10 Pequeños grandes gestos para ahorrar en tu día a día

Con las vacaciones a la vuelta de la esquina, la declaración de la renta y el comienzo de la temporada de bodas, más de uno se echa las manos a la cabeza pensando cómo le van a salir las cuentas para seguir engrosando su hucha de ahorros. O peor aún, la tiene completamente vacía.

  • Ahorrar es fundamental para el futuro y aunque estés en una situación precaria, hay una serie de costumbres que tenemos asimiladas que constituyen un agujero en nuestro bolsillo. No te vamos a descubrir la cuadratura del círculo, pero quizás te hagamos reflexionar para cambiar ciertos hábitos para ayudarte al ahorro.
  • Reduce tu consumo de tabaco y alcohol. O mejor aún, déjalos No son buenos para la salud, pero si echas números te darás cuenta de todo lo que suponen al año. Y si optas por seguir haciéndolo,  pásate a la cerveza y al tabaco de liar.
  •  Planifica tus compras de ropa. ¿Qué está de moda? ¿Qué me queda bien? ¿Qué me voy a poner de lo que tengo en mi armario? Por muchos chollos que encuentres, al final acabamos recurriendo a las mismas prendas. Si eres capaz de dar con unos básicos y además los compras en rebajas, acertarás de pleno.
  • Cambia el menú del día por el tupper. No te decimos que lo hagas siempre, pero cocinar para la semana es sano y barato.
  • Consume productos de temporada y a granel, es decir, compra solo lo que necesitas y como lo necesitas.
  • Revisa tu ocio: ¿De verdad necesitas Spotify de pago? ¿Y Netflix? Desde luego, si eres un fanático del cine o la música, es más barato que asistir a conciertos, comprar discos o ir al cine, pero a veces no los amortizamos. Si te decantas por seguir con ellos, revisa los planes familiares.
  • Vuelve a la biblioteca. Si te gusta leer, no hace falta que te compres todos los libros, también puedes relajarte en la biblioteca y dejarte llevar por su catálogo.
  • Si eres de esos que no pueden vivir sin la caña después de trabajar o el café a media mañana, plantéate la saludable opción de llevar una infusión en un termo. O tomarlo en casa.
  • Comprueba tu extracto bancario: ¿Qué parte destinas al ocio? ¿A la comida? ¿Hipoteca? Además de todo esto, descubrirás comisiones que te hagan pensarte dos veces si merece la pena cambiarte de cuenta, cancelar productos o incluso de banco.
  • Siguiendo con los papeles, es momento de revisar tus facturas:  ¿Gastas todos esos megas de tu tarifa telefónica? ¿Necesitas esa potencia contratada?

No es cuestión de irse a vivir a una cueva, pero si estamos en un momento de apretarse el cinturón, todos estos consejos no cambiarán sensiblemente nuestro día a día, pero sí nuestra cuenta bancaria.

La importancia de la atención al cliente. El exitoso caso de Eissound

Eissound

Para fidelizar un cliente existe un binomio con dos factores igualmente importantes. Por un lado, el producto que se ofrece tiene que ser un producto de calidad si queremos que el cliente vuelva a confiar en nosotros. Pero junto a la calidad, existe otro factor igualmente importante si queremos alcanzar la excelencia y que el cliente confíe en nosotros: se trata de la atención al cliente. Un aspecto que deja mucho que desear en numerosas empresas y sectores, pero que ayuda a fidelizar a los clientes sin duda alguna a la hora de realizar consultas, pedidos o reclamaciones, vender un producto o entregar el mismo en el plazo establecido.

Porque… ¿Cuántas veces nos hemos visto realmente desesperados ante los servicios de atención al cliente de bancos, aseguradoras, telefónicas, o tiendas y empresas de distintos sectores? En lugar de prestar una correcta atención al cliente, son muchas las empresas que optan por salirse por la tangente, esconderse tras el silencio administrativo, multitud de trámites burocráticos o de insufribles teleoperadoras automáticas que alargan las llamadas hasta límites que rozan lo permisible. Aptitudes que como bien sabéis, desesperan a cualquiera.

Como ejemplo de  la importancia de un correcta gestión del servicio de atención al cliente, Chieve Global realizó un estudio sobre este tema y su relación con la reputación de las marca. En dicho estudio, se mostraban datos esclarecedores: Casi el 40% de los encuestados afirmaba que había hablado mal de una marca tras una experiencia poco satisfactoria. El 50% de los encuestados afirmó que había probado los productos de la competencia, y hasta un 93% señaló que si la experiencia negativa se repetía, abandonaría de forma definitiva la marca.

El caso de Eissound

Eissound

Por eso, cuando uno se encuentra con empresas como Eissound, que responden de una forma tan profesional ante los problemas que pueden surgir al cliente, uno se encuentra francamente satisfecho. En este caso en particular, tras contratar un kit de sonido diseñado por esta empresa a través de un distribuidorque vende los productos de Eissound, no había manera de que el artículo cEissoundontratado funcionase, y las reclamaciones ante el comercial que nos vendió dicho kit no sirvieron de nada. Dado que el distribuidor que nos vendió el producto no solucionaba el problema, decidimos pasar de él y ponernos en contacto directamente con Eissound.

A partir de ahí, por suerte para nosotros, la  suerte cambió. En Eissound nos atendieron estupendamente, ofreciéndonos soluciones a los problemas que nos daba el kit de sonido. Una atención personalizada completamente satisfactoria a la altura de lo que esperas de una empresa que es un referente en el sector del sonido gracias al desarrollo de productos “Made for iPod iPhone iPad”, capaz de diseñar soluciones de audio  con tecnología Bluetooth (In-Wall Bluetooth Audio Receiver y SELECT BT & SPACE BT) y Wi-Fi (SOUNDAROUND System).

Al final, con políticas de atención al cliente como la de Eissound, se consigue no solo fidelizar al cliente y marcar distancias con la competencia, sino también convertir a los consumidores satisfechos en los mejores embajadores de la marca. Con el boca a boca, y a través de las redes sociales, los clientes satisfechos hablan de nosotros de una forma mucho seguro y eficaz que cualquier anuncio publicitario que se pueda lanzar tanto en medios tradicionales como online.

 

 

 

 

 

 

¿Todo el mundo miente en el currículum?

Espero que cuando hayas leído el titular no te hayas llevado las manos a la cabeza. No tienes más que echar un ojo a la prensa para ver cómo incluso nuestros políticos más populares han inflado sus Currículum, asignándose titulaciones que no han finalizado o incluso han obtenido de forma cuanto menos irregular.

No nos gusta descubrir estas noticias, pero sería hipócrita negar que es una costumbre demasiado extendida. ¿Cuántas veces hemos escuchado que ese taller de una tarde era en realidad un curso? ¿O que ese curso básico online era en realidad un curso avanzado en idiomas? Qué más da, si total no lo van a comprobar.

Desde luego, el exceso de oferta de formación complementaria, los títulos no homologados y la proliferación de instituciones educativas alternativas han facilitado mucho esta tarea. Pero ojo, sin estigmatizar: los cursos online son buenos, los talleres de una tarde también, incluso los debates generados en eventos especializados. No debemos perder la vista en el objetivo: aprender, actualizar conceptos e intercambiar impresiones. Toda profesión que se precie requiere de una actualización constante para estar al día.

Pero cuando llega el momento de redactar un CV, la experiencia y la formación se dilata para intentar alcanzar un puesto en el que probablemente también han pedido más requisitos de los necesarios. Es como una especie de órdago a lo grande: el empleador se encuentra en posición de exigir, vista la gran oferta de candidatos y estos intentan ser el mejor a cualquier precio.

El tema de los idiomas puede dilucidarse muy fácilmente con una entrevista en esa lengua en cuestión, que medirá al instante nuestro vocabulario, soltura y gramática, pero todos conocemos a gente que tiene el Advanced y le pueden los nervios y otra que habla genial inglés gracias a una estancia en Londres fregando platos.

¿Qué más da un título no reglado si lo importante es que el candidato sepa ejecutar esa tarea? El problema radica de nuevo en que hay muchos candidatos y muy poco tiempo para demostrar que el perfil se ajusta al puesto. Así que lo más fácil para todos es pedir y mostrar títulos en un alarde absurdo de titulitis.

Esto lo sabemos todos, empleados y empleadores, de  ahí que sea tan común recurrir al networking y dejar el proceso de recruitment como última opción. El personal de recursos humanos está especializado en encontrar al candidato ideal, pero si cuentas con referencias de tu entorno, es mucho mejor saber por una persona de confianza que esa persona que opta a un puesto está capacitado precisamente porque lo han visto en acción.  Asimismo, LinkedIn y su proceso de validación de aptitudes también constituye una herramienta útil para validar conocimientos. Fallar en la elección de un candidato es algo sencillamente inasumible.

Desde luego, es algo cultural y esconden dos fallos graves de fondo: lo inocuo que resulta una mentira en nuestro currículum y cómo no, aquellos que tienen la formación y no saben venderse y viceversa.

Los 6 errores más frecuentes al hacer la declaración de la renta

Con la llegada de abril comienza una nueva campaña de declaración de la renta. Apps, borradores, asesorías, facturas, nóminas… todo está listo para hacerla cuanto antes y por supuesto, de la mejor manera posible.

Sin embargo, a veces metemos la pata y nos puede salir muy caro: ya sea porque Hacienda detecte una irregularidad y nos sancione o porque olvidemos incluir algo que nos beneficie.

A continuación queremos mostrarte cuáles son los errores más frecuentes que cometemos al hacer la declaración para que la Renta 2017 sea un camino de rosas y no un Vía Crucis.

No leer detenidamente el borrador de la renta

Hacienda nos hace llegar el borrador y nos fiamos, confirmándolo sin leerlo con atención. No olvidemos que el borrador solo es una estimación de la Agencia Tributaria con lo que han aportado terceros, por lo que pueden no ser completos ni precisos. Mejor que leas antes de confirmar y si tienes duda, concierta una cita para resolverla.

No hacer la declaración por no tener obligación

Aunque estés exento de hacer la declaración de la renta al no haber alcanzado los mínimos, siempre es interesante consultar el borrador por si nos hubieran retenido demasiado o que tengas derecho a deducciones, de modo que si no hacemos la declaración, perdemos dinero.

No tener en cuenta la comunidad autónoma

Aunque todos tenemos que hacer la declaración de la renta, cada comunidad autónoma tiene sus propias políticas en materia  social, de vivienda, patrimonial, etc. Lo mejor que puedes hacer es informarte en una sucursal de Hacienda de las particularidades de tu región.

No incluir a tus hijos en la declaración

Si tus hijos tienen menos de 25 años, es más ventajoso para la unidad familiar incluirlos dentro de la declaración de la renta que que ellos la realicen por separado.

Ojo a la deducción del alquiler

Desde 2015 no es posible deducirse la vivienda de alquiler, sin embargo aquellas personas que firmasen su contrato de arrendamiento anteriormente a esta fecha, sí que pueden seguir haciéndolo.

Atención al paro

Si el año pasado te quedaste sin empleo y comenzaste a cobrar la prestación por desempleo, mucho cuidado. El paro se considera como un ingreso más, por lo que en tus ingresos globales deberás tener en cuenta que proceden de más de un pagador, de modo que muchas personas que no alcanzan los 22.000 euros necesarios para realizar la declaración de forma obligada, ahora tengan que hacerlo al llegar a los 12.000 euros.

Recuerdas que en Acertius nuestros asesores fiscales están listos para elaborar tu Declaración de la Renta ¡Pide cita ya en el 976 796 240!

 

Trump declara la guerra a Amazon: está destrozando al pequeño comercio

Es difícil encontrar un político que maneje las redes sociales por si mismo y en el caso de hacerlo, ofrecer titulares tan suculentos como Donald Trump. El actual presidente de Estados Unidos emplea Twitter como si fueran sus propias de prensa y a veces muestra muy poca diplomacia para lo que se podría esperar en alguien que ostenta su poder. Así, ha sido duro contra el dictador de Corea del Norte o contra el mismísimo Alec Baldwin, que suele imitarle en el programa Saturday Night Live. ¿Su última batalla? Amazon y su poder.

Amazon es indiscutiblemente una de las empresas más poderosas del planeta y sus tentáculos son tan largos que ya son capaces de vender absolutamente de todo. Sus buenos precios,  envíos rápidos y baratos, una increíble política de protección de clientes,  con una atención al cliente espectacular y un servicio post venta impecable han hecho de la plataforma de Jeff Bezos la primera opción para muchos compradores.  Es incuestionable: todo el mundo ama a Amazon.

Amazon, un depredador comercial

…o quizás no. Porque Amazon tiene una oscura cara B, aquella por la que sus trabajadores se declaran en huelga ante unas condiciones laborales inadecuadas, la increíble ingeniería financiera a la hora del pago de impuestos, los escasos márgenes que somete a los vendedores que optan por vender en su plataforma y más directamente, la competencia en todos los sentidos. Ni el pequeño comercio físico ni las tiendas online pueden competir con el gigante Amazon.

Donald Trump es conocido por su escasa mano izquierda y su populismo, pero algo de razón no le falta. No obstante, paradójicamente Estados Unidos es la cuna del capitalismo encumbrado por el American Way of Life en el que solo el mas fuerte sobrevive, un ecosistema en el que Amazon ha conseguido situarse en la zona más alta de la cadena trófica, logrando marcar el ritmo del sector. ¿Ha ido Amazon demasiado lejos? ¿Comenzará la administración Trump una nueva era proteccionista?