación, el desempleo o la sanidad, teniéndolos que sufragar los propios ciudadanos. Asimismo, los salarios también son mayores.  Del mismo modo, tampoco tiene en cuenta el patrimonio inicial o la posibilidad de invertir parte de esos ahorros para obtener rentabilidad a medio y largo plazo, como podría ser la obtención de una segunda vivienda.

No obstante, seguro que te ha hecho pensar y comenzar a ahorrar más.

¿Qué es el efecto Lunes? ¿Y el efecto viernes?

Durante las últimas semanas, se está oyendo hablar del efecto lunes, una temible consecuencia de la precariedad que azota el mercado laboral español. Pero, ¿qué es el efecto lunes? Tradicionalmente a nadie le gusta el lunes: volver a madrugar, retorno a la rutina, atascos hasta la oficina o el colegio, el estrés… pero para muchos el lunes trae una buena noticia: vuelven a tener trabajo.

De acuerdo con los registros oficiales del ministerio de empleo, el lunes es el día de la semana que más altas se firman en la Seguridad Social.  Con las estadísticas en la mano se puede ver que mientras que el martes, miércoles, jueves y viernes se firman entre 65.000 y 80.000 contratos en España, los lunes esta cifra se duplica o incluso triplica.

¿Adivinas qué días son los que más bajas hay? Efectivamente, los viernes. Es lo que se conoce como Efecto viernes. Este mismo patrón también se repite el primer  y el último día de cada mes. Especialmente flagrante es durante los meses de verano.

Así, la dificultad de lograr un contrato indefinido da una vuelta de tuerca más. Ya no son los contratos por obra, es que también hay trabajadores que los fines de semana no tienen contrato. Antena 3 por ejemplo se hace eco de varios casos concretos con cauística de lo más variada: no solo trabajadores  de la construcción, la agricultura y la hostelería, sino también personal sanitario como médicos y enfermeros, es decir, que no solo afecta a trabajadores de baja cualificación.

Según Ignacio Para de Lean Abogados, esta práctica constituye una ilegalidad:

Encadenar contratos temporales es ilegal, es un fraude de ley y las empresas lo hacen para ahorrarse los costes sociales.

¿Por qué se produce el efecto lunes?

Es tan sencillo como que algunas empresas buscan reducir los costes salariales extraordinarios procedentes de soportar los empleos de los trabajadores durante los fines de semana. De este modo, se ahorran el salario de 2 de los 7 días de la semana.

En todo caso, el efecto lunes y el efecto viernes no son otra cosa que una consecuencia directa de la precariedad laboral en España y su elevada temporalidad.

¿Están los autónomos en España en una situación precaria?

Un estudio realizado por la web compradora de seguros Acierto.com no deja lugar a dudas: 3 de cada 5 españoles considera que la situación de los autónomos en España es precaria, es decir, que tanto trabajadores por cuenta ajena como los propios freelance creen de forma general que ser autónomo sigue siendo demasiado arriesgado. El otro cuarenta por ciento no tiene una percepción mejor: el 35,2% define la situación de los autónomos como regular y solo un 8% la considera buena.

Y es que sigue habiendo muchas personas que temen lanzarse al auto empleo por trámites, impuestos, inseguridad e incertidumbre, cotización, bajas por enfermedad o maternidad/paternidad, jubilación…Ni siquiera la tarifa plana de 50 euros parece ser suficiente para cambiar esa imagen.

Especialmente sensibles son los temas de las bajas laborales temporales y la jubilación, donde el autónomo tiene que hacer equilibrio con su salario y la cotización, algo que a medio plazo provoca que muchas personas valoren la adquisición de servicios privados que encarecen todavía más sus gastos fijos y que en muchos casos no garantizan una cobertura completa, por lo que se recomienda leer con atención.

Y es que tras el halo de libertad y éxito que se desprende de la palabra emprendedor, se encuentra la triste realidad en la que muchos de ellos no alcanzan el salario mínimo interprofesional y se ven en la obligación de echar horas de más aún estando enfermo o en periodos de teórico descanso para que salgan las cuentas. Sí, puede que la tarifa plana sea un aliciente inicial, pero sigue habiendo el mismo problema de base: no es lo mismo facturar 9.000 euros al año que 100.000, sin embargo el precio a pagar es prácticamente el mismo.

No obstante, las cifras aportadas por la Federación Nacional de Trabajadores Autónomos-ATA, durante el primer trimestre de 2018 se convirtieron en autónomos 10 veces más personas que durante el mismo periodo del año pasado, lo que evidencia la importancia de proporcionar medidas que satisfagan a los autónomos y sigan fomentando su crecimiento.

 

La importancia del pequeño comercio en los barrios

gourmet-shop-telaviv-by-hila-shaulskiHace unas semanas os hablábamos de la enésima cruzada de Donald Trump, esta vez contra Amazon por su estrategia feroz y su astronómico volumen de ventas. Aunque el presidente de USA suele ser conocido por su escasa diplomacia y populismo, quien más quien menos se ha preguntado qué sería de su sector si un gigante como Amazon desembarcara en él. Lo hemos visto todos todos los días y en casi todos los sectores, sirva como ejemplo el emporio de Jeff Bezos o IKEA y la industria del mueble.

Pues bien, la realidad es que sí, con un volumen enorme puedes permitirte una serie de lujos que las pymes no tienen: mayor capacidad de negociación, mejores precios tanto de materias primas como de distribuidores, más optimización y eficiencia. Pero hay espacio para todos por increíble que parezca.

Vuelve a la pequeña tienda de barrio: ganamos todos

Sí, tienen cabida los grandes centros comerciales y la pequeña tienda de ultramarinos de barrio, aunque sus estrategias sean diametralmente opuestas. No puedes pedirle al supermercado la atención al cliente del ultramarinos, que te preguntará qué tal tu hija mientras te insiste en que esas cerezas han salido muy buenas, pero tampoco puedes pedirle al comercio la diversidad de oferta o los precios del hiper. Además, no siempre apetece coger el coche para comprar cuatro cosas.

Pero queremos ir un paso más allá. El pequeño comercio, las tiendas de barrio de toda la vida, dan carácter a las calles y además son necesarias. Mejoran la economía – al fin y al cabo, no todo va a ser turismo en una zona – y mejoran la imagen del lugar. Le confieren esencia. Hace no mucho tiempo cerró el mítico palentino, un bar tradicional que resistía en el chic barrio madrileño de Malasaña hasta que su dueño falleció.

Sin embargo, no se puede vivir de la imagen ni del aire. Si quieres que esas tiendas sigan estando abiertas para recibirte con una sonrisa y buenos productos hace falta un compromiso. O lo que es lo mismo: hay que acudir a ellas y comprar. El compromiso se demuestra con gestos, no solo palabras.

Estas pequeñas tiendas ya han aprendido que no pueden competir con el precio, pero sí que pueden hacerlo con una atención al cliente diferencial y cuidada, con consejos expertos, con productos frescos, de calidad y proximidad , que en muchos casos cuentan con certificaciones de kilómetro cero o de comercio justo.

Además, un supermercado también optimiza su gestión de personal, es decir, que cada vez que una tienda de barrio echa la persiana definitivamente, esos puestos de trabajo no se recuperan porque simplemente, se requiere menos personal.  Y las pymes de cualquier forma constituyen el tejido industrial y comercial del país.

Comprar no solo tiene que ser coger el coche y marcharnos a una gran superficie a estresarnos mientras llenamos el maletero con bolsas de ropa o alimentos, también puede ser una experiencia relajante por El Barrio en el que hagas recados como se ha hecho siempre y termines tomándote una cerveza. Sin coger el coche, mirando escaparates… un auténtico placer.

Con esto no te decimos que te olvides de la comodidad de comprarlo todo de una vez en un centro comercial, o de hacer la compra del mes en internet… pero ya sabes que hay cosas como los productos frescos, la panadería y pastelería, etc., que no tienen ni punto de comparación. En el equilibrio está el punto óptimo. 

Y si tú también tienes un pequeño comercio y necesitas una asesoría fiscal, laboral, contable o mercantil, recuerda que en Acertius estamos a tu disposición.