La figura del compliance officer, cada día más imprescindible en España

El compliance officer es una figura imprescindible para las empresas anglosajonas, especialmente para las estadounidenses. Y por suerte, esta figura, también conocida como resposable del cumplimiento normativo, está cada vez más presente en las empresas españolas. El entorno que regula a las empresas para asegurar el cumplimiento de la normativa y la transparencia es cada vez más complicado tanto a nivel nacional como internacional por culpa de los escándalos financieros y problemas contables que han surgido en los últimos años.

Y ahí es donde entra esta figura que ayuda a prevenir, supervisar, detectar riesgos y resolver determinados problemas poniendo en marcha medidas preventivas. La labor de compliance es imponer la cultura del cumplimiento normativo  y el de la ética empresarial, asesorando a entidades y empresas para que no se salen ninguna normativa, desde el punto de vista legal, pero también desde el punto de vista ético. Porque una de las grandes diferencias del compliance officer con respecto a las asesorías jurídicas tradicionales es que en su trabajo también impera el punto de vista ético, ya que hay veces que una empresa puede cumplir las normas legales, aunque con métodos que podrían calificarse de inmorales.

Compliance

Una labor especialmente importante, dado que en estos momentos, y desde la reforma del Código Penal, las penas pueden imponerse también a la empresa si un empleado comete un delito por no haber sido controlado por los administradores de la compañía. Es decir, el compliance tiene como objetivo evitar que un problema individual provocado por el mal proceder de un empleado, pueda terminar siendo un auténtico problema para la empresa.

En esta situación, en la que el administrador de una empresa puede ser condenado con elevadas penas por la acción de un empleado, o por desconocer la normativa de un país en el que se está trabajando, entra en juego la necesidad de tener un compliance officer que se encarge de cumplir la normativa legal y evitar que existan problemas. Pero para que el compliance pueda ser efectivo 100%, es importante que los responsables de controlar que se cumple la normativa vigente tengan autoridad, recursos, y por supuesto, independencia para poder desarrollar su trabajo.que n solamente es lograr la legalidad y la transparencia en la empresa, sino que también debe controlar a sus proveedores y subcontratas para asegurar que todos los aspectos que rodean a la compañía están cumpliendo con la normativa.

Y por supuesto, que su trabajo no quede relegado y aislado, sino que sea compartido por todos los departamentos de la empresa. De hecho, es fundamental que la plantilla de la compañía asuma que el compliace es tarea de todos, y que cada empleado sea responsable en su propio departamento o labor de cumplir la normativa legal y ética. Si quieres más información sobre el Compliance Officer, y cómo implantarlo en tu empresa, ya sea una gran compañía, o una PYME, puedes ponerte en contacto con Acertius.

 

Claves para desarrollar un Balanced Scorecard en una Pyme

traffic-sign-562574_1280

El Dr. Alfonso López Viñegla, profesor titular de la Universidad de Zaragoza desde 1997, autor del blog Cuadro de Mando, y Socio Director de la empresa Acertius Suma Capital, nos presenta este interesante post en el que nos explica las claves para desarrollar un Balanced Scorecard en una Pyme: 

Mini-guía para desarrollar un Balanced Scorecard en una Pyme

Si estamos pensando en Estrategia, hasta las más pequeñas deben tener una…. es cierto que hacemos más de “bomberos” apagando fuegos allá donde surgen que de pequeños timoneles… sin embargo, y con el nivel de competencia que existe hoy día, o eres diferente “por algo” o probablemente no tengas claro cuál es tu objetivo final además de no hundirte…

Dicho esto, este pequeño post está dedicado a los pequeños empresarios y gerentes que tienen en frente de él una PYME, con los problemas de cualquier Pyme ante el día a día, en el que al horizonte cortoplacista se le concede un peso notable. En mi opinión, la Pyme también debe tener SU Estrategia, aunque sea muy humilde, y marcarse unos objetivos muy simples.

En primer lugar el diseño de la “Diana“, pensar en que queremos enfocar nuestro negocio hacia un pequeño liderazgo de zona, de producto, o ser un negocio en el que prima la excelente relación y servicio post-venta con el cliente o, por qué no, ser un comercio en el que la variable Precio resulta clave, sin perder la calidad hacia nuestros clientes y salvaguardando el margen suficiente como para poder acometer otros objetivos adyacentes. El mensaje principal que subyace en este párrafo es que puede resultar interesante no ya definir una misión y una visión como en las grandes corporaciones, sino marcar una forma de ser competitivo ante nuestro mercado…. si queremos hacer algo más que sobrevivir, debemos considerarlo.

captura-de-pantalla-2014-04-22-a-las-11-59-09

captura-de-pantalla-2014-04-22-a-las-11-56-53

Una vez clara la forma de competir que desearíamos… sería interesante marcarse algunas líneas estratégicas clave dentro del Modelo del Balanced Scorecard que en ocasiones hemos apuntado… por ejemplo para una Pyme bien cabría la ya “clásica” combinación entre CRECIMIENTO y PRODUCTIVIDAD…. sin perder de vista algunas otras como la INTERNACIONALIZACIÓN o la de E-COMMERCE. Recordamos que una Línea estratégica sería el parámetro que me ayuda a definir ¿Cómo debemos aportar valor en la Empresa?.

Por otra parte sería bueno hacer una pequeña reflexión de ¿Cómo estamos y Cómo somos como organización?… para ello podemos llevar a cabo un simple análisis DAFO y su correlativo análisis CAME, el cuál nos ayudará bastante a definir algunos de los Objetivos Estratégicos que, finalmente, ubiquemos en el Mapa Estratégico.

captura-de-pantalla-2014-04-22-a-las-12-29-13

Una vez que tengamos definido el mapa estratégico de nuestra empresa, sería bueno trasladar los elementos a una simple hoja de cálculo, en la que ir controlando una serie de parámetros que comentaremos más adelante.

captura-de-pantalla-2014-04-22-a-las-12-36-04

Lo ideal es partir de un simple cuadrante con los objetivos estratégicos, indicando la perspectiva estratégica a la que pertenece, el indicador o indicadores necesarios para su seguimiento y control, las metas en cada caso para su gestión, las iniciativas estratégicasnecesarias para dar impulso a la estrategia definida en el mapa, así como los indicadores de cumplimiento y seguimiento de las iniciativas, sus responsables y períodos de revisión.

Para cada Objetivo e Iniciativa, recomiendo la configuración de una “Ficha” de controldirecto, para llevar a cabo un análisis exhaustivo de las mismas.

1

2

¿Eres médico? Te ayudamos a posicionarte en Google con tu especialidad médica

Posicionamiento en Google

¿De qué sirve ser un magnífico profesional en el ámbito médico, si luego no apareces en los buscadores? En la actualidad, y aunque el trabajo bien hecho y el boca a boca siguen siendo la base para que nuestro negocio funcione, aparecer en la primera página de los buscadores es fundamental si queremos amplificar nuestro trabajo y ampliar nuestra cartera de clientes.

De hecho, aparecer en los primeros puestos en las búsquedas es la clave para seguir creciendo y lograr que nuestra web esté bien posicionada para obtener más tráfico y lograr así un mayor rendimiento, traducido en más clientes.  Un objetivo que parece imposible, teniendo en cuenta la tremenda competencia que hay en estos momentos en la red, pero que es posible gracias al equipo de profesionales que trabajamos en Acertius.

Patologo Zaragoza

Porque en Acertius te ofrecemos aparecer en los primeros puestos de tu especialidad, adquiriendo un dominio propio y diseñando una web ‘amigable’ para Google, posicionándote de esta manera en los primeros puestos de tu especialidad.  Nuestro listado de clientes sigue aumentando gracias al éxito de nuestro trabajo, con profesionales como el Dr. Joaquín Navarro,  o el Dr. Azúa.

Si quieres más información, puedes acceder a nuestra web Especialidades Médicas Zaragoza, o llamar a los teléfonos 600.75.12.89 o 620.41.00.14.