Los corredores multimodales: Economía y cohesión social

Artículo de opinión de Mª Ángeles López Artal

La UE decide su planificación territorial, al igual que cualquier Estado, basándose en los corredores de transporte que a modo de tres patas, se constituyen como elementos de rentabilidad económica, elementos de igualdad territorial y elementos de control político .Así nos hemos encontrado planificaciones que han ido cambiando a lo largo de los años en función de la idea que se tenía de Europa como proyecto político. En todas las épocas, desde la integración de España en la UE hasta ahora, nos ha tocado bailar con la más fea porque somos Europa integrada a efectos de redes de comunicación pero también somos un territorio periférico en relación al desarrollo económico, de manera que no siempre se nos ha tenido en cuenta en estos corredores que acertadamente se han venido a llamar “corredores políticos”. Europa -como proyecto político- decide mirar al Este y en el año 2013 establece 9 corredores multimodales que dan a Europa por “diseñada”. España forma parte del Corredor Mediterráneo que une nuestro país con Ucrania y que cuenta con dos ramales en nuestro territorio: uno paralelo al Mediterráneo desde Algeciras hasta Gerona y otro por el centro de la península, de Algeciras a Barcelona pasando por Madrid y Zaragoza.

Corredores multimodales

En España, la organización territorial es un debate permanente que enfrenta a las diversas comunidades autónomas ya que unas los ven como motor de desarrollo y otras como amenaza para su supervivencia. No hay que negar que venimos de un modelo de comunicaciones que se inicia en el siglo S. XVIII y que reside en la capitalidad política y administrativa de Madrid, de modo que las redes viarias y de ferrocarril se establecían de manera radial en detrimento en ocasiones de la transversalidad de los territorios. Los defensores del corredor central – resucitado por Rajoy y recientemente enterrado de nuevo – promueven la activación de los territorios del interior, dando su prioridad a las cercanías y eliminando el cuello de botella que supone el Pirineo con la construcción de un túnel de 40 km a baja cota.

Si el criterio de elección de un corredor estuviera basado en la pura eficiencia económica, ni los más detractores podrían negar que el corredor mediterráneo tiene mayores ventajas que un corredor central: concentra mayor población y actividad económica, enlaza las 10 áreas metropolitanas con más población de España, los principales puertos y los aeropuertos con gran volumen de tráfico, lo que supone más del 40% de la población y más del 50 % de la producción industrial de España. A esto hay que añadir que una parte importante del corredor ya está hecho y que la inversión de lo que falta es menor de lo que costaría el túnel que atravesara los pirineos.

Sin embargo, quedan todavía dos patas por considerar. No solo estamos ante un elemento económico, sino también político y de cohesión social. Un eje central también permitiría la vertebración de los territorios del interior y el mantenimiento de su población. Muchas poblaciones ahora mal situadas, podrían acercarse a los principales núcleos económicos y generar oportunidades en ellas. Este corredor central también favorecería mucho mejor las relaciones de intercambio entre la UE y el Norte de África. En definitiva, hay que hacer cuentas de todo tipo, repasar conceptos como Estado, Solidaridad o Territorio y homogeneizar criterios. Nuestros políticos deben aclararse y decir qué entienden por territorio cohesionado y competitivo y sobre todo, hablar con sinceridad sobre lo que prefieren: la desigualdad entre territorios o entre sus habitantes. Deben hacérnoslo saber con claridad meridiana, dándonos elementos de juicio para poder decidir con nuestro voto.

M. Ángeles López Artal. Economista

Acertius no se compromete ni se hace responsable de las ideas vertidas en esta sección del blog.

¿El optimismo para emprender comienza a diluirse en España?

Con la crisis económica, y ante la imposibilidad de encontrar un empleo, o de encontrar un empleo estable y bien pagado, muchos ciudadanos, y en especial, mucha gente joven, se lanzaron a emprender. Pese a la excesiva presión fiscal que sufren los autonómos en España en comparación con otros países de nuestro entorno, o a la escasa protección de la que gozan, miles de personas decidieron dar un paso, invertir sus ahorros o capitalizar el paro, y lanzarse a la aventura del emprendimiento. De hecho, frente a épocas pasadas en las que parecía que todo el mundo quería ser funcionario, emprender se puso de moda como salida para encontrar un futuro laboral o para cumplir los sueños de tener un negocio propio y trabajar en lo que realmente te realiza.

Ahora, parece que ese efecto comienza a diluirse, tal y como indica el Estudio Global de Emprendimiento elaborado por Amway. Según este estudio, por primera vez desde que empezó la crisis, la confianza en el autoempleo como salida de cara al futuro está perdiendo posiciones, en claro contraste con la actitud más positiva del resto de países europeos. Como ejemplo, el estudio señala que frente al 69% de españoles que tenía una actitud positiva hacia el emprendimiento en el 2015, en el 2016 esa cifra se rebajó hasta el 62%.

Estos datos contrastan sin duda con los resultados del anterior estudio, que concluía que ocho de cada diez Millennians españoles creían que emprender era el camino para encaminar su futuro laboral. Desglosando los datos por segmentos de población, el estudio de este año recoge que las mujers y los ciudadanos que superan los 50 años son las personas que más confianza han perdido en el emprendimiento. En cambio, los jóvenes menores de 35 años son los más optimistas para emprender, con un 51% de ellos que creen que podrían llegar a emprender.

El propio estudio recoge también los motivos por los que ha caído en España la confianza en el emprendimiento. Entre ellos, destaca la mejora de la situación económica y de los niveles de desempleo, o la inestabilidad política que vivió nuestro país durante el 2016. Además, quizás también podría añadirse la alta presión fiscal que sufren los autónomos en España, y la experiencia y el desencanto de parte de los propios emprendedores que han puesto en marcha su negocio durante la crisis, con las dificultades de levantar un negocio en una situación económica que todavía no es boyante y en la que hay que meter muchas horas para conseguir llegar a final de mes y tener controlados los impuestos y los gastos que conlleva la actividad, sin apenas ayudas por parte de las Administraciones Públicas.

 

 

 

Ley y corrupción

Artículo de opinión de Mª Ángeles López Artal

Algunos pasajes del Nuevo Testamento dicen que “la Ley se introdujo para que abundara el pecado”. Creo que esta idea también la explica a su manera el refranero popular cuando nos dice “hecha la Ley, hecha la trampa” , ya que creemos que cada vez que se dicta una ley nuestra picaresca innata nos invita a pensar cómo podríamos saltárnosla. Ese inmortal dilema entre científicos y filósofos sobre el huevo y la gallina, se vuelve acalorado cuando discutimos si algunos de nuestros peores vicios son causa o consecuencia de las normas del Sistema.

Continúa leyendo Ley y corrupción

Reflexiones sobre el Foro de Davos

Artículo de opinión de Mª Ángeles López Artal

El Foro Económico Mundial, también llamado Foro de Davos, reúne anualmente a más de 2500 participantes entre jefes de estado, empresarios, altos ejecutivos y otros personajes relevantes de la sociedad civil. Aunque sus decisiones no son vinculantes, el Foro se ha convertido en un escenario de opinión muy relevante. Debemos reconocer que vivimos un momento en que la falta de rigor invade la esfera económica y política de todo el mundo. Funcionamos a golpe de 140 caracteres y tanto el relativismo como el absolutismo se muestran como la mejor bandera del populismo creciente, de manera que, saber que hay unos cuantos centenares de expertos hablando de nuestro futuro, se me antoja, a priori, muy positivo. Sin embargo, aun siendo defensora a ultranza de nuestro malherido Sistema, no he podido evitar cierto escepticismo al leer algunas de las opiniones vertidas en DAVOS.

Así, me puse a temblar cuando, entre un líder chino que defendía a ultranza la globalización, y una nueva corriente americana que propugna la vuelta al proteccionismo, había un profesor de una de las Universidades más prestigiosas del mundo que dijo: “lo único que está claro es que no hay nada claro”. Parece que el mundo da vueltas, sí, pero de forma aleatoria.

Por su parte, el lema de este año me dejó fría por su ambigüedad: “liderazgo responsable y receptivo”. Me recordó a esos juegos de palabras, muy creativos por cierto, con los que puedes formar una frase o texto coherente con solo combinar filas y columnas al azar. Una gran trampa que nos ofrece el lenguaje y que a veces parece que lo utiliza algún político para enriquecer el discurso. Me he dedicado un rato a crear uno por si alguien quiere utilizarlo para diseñar un título:

LIDERAZGO

PROACTIVO

RECEPTIVO/A

DIRECCIÓN

RESPONSABLE

DINAMICO/A

ESTRATEGIA

COHERENTE

FLEXIBLE

GOBIERNO

EFICIENTE

EFICAZ

REGULACIÓN

INTERDISCIPLINAR

PRODUCTIVO/A

En vez de “liderazgo responsable y receptivo”, el Foro de DAVOS podría haberse llamado “estrategia coherente y flexible”, utilizando prácticamente los mismos argumentos para su explicación. Que miedo da la semántica.

Críticas a un lado, creo que éste, y cualquier otro Foro en el que se fomente el diálogo y la autocrítica, es más que necesario. Los líderes de DAVOS han coincidido en que la desigualdad económica, la polarización social, los riesgos geopolíticos y los crecientes peligros medioambientales, son los riesgos principales del mundo actual y futuro. Riesgos que se escapan de la esfera estrictamente económica e impactan de lleno en el ámbito de la decisión política ya que, para su solución necesitan, entre otras cosas, una profunda reforma del sistema capitalista. No podemos conformarnos con revitalizar el crecimiento económico sino que también debemos hacerlo más equitativo para evitar, entre otras cosas, la indignación y el enfado que nos genera saber que el 1% de la población acumula el 80% de la riqueza en el mundo.

M. Ángeles López Artal. Economista

Fotografía: World Economic Forum

Acertius no se compromete ni se hace responsable de las ideas vertidas en esta sección del blog.

Descubre cuáles son los sectores emergentes que triunfarán este año

Montar un negocio no es tarea sencilla, pero tener una buena idea es el primer paso para el éxito empresarial. Tan importante como la idea es el timing en el que se lleva a cabo, por ello en Opinión Profesional queremos analizar cómo ha empezado este año en cuanto a tirón sectorial y mostrarte qué industrias se encuentran en auge para iniciar un negocio con una inversión reducida. Si hace unos años las redes sociales arrasaron entre las startups o más recientemente, las apps de uso colaborativo de residencies, vehículos, objetos, etc., este 2017 se caracterizará por seguir con sectores al alza como las TIC, la salud o la logística, que se beneficiarán de los avances tecnológicos.

Videojuegos

Si bien se trata de una industria consolidada, la industria del videojuego sigue en constante crecimiento y lo que es más importante, posee una base de usuarios potente y sedienta de novedades. Sin embargo en España el tejido de desarrollo de videojuegos ha empezado a tejerse de forma incipiente y aun son pocos los que se atreven. Como iniciativas interesantes, Rockesport o Skara.

Salud

Si hay algo que puede considerarse de primera necesidad es el cuidado de la salud. El sector privado ha apostado fuertemente por desarrollar multiples programas de seguros, pero aún hay un importante nicho de mercado en la salud como pueden ser la aplicación de la tecnología para el diagnóstico y prevención, el desarrollo de prótesis en 3D, las apps y gadgets capaces de controlar nuestro estilo de vida, productos derivados de las enfermedades crónicas o el envejecimiento de la población.

Impresión 3D

Antes mencionábamos el desarrollo de prótesis como punta del iceberg de lo que nos viene encima con la impresión 3D. La impresión 3D es una nueva tecnología que permite la creación de piezas tridimensionales mediante la impresión en capas empleando diversos materiales. Este avance abrirá las puertas a un nuevo mundo de modelaje para el cual actualmente no se tienen los recursos ni los profesionales. Diseño de producto, implantes, prototipos, juguetes, moda, aeronáutica, odontología…

Fintech

Las finanzas digitales están de moda: banca online, crowfunding, pagos móviles, apps propias de gestión de capital… La clave en este sector es tratar de simplificar un proceso aparentemente complicado para acercarlo al gran público.

Inteligencia Artificial

Las aplicaciones y tecnologías fundamentadas en inteligencia artificial siguen su avance imparable. Es el momento de máxima expansión del IoT o internet de las cosas aplicada a multiples ámbitos como la domótica – por ejemplo las neveras inteligentes que realizan el inventario de su contenido y te avisan de su caducidad inminente o actualizan la próxima lista de la compra -, la conducción o los asistentes virtuales.