¿Quién ataca a quién?

Artículo de opinión de Mª Ángeles López Artal

Empezaron siendo manifestaciones pacíficas a favor de reformas políticas. Hoy estamos ante un conflicto internacional de grandes proporciones en el que se cruzan líneas rojas y se mezclan los intereses geopolíticos, religiosos y económicos hasta el punto de no entender quien es el aliado o el enemigo o quién ataca a quién y por qué.

Quien ataca a quien

 

M. Ángeles López Artal. Economista

Acertius no se compromete ni se hace responsable de las ideas vertidas en esta sección del blog.

 

Esta es la mayor ventaja de que tu declaración de la renta te salga a pagar

Si eres de esas personas que en cuanto se abrió el plazo para realizar la declaración de la renta del año 2016 corrió a elaborarla, probablemente Hacienda ya haya procesado la tuya y con un poco de “suerte”, hasta hayas recibido el ingreso, si es que te salía a pagar. Pero ojo, que quizás no es tan buen como podemos creer inicialmente.

A todos nos gusta recibir dinero y más cuando es inesperado, pero a pesar de la alegría inicial, la realidad es que a pesar del disgusto inicial, es preferible que tu declaración de la renta te salga a pagar y no a devolver y te explicamos el porqué.

A grandes rasgos, en la declaración de la renta que realizamos anualmente se auditan las retenciones que hemos sufrido durante el año previo a través de nuestras nóminas y otros ingresos para que sea Hacienda la que ajuste respecto a lo que correspondería haber pagado en realidad durante el periodo comprendido entre el 1 de enero y el 31 de diciembre del año anterior.

Por tanto, que te salga a devolver evidencia que durante el año previo se retuvo más de lo que correspondía y el Estado debe corregir esa deficiencia abonándotela. Por supuesto, a pesar del retraso respecto a nuestras nóminas e ingresos, no se recibe ningún añadido en concepto de interés y además, no podemos saber con exactitud cuándo se procederá a su devolución. Es decir, el Estado ha atesorado tu dinero y aunque te lo devolverá, no obtendrás ningún tipo de beneficio adicional porque te devuelve lo que es tuyo.

Si por el contrario el Estado nos exige que paguemos para regularizar nuestra situación fiscal se traduce en que el Estado nos ha “prestado un dinero” que no nos correspondía durante el año anterior que hemos podido gastar o invertir obteniendo intereses. Además, podemos devolver en dos pagos prefijados para que el disgusto sea menor.

Así que piénsalo, que te la declaración te salga a pagar no es tan malo después de todo.

No es lo mismo sonido que ruido

Artículo de opinión de Mª Ángeles López Artal

No es lo mismo sonido que ruido. El ruido contribuye a la contaminación en la medida en que produce efectos negativos sobre la salud auditiva, psíquica y física de todos los seres vivos. Tampoco es lo mismo jerga que idioma y, al igual que sucede con el ruido, las jergas suponen una degradación semántica del lenguaje y del nivel cultural de quienes las utilizan. En el Siglo XXI, las jergas han dejado de ser exclusivas de grupos sociales marginados o de comunicación informal entre profesionales del mismo gremio, para convertirse en auténticas herramientas de comunicación de algunos políticos y dirigentes de la vida económica y administrativa.

El escritor Amando de Miguel, con esa ocurrencia e ironía fina que le caracteriza, es el inventor del término “politiqués” para referirse a la jerga snob de los políticos y profesionales mejor situados. El politiqués incluye palabras inventadas, palabras tradicionales mal usadas y combinaciones de términos unas veces retóricos y otros incluso contradictorios. En definitiva, el politiqués sirve para decir entre poco y nada pero, eso sí, provoca un efecto ponderativo y de realce a un discurso originalmente pobre y poco riguroso. Así, nuestros snobs de la esfera pública “ponen en valor”, “empoderan”, recomiendan “resiliencia”, analizan la “materialidad”, usan “hojas de ruta”, “implementan” , toman decisiones “si o si” y niegan al grito de “ no es no”. El politiqués crece tanto y a tal velocidad que no sería de extrañar que terminase siendo una competencia profesional a incluir en el currículo. Cosas más raras se han visto.

Ironías aparte, no es tanto la forma y el estilo de la comunicación sino el fondo del debate político lo que me lleva a compartir mis reflexiones. Quiero referirme concretamente a la escasa capacidad de diálogo que muestran muchos de los políticos actuales, más cerca del discurso de odio que de la búsqueda del consenso y el pacto. Hace aproximadamente un año, la Presidenta del Congreso, Ana Pastor, amonestaba a diputados de Podemos y PP por la falta de tolerancia y respeto que manifestaron en su puesto de trabajo. “Ustedes quieren que nos respeten los ciudadanos y ese respeto se gana aquí cada día, de la mañana a la noche y especialmente respetando a quienes son o pueden ser sus oponentes políticos”, aseveró con gesto serio ante la vergonzosa actitud y las malas formas de algunos de nuestros representantes políticos. A mí me despedirían por menos.

Nuestras bibliotecas están llenas de magníficos discursos políticos de otras épocas. Discursos que nos han servido para conocer la historia, entender los cambios que se han producido en la sociedad a lo largo del tiempo, aprender y admirar brillantes oratorias. Incluso las anécdotas simpáticas del hemiciclo dejan ver a personas cultas y brillantes. En 1934, José María Gil Robles, fue espetado por un contrincante político que le dijo alzando la voz “Su señoría es de los que todavía llevan calzoncillos de seda”. Gil Robles esperó a que el hemiciclo recuperase el silencio y le replicó con elegancia: “No sabía que su esposa fuera tan indiscreta”. También hay una anécdota muy conocida de Winston Churchill, político culto, mordaz y elegante, y de Lady Astor, la primera mujer que ocupó escaño en la Cámara. Ella le dijo: “Si usted fuera mi marido, le echaría veneno en el té” y Churchill contestó: “Señora, si usted fuera mi esposa…., me lo bebería”. Éstas y otras anécdotas las recogió el periodista y escritor Luis Carandell en un libro titulado: “la anécdotas sobre la política”. Desgraciadamente, los chascarrillos de hoy los recogería Carandell en un libro de pocas páginas y de escaso humor. Nos guste o no, poco queda hoy en el debate político una vez que quitamos la demagogia y el reproche.

M. Ángeles López Artal. Economista

Acertius no se compromete ni se hace responsable de las ideas vertidas en esta sección del blog.

Los 5 trucos para ahorrar en las vacaciones de Semana Santa

Tras un largo y rutinario curso, la Semana Santa constituye la antesala a las vacaciones de verano. Con el cambio de hora y los primeros días de sol, la verdad es que apetece hacerse una escapada, pero sin volverse loco para no dañar demasiado nuestro bolsillo.

Y es que la Semana Santa está a la vuelta de la esquina, así que en algunos casos puede que nuestros consejos lleguemos demasiado tarde, pero en todo caso constituyen una buena guía para planificar las futuras vacaciones.

  • Aprovéchate de los vuelos baratos. Hoy en día hay muchas aerolíneas low cost que te permitirán desplazarte a precios irrisorios. ¿La clave? La flexibilidad, si no te importa demasiado el destino, irte un día u otro o tomar vuelos antes de las 15h, constituyen una gran alternativa.
  • Siempre que puedas, coge el pack completo. Los packs que ofrecen hotel + vuelo en muchos casos incluyen traslados excursiones, pensión completa y barra libre siempre son más económicos que cogerlo todo por separado.
  • Valora los alojamientos y desplazamientos no tradicionales. Las nuevas tecnologías han abierto un mercado muy amplio en torno al turismo. Por ejemplo, con BlablaCar y AirBnb podrás desplazarte en un coche ajeno u hospedarte en una casa con acceso a cocina a precios mucho más económicos que los medios de transporte tradicionales o los alojamientos turísticos.
  • Reserva con anticipación. Si estás decidido a realizar un viaje concreto, cuanto antes reserves el desplazamiento y el hotel, más barato será. Según un estudio, el mínimo más bajo se alcanza 11 meses antes.
  • Siguiendo con las oportunidades que ofrece un mundo más global gracias a la tecnología e internet, te ofrecemos la posibilidad de viajar gratis a cambio de trabajo con proyectos tan interesantes como WWoof o Workaway.
  • Vuelve a los orígenes, vuelve a la naturaleza. Ya sea yendo al pueblo familiar, escapándote a un camping o simplemente realizando una parte del camino de Santiago.

Cosificar personas y humanizar cosas

Artículo de opinión de Mª Ángeles López Artal

 

Adoro el cine de ciencia ficción. Tal vez es la herencia de haber sido veinteañera en los ochenta. Es un género que, además de diseñar mi perfil cinéfilo, me invita con frecuencia a reflexionar sobre temas morales o existenciales, cosa que otros estilos no lo consiguen. Pertenezco a esa generación que ha visto Blade Runner media docena de veces y que todavía se emociona cuando recuerda las sublimes frases de Roy Batty, líder de los replicantes, ante la frustración que le provoca su propia muerte ya que, a pesar de ser una máquina, ha conseguido sentir y tener conciencia humana.

Hace unos días ví “Her” , una película romántica, Oscar al mejor guión original en el año 2014, escrita y dirigida por Spike Jonze , que cuenta la historia de un hombre que se enamora de un sistema operativo informático. Debería haberse titulado “el mundo que se nos viene encima”. La película, que está ambientada en los Angeles en un futuro cercano, muestra la vida de Theodore (Joaquin Phoenix), un hombre solitario y con un reciente desengaño amoroso a sus espaldas, que se gana la vida escribiendo cartas románticas por encargo. Un Cyrano de Bergerac del futuro. Su aburrida soledad le lleva a interesarse por un avanzado sistema operativo, una Siri capaz de adaptarse al perfil de cada usuario. Después de inicializarlo, Theodore queda gratamente sorprendido al conocer a «Samantha» ( Scarlett Johansson), una voz femenina , sensual e inteligente de la que acaba enamorándose.

En un primer momento, sentada todavía en el sofá y con los créditos en la pantalla, solo pude pensar en la gran maravilla que es el cine, capaz de transformar una desoladora historia de aislamiento en una relación romántica. Minutos después, ya le daba vueltas al delicado papel que puede tener la tecnología en las relaciones humanas.

La investigación tecnológica adquiere hoy una gran responsabilidad porque actúa directamente sobre la economía, la política, la cultura y la sociedad. De su aplicación dependen el bienestar individual, el mantenimiento de las estructuras sociales y el futuro del planeta, por eso decimos que las tecnologías deben ser humanas y positivas. La tecnología debe responder a necesidades humanas que solo pueden ser de tres tipos: producción, distribución y uso. En la medida en que seamos capaces de cumplirlo, la simbiosis ciencia y técnica, será perfecta.

Dejemos por tanto para la literatura y el cine la posibilidad de cosificar a las personas convirtiendo a hombres, mujeres y niños en máquinas y mercaderías. Dejemos también para la ficción la capacidad de humanizar a las cosas creando entes artificiales que lleguen a ser conscientes de sí mismos. Y que nunca lleguemos a añorar las relaciones humanas por haber desaparecido, como decía Roy Batty, perdidas en el tiempo como lágrimas en la lluvia.

M. Ángeles López Artal. Economista

Acertius no se compromete ni se hace responsable de las ideas vertidas en esta sección del blog.